Actos de profanación repudiables 

imagen
EL AUTOR es abogado. Reside en Santo Domingo.

Sustituir el Escudo Nacional en documentos impresos o imágenes, por la campanilla del Palacio Nacional, como está sucediendo en la República Dominicana, constituye una violación a los artículos, 30,31 y 32 de la Constitución de la República, así como al artículo 26 de la Ley 210-19, sobre uso de la bandera nacional o símbolos patrios.  

Del mismo modo la sustitución del Escudo Nacional, por la copa o campana del Edificio del Palacio Nacional, entraría en contradicción con el artículo 31, parrafo3, de la Ley 140-15, sobre el uso obligado del escudo nacional en los sellos de los notarios, entre otras legislaciones y que las autoridades están en la obligación de respetar. 

La profanación o incorporación de un nuevo símbolo patrio, no previsto en la Constitución o la Ley 210-19, se puede comprobar en la página institucional de la Ministerio de la Presidencia de la República, en la parte inferior de los Decretos y en varias páginas y hojas timbradas de instituciones públicas, en las cuales el Escudo Nacional ha sido expulsado de la papelería e imágenes institucionales. 

Las tradiciones y costumbres, ante y después del Tratado de Westfalia en 1648, han configurados las simbologías del poder, en los usos de los responsables de los Estados, gobiernos, monarquías, mandos, etc., los cuales se representan en Bandera, Escudo, Banda presidencial, corona, código de vestimenta profesional, ceremoniales, medallas, protocolos, efigies, estatuas, fotos, pinturas, colores, logos, medios de transportes, entre otros, que son referentes del poder en cualquier modelo o sistema jurídico, político, religioso, económico, familiar, califato, dinastía, etc. 

Ese conjunto de atributos constituyen paradigmas o referencias de la humanidad, los cuales irradian diferentes culturas, o modelo político o actividad profesional,  independientemente que se llamen despacho, trono, tribuna, curul, escaño, altar, silla, estrado, púlpito, medios de transporte, precedencias, los cuales contribuyen a la imagen, proyección, seguridad y ceremonial institucional de un país, Estado, Reino, instituciones, empresa, familias, entre otros. 

Similar al Estado sucede en la mayoría de las empresas medianamente organizadas, familias, instituciones privadas, profesiones y hasta en los grupos no convencionales, donde existen códigos e imágenes institucionales integradas en los valores, visiones y misiones, que representan mando, poder o direccionamiento y que envían una señal de  respeto relacionada a quienes representan o representaron la máxima autoridad o poder  de manera permanente o en un momento determinado. 

De igual modo sucede en cualquier familia, empresa, entidad, pública o privada, donde se conservan y respetan las fotos, memorias, marcos referenciales de quienes se han ido o aportaron en el desarrollo de las mismas, pues estos constituyen las huellas o referentes de la humanidad, por lo que conservarlo constituye una gratitud o aporte a las pasadas y nuevas generaciones. 

Desconocer o reemplazar el marco referencial y tradicional en un país, como es el Escudo Nacional, las fotos, las memorias, los símbolos, el título académico, de quienes están o antecedieron en una gestión determinada, solo sirve para montarse en una corriente populista, simplista, informalista y sin contenido, que aboga por la desaparición de los antepasados y solo valorar el presente, no reconociendo la impronta del pasado o las evidencias hacia el porvenir, pervirtiendo o prostituyendo el recto ordenamiento de la sociedad.  

Desde mi perspectiva, agregar otro símbolo de identidad, como la cúpula del Palacio Nacional, en menosprecio del Escudo oficial del Estado Dominicano, o colocar una bandera distinta en los despachos e institución, así como en la papelería o documentos públicos, constituye una desviación de los altos fines del Estado, que en nada contribuye a fortalecer los valores referenciales de la pasada, presente y futuras generaciones y nos encamina hacia la desconstrucción de nuestra identidad y nacionalidad. 

En esa misma dirección se encamina omitir la colocación del título académico, junto al nombre del ciudadano o funcionario, lo cual envía una señal equivocada al resto de la población, que viola el enfoque de discriminación positiva, permitida por la Constitución en favor de quienes han realizado esfuerzos intelectuales para cultivar virtudes, talentos e intelecto, como prevé la propia constitución en el artículo 39 y, además, vulnera el artículo 23 de la Ley 139-01, de Educación Superior Ciencia y Tecnología. 

Si lograr, poseer y exhibir un título académico puede ofender o avergonzar, o si esto constituye un pecado, lo correcto sería desmontar el Sistema de Educación Superior y desestimular los estudios superiores y profesionales, para igualar los ciudadanos hacia abajo, lo cual sería un absurdo social, violatorio del principio de equidad. 

En el caso específico de la República Dominicana está en desarrollo una ola de adulteraciones, prostituciones,  perversiones a la Constitución, la ley,  identidades  tradiciones y costumbres, lo cual se evidencia en la sustitución del Escudo Nacional, por la cúpula o campana del Palacio Nacional, lo cual queda reforzado en el desconocimiento de aplicar los títulos académicos junto a los nombres de los funcionarios, títulos que son el resultados del desarrollo de las virtudes y talento, previsto en el artículo 39 de la Constitución y el artículo 23 de la Ley 139-01, de Educación Superior, Ciencia y Tecnología, entre otras. 

Fenómenos globalizantes como el simplismo, facilismo, el ultra liberalismo, el delirio del cambio y otras corrientes de opiniones vacías, generadora del populismo a ultranza, nos pueden conducir a una perversión generalizada del Estado, las instituciones, la familia, la identidad nacional, por lo que exigir respeto hacia la constitución, el cumplimiento de las leyes y tradiciones sanas, en sus aspectos sustantivos, debe constituir una defensa esencial por parte del gobierno y de los gobernados. 

El Escudo Nacional, la bandera y el himno nacional, son los tres símbolos patrios más relevantes de la nación dominicana, que deben ser mantenidos en toda oficina, despacho, edificios y lugares públicos, por lo que sustituirlos por la campana del Palacio Nacional, o colocar otro tipo de bandera, constituyen actos de profanación repudiables por ser contrario a la Constitución. 

nerisabreu2006@hotmail.com

JPM

ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
42votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
18 Comments
Nuevos
ViejosMas votados
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios
Diogenes jimenez
Diogenes jimenez
1 Año hace

Preparémonos para enfrentar al gobierno y de paso a los enemigos de la dominicanidad.
Hasta que el dominicano no se levante en batalla y enfrentar al gobiernucho de Abinader, quien esta haciendo sin tapujo en favor dew organismos internacionales y sin tomar en cuenta la ultima palabra que le corresponde al dominicano.
Vamos a pelear en contra de este maldito gobinierno de marra.

Anderson Casado
Anderson Casado
1 Año hace

¿Cual es el interes de desaparecer el escudo nacional ?
¿Detras de que estan haciendo esto los enemigos de la patria e ignorantes de la historia nacional?

Sera que estan pensando destruir la patria nuestra y crear una nueva, Eso no lo sabemos, Sin embargo seguiremos muy atentos a las actuaciones de aquellos que deseean borrar nuestra identidad y seguiremos en pie de lucha a favor de nuestra identidad.

ASURBANIPAL
ASURBANIPAL
1 Año hace

EN QUE PRESTAMO SE COMPROMETIO EL GOBIERNO DOMINICANO SEMEJANTE DESATINO .LA FUNESTA REVOLUCION CULTURAL CHINA DONDE SE COMIO HASTA CARNE HUMANA CON TAL DE DESAPARECER TODO RESTO DE MORAL Y PREJUICIO.ESTA ICONOCLASIA DEL SOCIALISMO DEL SIGLO 21 CONTINUA A SUS ANCHAS POR DIOS NADIE TIENE DERECHO A IMPONERME SU MANERA DE PENSAR.

RAKACHIVA
RAKACHIVA
1 Año hace

abinader eliminó la bandera dominicana y el escudo de los documentos oficiales, y puso un logo con el palacio nacional de Haití.
Ese turco es otro traidor fusionista.
A los dominicanos está bueno que le pase…¡Sigan ahí votando por izquierdistas!…que se los va a llevar el diablo a todos

Butifar comillas
Butifar comillas
1 Año hace

Y pronto por la bandera Haitiana, vamonos preparando.

Yaque del Norte
Yaque del Norte
1 Año hace

Coooooño, esto se jodio !!!!

Lucas
Lucas
1 Año hace

Se criticó mucho que danilo intentó quitar el escudo, pero abinader ya borró escudo, bandera, y todo…los documentos oficiales de este gobierno parecen emitidos por una casa de familia, porque no tienen ningún símbolo de la República Dominicana. Solo tienen la silueta de una cúpula.
abinader es otro vil traidor

ROBERTO T
ROBERTO T
Responder a  Lucas
1 Año hace

Los documentos de este gobierno del turco traidor solo tienen una cúpula, que no se sabe si es el domo de una mezquita musulmana, o del capitolio de los Estados Unidos.
No se puede entregar el gobierno a ningún partdo que pertenezca al comunistoide foro de sao paulo, porque son enemigos de la Patria Dominicana, quieren haitianizarnos

Última edición 1 Año hace by ROBERTO T
ELPATRIOTADOMINICANO
ELPATRIOTADOMINICANO
1 Año hace

LOS TRAIDORES QUE ESTAN LLEVANDO AL PAIS A UNA CONFRONTACIÓN RACIAL, QUE SEPAN QUE SI ESTO SUCEDE, QUE NO HABRA PAZ PARA ELLOS Y SUS FAMILIAS, PORQUE ALENTAR, PROTEGER UNA INVACION, EN CONTRA DEL PUEBLO DOMINICANO, TRAERÁ TARDE O TEMPRANO PELEAS Y TALVEZ MUERTES, QUE NO PODRAN SER BORRADAS CON DISCULPAS.
COSECHARAN LO QUE ESTAN SEMBRANDO..
ESTA PATRIA, ESTE PEDASITO DE TIERRA LE COSTO MUCHA SANGRE Y MUERTE AL PUEBLO DOMINICANO..

Última edición 1 Año hace by ELPATRIOTADOMINICANO
Wrecking ball
Wrecking ball
Responder a  ELPATRIOTADOMINICANO
1 Año hace

Ya verás esas gentes,(salvó dos o tres valientes),salir huyendo a esconderse cuando suene el primer tiro,muchos ya tienen sus mansiones y su dineros fuera del país,y sus hijos estudiando con becas y botellas en el extranjero.

Lucas
Lucas
1 Año hace

¡EXCELENTE ARTÍCULO!

Ernesto
Ernesto
1 Año hace

El turco traidor abinader es cómplice de la prostituta izquierda-progre y está maniobrando para destruir el País.
Pretende regalar nacionalidad al vapor a todo el haitiano que ande por la calle y también a los que están en Haití, ya el traidorazo abinader mandó borrar bandera y escudo de los documentos oficiales

Freddy
Freddy
1 Año hace

Desgraciadamente los comunistas y traidores a la patria estan haciendo todo lo posible para sacar del escudo la biblia y todo lo que tenga que ver con Dios,porque son satanicos,mas luego pondran los simbolos de Haiti,etc,pero NO hay gobierno ni autoridad que silva,todos son una partidas de corruptos mal nacidos.

Jose
Jose
1 Año hace

A mi entender, lo quieren sustituir por sacar la biblia del escudo nacional

El verdugo
El verdugo
1 Año hace

100% de acuerdo

Francisco Alvarez
Francisco Alvarez
1 Año hace

Excelente comentario.

Abogada Rosa Elena Castillo Roman
Abogada Rosa Elena Castillo Roman
1 Año hace

Completamente de acuerdo. Hay que enderezar entuertos, comencemos por ahi.

El ambientalista
El ambientalista
1 Año hace

Estoy muy de acuerdo con usted magistrado