OPINION: Altas y bajas de la diáspora

imagen
El autor es periodista. Reside en Nueva York.

 Aunque en un artículo anterior nos referimos a la olvidada diáspora, aún con esa definición que en sus orígenes es discriminatorio y despectivo aunque por su uso ya es aceptada; realmente somos un segmento que oscila según los beneficios de coyunturas políticas y electorales de República Dominicana. 

 Tenemos nuestras altas y bajas. Hoy, los dominicanos en el exterior estamos de moda; la inconsciencia político-partidaria del sistema requiere de nuestro voto para las elecciones presidenciales y congresuales del próximo cinco de julio. 

 Conscientes de que los gobiernos dominicanos, por razones obvias, nunca son favorecidos de forma mayoritaria con nuestro voto, los que plantearon hacer del país un “Nueva York chiquito” sólo fue un sainete populista; se concentraron en la capital y en un grupito de sus adláteres, entre otros, hoy, demandan de nuestro aporte al sufragio. 

 Desde ya, se publican informaciones un tanto retorcidas cuyo objetivo es dar la impresión de que esos opositores crecen en Nueva York, con el interés de negociar cargos electivos desde la catapulta de una segunda vuelta electoral. 

 Por demás está señalar que ninguno de nuestros gobiernos en República Dominicana, incluyendo el de ahora, se ha ocupado de disminuir los precios de los servicios consulares; los diputados de ultramar son  disfuncionales y, por si fuera poco, por pura politiquería se han colocado en cargos consulares y diplomáticos, a amanuenses e incapacitados que ocupan posiciones para las que no califican. 

 Pero de otro lado, con todo y las encontradas opiniones que se han suscitado con relación al voto en el exterior, contrario a lo que han dicho congresistas neoyorquinos así como políticos de la República Dominicana de que en Nueva York hay 250 mil votantes, según un informe de la Junta Central Electoral (JCE) en esta urbe sólo hay 197,063 personas con derecho al voto. 

 Ahora se presenta el inconveniente de que hoy, (miércoles 20), ciudadanos neoyorquinos recibieron una correspondencia enviada por el gobernador Mario Cuomo, que entre otras decisiones, agrega: “a todos los votantes elegibles para las elecciones primarias, solicitar una papeleta de voto ausente para las Elecciones Primarias del 23 de junio de 2020, para ayudar a prevenir la propagación comunitaria del COVID-19”. 

 Obviamente esto significa que la JCE tendría que ceñirse a la modalidad  del voto por correo y no al presencial, en esta urbe. Y al respecto se prevé que las autoridades electorales no pueden imponer otro tipo de votación en territorio neoyorquino. Esto significa que no basta con los discursos para que se vote en el exterior. Y ya esto no es problema de la burlada y mal llamada diáspora.

JPM/of-am

¡Comparte esta noticia!
2 Comentarios
0 Respuesta
0 Seguidores
 
Mas relevantes
Mas populares
2 Comentar autores
  Suscribir  
Nuevos Viejos Mas votados
Notificar a
Fernando A. De León, Manhattan, New York.

Siquiatrda, tienes razón tengo resintimientos, si no fuera así no tuviera nada de vergüenza. Si, hace mucho estoy de remate de vergüenza. Los que nos mantenemos al margen del oportunismo y abogamos por lo mejor para nuesta gente, estamos locos. Los arribistas, oportunistas y otros políticos que quieren repetir en el poder, tanto aquí como allá, son los que tienen la razón; se correponden con nuestra anomia. Estoy de siquiatra, si porque no se me ve en parte en Nueva York coquieteando con los oportunistas. Parece que hay que esta loco para no buscárselas.

El PSIQUIATRA

Mi diagnostico. Fernando escribe con resentimientos, hay que hacerle una evaluación psiquiatrica. El odio lo matara