OPINION: ¿Cómo definir a Miguel Vargas Maldonado?

imagen
EL AUTOR es educador. Reside en Villa Vasquez

Miguel Vargas Maldonado en principio mostró un comportamiento larvado para dejar ocultas sus intenciones y ambiciones desmedidas. Configuró bajo las narices del liderazgo perredeista (hoy PRM) un conciliábulo con la única finalidad de engrosar sus riquezas personales y reducir al ámbito empresarial una parcela partidaria, que una vez fue el símbolo de la lucha democrática en República Dominicana.

Desde lo pactado con Leonel Fernández en el 2010 (el pacto de las corbatas azules) se iniciaron una serie de negociaciones económicas y políticas tendentes a lograr su objetivo. Su nombre (el de Miguel) bailar y se escucha en los más escandalosos casos de corrupción (Odebrecht, Tres Brazos, Banco Peravia) pero lo peor es o son las matemáticas que no resisten un análisis riguroso.

Fue raudo el debacle del PRD. Los que hoy simpatizan con Miguel (ligados a la nómina pública, en específico a la cancillería u otras instituciones que les fueron entregadas) no pueden explicar el ¿liderazgo? más curioso del mundo. En el año 2012 el PRD logró conquistar el sufragio por una cantidad de 2,147,000 votos (aproximadamente) y tan sólo cuatro años después, o sea en el 2016, sólo obtiene 280,000 votos (aproximadamente). ¿Puede alguien explicar cómo un líder reduce a la insignificancia electoral un partido gigantesco?

Actualmente Miguel es edípico hacia el dinero. Para ello solo hay que revisar el incremento de su fortuna (a partir del año 2010, cuando pactó con Leonel y luego con Danilo). Se ha denunciado hasta la saciedad  los contratos y dinero entregado a título de ¿prestamos? al presidente del PRD y la forma de pagos de éstos.

Como emperador del PRD Miguel tiene su lábaro, el cual ya se le dictaminó en el tribunal ciudadano: ambición y traición. Su vaho es asqueroso pero heroico.  Llevó a cabo una hazaña que ni el propio Balaguer – con todo su poder y peso político de la época- pudo lograr destruir al histórico PRD. El gran partido de masas no cuenta (según las encuestas que siempre tomamos como referencias) con un 3% del electorado.

Lo que significa que bajo el ¿liderazgo? de Miguel Vargas el PRD pasó de tener un 47% a tener un baja de un 44%, en menos de 7 años. Por desgracia la vigencia del ordenamiento electoral actual permitió que Miguelito continuara manejando cientos de millones de pesos (unos tres mil millones (aproximadamente) en la totalidad de su gestión) fruto de que como rebasó el 5% sigue siendo un partido ¿mayoritario?

Éste flujo de recursos le debería permitir tener locales, bien condicionados en todo el país, sin embargo no los tiene. No hay una escuela de formación política, la cual nunca dejó de funcionar mientras estuvo vivo Peña. En síntesis solo hay una forma (según mi parecer) para definir a Miguel Vargas Maldonado: lo peor que le ha pasado al PRD.

¿Y  Usted como lo define?

Comparte: