OPINION: Bonos (deuda)

Las autoridades gubernamentales de la República Dominicana vuelven nueva vez a los mercados de capitales con el propósito de intentar colocar más bonos o instrumentos de deuda a largo plazo, que conforme lo estipulado en el Presupuesto General del Estado del presente año 2018 se contempla emisiones de bonos externos por RD$105,357 millones y bonos locales por RD$70,000 millones.

Las partidas anteriores forman parte de los RD$213,678.3 millones que necesitará el Gobierno Dominicano para financiar el déficit presupuestal del 2018 equivalente a 2.2% del Producto Interno Bruto (PIB).

Para tal propósito el Gobierno Dominicano analiza las condiciones económica y financiera de los mercados de capitales para realizar una emisión de bonos en dolares y pesos dominicanos.

Los bonos emitidos por los gobiernos a través de los ministerios de hacienda o el tesoro, conocidos como soberanos pagan con regularidad intereses semestrales.

Estos bonos se emiten conforme la calificación de riesgo-país otorgada por las agencias calificadoras de riesgo entre las más conocidas se mencionan: Standard and Poor”s, Moody’s, Fitch Ratings, entre otras.

Esta calificación se expresa a través de un indicador de riesgo-país conocido como Emergin Market Bond Index (EMBI) creado por la firma de servicios financieros JP Morgan siendo uno de los puntos de referencia más amplios de deuda emitida en dolares en los mercados emergentes.

El EMBI Global es un índice ponderado de capitalización del mercado tradicional. Este índice incluye bonos Brady denominados en dólares, Eurobonos y préstamos transables emitidos por entidades soberanas y cuasi-soberanas con un valor facial o a la par de al menos US$500 millones.

El EMBI para la República Dominicana mide el margen entre los bonos soberanos emitidos en dólares por el Gobierno Dominicano sobre los bonos emitidos por el Tesoro Norteamericano.

Al 1ero de febrero de 2018 conforme el EMBI la República Dominicana presenta un margen de unos 255 puntos básicos y rendimientos a vencimiento al año 2021 de 3.4% y al año 2044 de 6.0%, mientras el rendimiento de los instrumentos de deuda a largo plazo del Ministerio de Hacienda del país se coloca en promedio en un 6%.

No es un secreto que la economía global ha experimentado una mejoría significativa al extremo de que el Fondo Monetario Internacional (FMI) pronostica para el concierto de naciones que forma parte de dicho  organismo internacional, un crecimiento del 3.2% y se espera que los Estados Unidos continúen acelerando su ritmo de expansión, reforzado por el estímulo de la reforma fiscal, en un 2.5% para el 2018.

Lo anterior acompañará mejoría en el consumo y la inversión lo que presionará los precios o inflación que contrarrestarán con aumentos en los tipos de interés que regularmente hacen más costoso el dinero o  capitales.

Esto está sucediendo en los Estados Unidos, donde la Reserva Federal (Fed) o Banco Central de los EE.UU. contempla aumentar la tasa de interés de política monetaria por lo menos tres veces este año hasta llevarla a un 2.5%, a pesar de que recientemente mantuvo la misma en 1.50%

De lo anterior  se colige que el costo de la deuda en dólares aumentará a pesar de que la moneda estadounidense se ha debilitado estratégicamente ante el Euro, el Yuan chino, el Yen Japonés y otras divisas, con el propósito de disminuir su déficit comercial al hacer más atractivas y competitivas sus exportaciones.

Lo anterior originó en la última reunión del Foro Económico Mundial en Davos, Suiza, que las naciones de Europa, específicamente las de la Zona Euro, hayan amenazado a los Estados Unidos con declararles una guerra de divisas, debido a su política proteccionista que hoy enarbolan en contra de la globalización de la economía.

De este breve análisis sobre el comportamiento económico y financiero global se desprende que lo más atinado para el país es que se proceda a negociar el total de los bonos globales a emitirse en el presente año en el tiempo más breve posible a los fines de acogerse a las tasas bajas que hoy prevalecen en los mercados.

Esto así ya que la Fed continuará disminuyendo los estímulos monetarios al ir comprando menos bonos corporativos y de paso aumentar la tasa de política monetaria debido a las presiones inflacionarias que origina la disminución de la tasa de desempleo que hoy se encuentra en un 4.1% en ese país del Norteamérica.

felix.felixsantana.santanagarc@gmail.com

JPM

¡Comparte esta noticia!
0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
1 Comment
Nuevos
Viejos Mas votados
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios
aalinareyes
aalinareyes
4 Años hace

La economia crece! Ese es el aleluya de los Comesolos. Y mientras tanto, sigue el maraton de prestamos.