El Chapulín morado y la mini serie del Congreso

imagen
EL AUTOR es promotor de inversiones y negocios. Reside en Suiza.

Popularmente la gente dice que: “El que se va a casar y el que se va a joder no cogen consejo”.

¿Cómo es posible que los diputados de la facción de Leonel provoquen y produzcan un show, como si fuera una película, para llamar la atención de los medios y tratar de desacreditar el proceso legítimo del Congreso y de los congresistas ante lo que para muchos podría ser un evento inminente. Es decir, la reforma de la constitución?.

El primer capítulo fue desafiar a policías y tropas conjuntas para provocar un incidente y ser noticia. Poniéndose en la posición de víctimas.

Es tanto así que al detonar la bomba lacrimógena (que debió ser una bomba vomitiva en vez de lacrimógena) de repente aparece en la escena el diputado blandengue, que se parece a Juan Luis Guerra, en una silla de ruedas, siendo llevado a una clínica en la avenida Independencia. Me dicen que el diputado «titi-witi” a sabiendas de su condición asmática, después de detonada la bomba, se acercó de manera deliberada al punto donde había estallado la lacrimógena, lo cual es una evidencia de que todo fue una producción actuada con la intención de hacer un gran drama cinematografico.

Aquí el show genial fue el efecto que se crea ante los televidentes de ver al diputado, el protagonista de este capítulo, siendo llevado en silla de ruedas —¿y de donde salió la silla de ruedas? —. Ahhhh, pero la cosa no termina ahí.

El actor se echó varios días en cuidado intensivo, y como era de esperarse apareció “el chapulín morado” a sacarse su foto, previa convocatoria de los medios afines, para declarar dos o tres de sus fruslerías, con el propósito de sacarle las lágrimas a los ignorantes telespectadores que seguían el drama, que fue magistralmente producido por un Think-Tank ubicado en la Esperilla.

Ante el sainete, los presidentes de ambas cámaras llaman a rueda de prensa e ilustran a la población sobre las verdaderas intenciones de los desaforados, en el sentido de que pretendían asaltar el congreso para generar un gran caos nacional, según los informes de inteligencia —y que nosotros humildemente denunciamos con antelación, en este medio, en nuestro artículo titulado “Una estrategia Diabólica: Una nueva crisis, ahora contra Danilo” d/f 22.06.19 en el sentido de que ellos tenían el propósito de quemar el congreso si se presentaba la reforma—.

Inmediatamente, el Presidente del Senado comienza una labor de intermediación entre el cabecilla, “El Chapulín Morado” el defensor dizque de la Constitución, quien ordenó, de manera irresponsable dicho desorden,  y el presidente de la República —teniendo este último que sacar tiempo de su apretada agenda y distraerse para escuchar las lágrimas de Leonel, en vez de continuar su arduo trabajo para mantener el país al ritmo de crecimiento que trae—.

La respuesta del presidente Medina fue la respuesta de un verdadero demócrata: “Yo haré lo que diga el Comité Político y el Comité Central de mi partido».

Al no recibir una respuesta satisfactoria al chantaje del Chapulín Morado, ya están produciendo el siguiente capítulo de esta mini-serie que podemos catalogar como una “TRAGICOMEDIA” tratando de continuar con la generación del caos y la anarquía, como su única arma, pues mayoría no tienen:

(1) Llevaron un infeliz muerto de hambre para que se encadene en los alrededores del Congreso.

(2) Pero lo más ridículo y hasta de muy mal gusto ha sido la contratación de cientos de motoristas, entre ellos haitianos, para ir a calibrar y disque a protestar en defensa de la constitución.

El presidente “Lío-nel” Fernández no se ha dado cuenta de que por cada acción errónea y/o fallida que realiza, porque se la descodificamos  la descubrimos, y se la publicamos, baja de 2 a 5 puntos en su popularidad. Y que cuando el presidente Medina haga lo que diga el CP y el CC del PLD, Lío-nel recibirá una derrota humillante y aplastante debido a su falta de inteligencia (emocional).

Bien lo decía el presidente Medina: “Hay dos tipos de políticos, los de mecha corta y los de mecha larga”. El presidente Medina dijo de cuál tipo era y todo este show tragicómico pone en evidencia el tipo de político que es Lío-nel.

Si Lío-nel fuera inteligente estaría siendo un poco más parco. Y tendría una actitud más colaborativa, en vez de tratar de engañar a los dominicanos con su show y las payasería de diputados incautos, quienes no se han dado cuenta de que su estupidez política los pondrá fuera del juego en la próxima contienda electoral.

Todos han sido descubiertos y desde ya, si continúan con su juego estúpido, se pueden despedir de la política. Ojalá Lío-nel les haya dado suficientes recursos económicos pues lo necesitarán en un futuro no muy lejano.

LAS TORPEZAS DE “A-DI-BI-NA-DER” ANTE LA LUCHA INTERNA DEL PLD

A nuestro entender, y no solamente el mío, como veremos, Adibinader es el político más torpe de esta galaxia.

Salgámonos por un momento de este juego entre un jugador profesional, Medina, y unos cuantos amateurs de la política dominicana. Entre los amateurs obviamente están Lionel y Adibinader. No lo digo yo, lo dice una experimentada política, la Senadora Mateo de Dajabón, quien fuera una aguerrida sostenedora de Lío-nel hasta el 2016. Ella declaró en una sesión reciente del congreso: “Leonel fue presidente 3 veces, pero de política no aprendió nada”.

Para ilustrar mejor la torpeza de Luis, y guardando la diferencia entre los actores, sería bueno realizar un análisis paralelo entre la geopolítica con la política local:

Todos sabemos de la situación geopolítica entre USA y China y principalmente entre sus lideres, el presidente Xi y Donald Trump, para mantener el actual orden mundial, dirigido por la principal economía del mundo. Y amenazada por la segunda economía más grande, es decir China.

Vimos cómo USA y el presidente Trump fueron de frente en su avanzada, fueron por los lados (reforzando relaciones con las Coreas y Japón) y hasta por la retaguardia. Vimos las trabas comerciales, vimos los ataques corporativos a empresas chinas, como HUAWEI, etcétera.

Recientemente en el G20, hemos visto el desenlace. Se declaró una especie de tregua. Huawei puede operar, etcétera.

De ese proceso geo-económico, porque al final es sólo eso, quién controlará la economía mundial, podemos sacar varios aprendizajes, que no vamos a analizar ahora, pues el propósito es simplemente hacer un paralelo ilustrativo:

¿Qué otra economía se podía meter por voluntad propia en esa guerra entre gigantes? —Tal vez solo la Unión Europea, es decir todos los países juntos, y no se metió, que todos sumados, los 28, llegan a un PIB de US$ 19 trillones de dólares, muy similar a USA—.

Individualmente ningún otro país podía meterse a pescar en río revuelto sin correr el riesgo de quebrarse las costillas y las extremidades.

Para mí lo interesante no fue sólo ver, y analizar cómo juega cada uno de los jugadores enfrentados entre sí. Sino como actuaban y como se correlacionaban las fuerzas hacia un lado y el otro.

En ese sentido una declaración brillante fue la del muy carismático presidente Vladimir Putin, el único verdadero líder de Rusia: “Cuando dos tigres se enfrentan, lo único que puede hacer el mono es esperar a ver quien queda vivo”.

Volviendo al patio, y modificando un poco la afirmación anterior, cuando un León y un Tigre se enfrentan, en el congreso o donde sea ¿Qué deben hacer los monos? —Yo diría que deberían aprovechar para salir a buscar sus bananas, cogerlas y comérsela—

Pero “el mico” de Adibinader, queriendo hacerse el gracioso, ha decidido ponerse del lado del León, corriendo el riesgo de que se le pegue un garrazo, en vez de estarse quieto, sin realizar sus torpes declaraciones y sin que los suyos estén simulando seguir la misma chercha y el mismo drama.

Ya verán lo que les pasará por su torpe y estúpido manejo de la política.

CONCLUSION

Todo esto es bueno que suceda, pues estos “amateurs” ya para los próximos procesos quedarán fuera del juego político. Y los habrá sacado la propia ignorancia.

Definitivamente hay gente enganchada a la política que como dice mi madre “Non capisce un tubo”.

Obviamente después de analizar estos eventos, el perfil psicológico y el ego de algunos, uno termina de entender la razón por la cual nos ha costado tanto crecer y desarrollar este país —Y ahora que estamos en el camino hay que impedirlo a todo costo—. ¿Será la envidia entre los políticos? o ¿Será su ignorancia e incapacidad de ver más allá y pensar en el bien común de todos los dominicanos?

Nadie salvo el Ing. Miguel Vargas, entiende la palabra “COOPERACIÓN” y todos mal entienden la frase “PONERSE DE ACUERDO” para el bien del país.

Si es que todos quieren ser gobierno al mismo tiempo, pues aprovechemos una nueva reforma constitucional y cambiemos el sistema de gobierno de presidencial a semi-presidencial o a parlamentario, así las conspiraciones se pueden hacer a un menor costo para el país y hacer caer el gobierno con más frecuencia y con una simple moción de desconfianza.

Lo único de esta propuesta es que, con el nivel de ignorancia y consciencia política actual, similar a la de un mime, o siendo más considerado, a la de una gallina o a la de un pavo, la oposición llevaría las de perder —léase sobre “inductive reasoning” y “problems of inductive reasoning” y especialmente a Bertrand Russell, ilustrando el escepticismo de David Hume—.

Hace un tiempo propuse la figura de “Senador a Vida” para los expresidentes. Si me hubiesen hecho caso, ya nos habríamos librado de gente muy ambiciosa, que solo piensa en sus privilegios, que desea volver por cuarta vez y quien sabe si hasta mientras vida tenga. Claro que en esa oportunidad lo dije para que el país pueda aprovechar la experiencia de estado que tiene por ejemplo el expresidente Hipólito Mejía.

Pero en vez de pensar en el bienestar de todos, algunos prefieren hacerle daño al país, atacando el dólar, el turismo, la inversión extranjera para crear una crisis diabólica con tal de volver al poder con la misma camarilla, y el mismo grupo de corruptos tan solo para cobrar venganza.

Lío-nel, el chapulín morado, nos cree tan ingenuos, al punto de creerse que con sus chapulinerías, como quitarse los bozos y patrocinar caos y anarquía, para luego salir a “defendernos” es suficiente para volver al poder.

La mini serie del Congreso, el caos y la anarquía montada, más la campaña contra el país, todos estos días, con el propósito de que apareciera el “Chapulín Morado” a defender la constitución y no así los ataques al país; Ha sido un show muy mal intencionado y de muy mal gusto.

Como dije antes “Lío-nel” ya se guayó y no se ha dado cuenta.

¡Hasta la próxima entrega!

 

 

ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.


UNETE A LA CONVERSACION

0 Comentarios
Click para o Crear tu cuenta para poder comentar
Publicar Comentario
Escriba un maximo de 400 caracteres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *