Nueva York, primarias y criminalidad

imagen
El autor es antropólogo. Reside en Nueva York

POR FELIX REYES

El próximo 27 de junio es la fecha en que, en la ciudad de Nueva York, se realizarán las primarias de los partidos para la selección de sus candidatos, de cara a la elección  de los integrantes del concejo municipal, a efectuarse el mes de noviembre de este año.

Debido a que el Partido Demócrata ha tenido históricamente un predominio en casi todos los condados y distritos electorales de esta ciudad, exceptuando el condado de Staten Island,  quien es escogido como candidato en las primarias de este partido regularmente resulta  vencedor en las elecciones de noviembre. En algunos distritos electorales el Partido Republicano ni siquiera inscribe candidatos. De ahí la importancia de participar en estas primarias.

Quizás por estas razones, la Junta de Financiamiento de Campañas Electorales de la Ciudad de Nueva York, como parte de su iniciativa para incentivar la participación electoral de los ciudadanos, distribuye, mediante servicio de correo, una guía del votante en la que, entre otras orientaciones, ha presentado la lista de los precandidatos que compiten en las primarias demócratas para la posición de concejal por cada distrito electoral.

Para la celebración de estas primarias, esta guía del votante presenta una novedad interesante,  consistente en la presentación de las posturas de cada aspirante frente a los principales problemas identificados por los residentes en la ciudad de Nueva York, a partir de los resultados de una encuesta realizada por la prestigiosa Universidad de Quinnipiac, en la cual los temas de la delincuencia, la inflación y la protección de la democracia ocuparon los primeros lugares.

Visto lo anterior, es pertinente que cada votante conozca la postura de cada uno de los aspirantes frente a estos temas, por lo que es recomendable que cada ciudadano revise cuidadosamente lo que propone cada candidato frente a ellos.

Uno de estos temas, la inflación, es ideal para la demagogia del político que se encuentra en la oposición, pero en el caso que nos ocupa, puesto que los factores que inciden en este problema trascienden el plano local, también es ideal para aquellos que evitan asumir posturas responsables frente a temas conflictivos. Frente a este tema se pueden hacer declaraciones generales y  hábilmente asumir la posición del político que propone “tomémonos de las manos y como hermanos celebremos todos el día de las madres”.  ¿Quién se atreve oponerse a ese tipo de propuestas?

Otra cosa es abordar el tema de la delincuencia, el incremento de la criminalidad en la ciudad de Nueva York. Frente a este problema es difícil evadir la responsabilidad de escoger entre dos opciones propuestas como solución.

Una primera opción frente al tema de la delincuencia propone soluciones integrales para proteger a los residentes de la ciudad del aumento de la delincuencia mediante el mejoramiento de las relaciones con la policía, dotándola de recursos apropiados, al tiempo que se procura introducir cambios a la ley reformada sobre fianza, la cual, al margen de razonables beneficios a delincuentes no violentos, ha sido denunciada como causante del incremento de crímenes violentos en la ciudad.

A esto se agrega no descuidar la provisión de servicios de salud mental e implementación de programas para jóvenes, como forma de que esta propuesta tenga carácter integral y que los medios de combatir el crimen no solo tengan carácter reactivo.

Frente a la opción anteriormente descrita se presenta aquella que propone la des-financiación de la policía, reduciendo el número de oficiales de la policía en las calles, para destinar esos recursos a la dotación de servicios en salud mental y educación a jóvenes, al tiempo que se deja sin modificar la ley de fianza vigente, que los hechos han mostrado no solo beneficia con libertad a quienes son acusados de cometer delitos no violentos, sino también a reincidentes en delitos  violentos.

Debe señalarse que, mientras la primera opción cuenta con el apoyo de la mayoría de los residentes en la ciudad de Nueva York, incluyendo personas sin afiliación política y de aquellos que aun estando registrados en el Partido Demócrata, no están permanentemente interesados en el acontecer político, la segunda opción cuenta con el apoyo de la mayor parte de los activistas de ese partido.

Es por ello que los candidatos que apoyan la segunda opción tienen alta probabilidad de ser los candidatos en las elecciones de noviembre y en efecto convertirse en los representantes de sus comunidades, teniendo posiciones e introduciendo iniciativas que no representan los intereses de ellas.

A esto es importante agregar que uno de los temas que desfavorecen al Partido Demócrata en sentido general es el de la seguridad pública. Sus adversarios lograron instalar en el imaginario social la percepción de que es un partido con posturas débiles frente al delito, incluyendo la propaganda de que todo el Partido Demócrata apoya la propuesta absurda de des-financiación de la policía. De hecho, debido al incremento en la ocurrencia de delitos violentos en todo el país, este es uno de los principales temas que explota el Partido Republicano en su favor.

La ciudad de Nueva York no es una excepción a lo que ocurre en todo el país, siendo esta la causa de que el Partido Republicano tuviera una participación mejor de lo esperado en las pasadas elecciones de medio tiempo, hasta el punto de que en la elección para gobernador el margen a favor de la candidata demócrata fue de solo cinco puntos, la elección más cerrada de las últimas décadas.

Todo esto expresa una tendencia favorable al Partido Republicano, uno de cuyos principales motores, debe insistirse, remite a políticas de seguridad pública, que ocasionan la pérdida  del apoyo político al partido Demócrata por parte de electores independientes e incluso de muchos que están registrados en este partido.

Todo esto contribuye a que aumenten las posibilidades de que el Partido Republicano gane terreno en la simpatía de sectores independientes e incluso de sectores que tradicionalmente han apoyado al Partido Demócrata, entre ellos los hispanos, como indican encuestas recientes.

Por lo anterior, es importante que los ciudadanos de Nueva York, en particular los que tienen inclinación hacia el Partido Demócrata, demanden a los aspirantes a concejales claridad en sus posiciones frente al tema de la delincuencia.

jpm-am

ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
6 Comments
Nuevos
Viejos Mas votados
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios
Porto san
Porto san
10 meses hace

Muy buen artículo sobre los problemas que afectan la gran ciudad y que los políticos no deben extraer ventajas sin presentar reales soluciones .

Henris Gonzalez
Henris Gonzalez
10 meses hace

En el punto. La inflación y la criminalidad son los temas más importantes para los electores.

Enemencio
Enemencio
10 meses hace

El artículo da en el punto, pero también deja ver que el autor es un demócrata asustado porque su partido está perdiendo el favor de los newyorkinos.

Abel
Abel
10 meses hace

Poca gente sabe que en esa fecha son las primarias, porque la gente no está en eso, hay un descreimiento generalizado, porque ya se sabe que propuestas no implican acciones, ademas esa encuesta solo busca polarizar las elecciones en función de «problemas» que realmente lo que buscan es poner a un lado los problemas reales como por ejemplo la crisis de opioides, en los vecindarios de minorias, como por ejemplo Washington Heights

Luois
Luois
10 meses hace

Estoy de acuerdo con la postura del articulista, máxime que esa ciudad con su cosmopolitismo debe mantener la seguridad y controlar la inflación.

Anatolio
Anatolio
10 meses hace

Tiene razón. La delincuencia, junto con la balsa de locos que andan en la calle, es el principal problema que afecta a Nueva York.