Omisión inaceptable

 
Así como es inaceptable el que una mole empresarial expolie las riquezas de la población dominicana, aunque parezca un asunto intrascendente; tampoco es aceptable que el presidente Danilo Medina, ante uno y otro asesinato, ofrezca condolencias a los deudos de familias de clase media o alta, y soslaye ese deber para con otros de a pie.
 
Es un yerro garrafal el que en estos momentos, con el gobierno en ascuas, Medina, diligentemente, haya expresado su pesar al esposo y los familiares de Delcy Miguelina Yapor, mientras obvia las condolencias a los parientes de Jacqueline De La Cruz. Y en este capítulo, frente al pueblo llano, no importa la presión de ningún sector.
 
Esta observación parecería un detalle insignificante; pero no es así. Sobre todo en la actual coyuntura política. Además, a pesar de que la señora Yapor fue asesinada involuntariamente por el ex raso de la Fuerza Aérea Dominicana (FAD), lo que es lamentable, no se debe obviar que De La Cruz, a menos de 24 horas, fue ultimada a tiros intencionalmente.
 
Lamentando los dos sucesos por igual, es evidente que la dama Yapor, simboliza a la mujer trabajadora que transportaba niños al colegio. Pero es preciso señalar que los familiares de De La Cruz, la definieron como una obrera.
 
Las circunstancias en que la señora Yapor fue asesinada tal vez capitalizó la reacción de la población indignada. Sin embargo, los que conocemos como se corresponden los barrios en cuanto a la sicología de masas, entendemos que el mandatario no debe dejar ningún cabo suelto en torno a tragedias más o menos, similares. No debió ceñirse, exclusivamente, a manifestar pesadumbre por infausto acontecimiento que afectó a la familia de la primera.
 
Hemos seguido cada movimiento del mandatario en los casos que debe expresar felicitaciones y solidaridades diversas, y hemos observado que tiende a ser selectivo.  Esa actitud causa suspicacias. Aunque se nos informa que el mandatario es asesorado por un equipo de muy particular criterio. Si ello es así-por llamarlo de algún modo-, no están asumiendo a la correcta estrategia.
 
El presidente de los dominicanos no necesariamente debe ser un intelectual ni un dechado de virtudes; pero sí debe saber cuándo establecer la exacta sinergia, y tener mucha cautela en cuanto a sus manifestaciones; como en este sonado caso.
 
Estas omisiones provocan indignación y desesperanza. Y es muy posible que puedan prohijar resentimientos. Estas pasiones ya sabemos lo que pueden provocar en ciertos sectores sin la debida formación educativa. 
Tanto Danilo Medina como quienes manejan estos asuntos deben ser más cuidadosos porque aunque parezcan tareas sencillas; ahora mismo hay omisiones que también-para usar un término del mandatario- pueden considerarse inaceptables.
jpm
¡Comparte esta noticia!
ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
0 0 vota
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
1 Comment
Nuevos
Viejos Mas votados
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios