Mi experiencia con la Chikungunya

imagen

Parecería
redundante continuar hablando de esta; no obstante, todavía hay mucho por
compartir; y, aunque el Ébola le ha quitado protagonismo, continúa siendo la
epidemia No. 1 en República Dominicana.

Así
como cuando la Defensa Civil nos manda a preparar para los ciclones, Salud
Pública debería aconsejar mosquiteros, fumigaciones, y repelentes; muy aparte
de los medicamentos aconsejables para todos los dolamas que provoca la tan
propagada enfermedad; y no solo acetaminofén y líquidos.

El
Centro de prensa de la Organización Mundial de la Salud (OMS) la denomina
como la Fiebre Chikungunya y
la define como una enfermedad vírica transmitida al ser humano por mosquitos
infectados. Refiere que además de fiebre y fuertes dolores
articulares, produce otros síntomas, tales como dolores musculares,
dolores de cabeza y erupciones cutáneas; y en otros, incluso náuseas y
cansancio; porque el abanico de síntomas es enorme.

Algunos
signos clínicos de esta enfermedad son iguales a los del dengue, con el que se
puede confundir en zonas donde este es frecuente, por lo que debe tenerse en
cuenta, dado que ese otro miembro de la familia cuando pica y no se atiende con
el cuidado necesario, es mortal.

Bien dicen que como no existe
un tratamiento curativo, los esfuerzos deben centrarse en
el alivio de los síntomas. Como es natural, el Estado dominicano se ha enfocado
en lo básic Acetaminofén y mucho líquido (para los que no tienen ciertas
facilidades, entiéndase agua).

Cuando
se habla de virus y epidemias se piensa que sólo son afectados quienes viven en
promiscuidad, y sin los pocos cuidados preventivos, como no tener agua limpia
posada y en el caso de tener inconvenientes para obtener los servicios de la
CAASD, limpiar con cloro la orilla superior de los tanques donde la
almacenan.

Pero
este no es el único caso, porque si un mosquito ha picado a un enfermo y este
mismo mosquito pica a otro; sin importar lo limpio que éste su hábitat, este
enferma. Hasta el agua posada en un vaso, en el fregadero o en maceteros, o
ceniceros, cuando llueve, es un hotel de cinco estrellas para este molestoso
huesped. El viajero ha llegado a otros lugares donde no lo había, pues
pasajeros de aviones los han llevado a suelos extranjeros sin necesidad de
visado.

Para los que pueden cuidarse un poco
más, son efectivas las fumigaciones y andar con un repelente a mano; para no
decir un mosquitero; que, de hecho, es efectivo en las casas donde hay
“achikunguyados” y personas mayores que aún no lo sufren. Es obvio que en esos
casos, es preferible llevar a los abuelos donde un familiar que viva en
pisos altos, durante el período de incubación y mientras sea transmisible.

Con
respecto al tratamiento, se deben atacar los síntomas que aparecen. Para el
dolor de las articulaciones, un buen anti-inflamatorio, para las alergias y
picazón un anti alérgico; para el dolor de cabeza un buen calmante; es decir,
que dependiendo de los síntomas que sufre será la lista de los medicamentos a
utilizar.

Dicen quenadie va a quedar sin tenerlo. Lo que será diferente
entre unos y otros es la cantidad de malestares; y lo que sí puede ayudar a
cada organismo, son sus niveles de defensa.

Como
siempre, según sea el tema en la palestra, los dominicanos solemos hacernos
expertos. No haga lo que le diga cada persona, pues recibirá múltiples opciones
que a lo mejor nada tiene que ver con su caso en particular. Mi mejor
recomendación es que vaya donde un internista, que es quien está más calificado
para atenderle. A mí en particular me atendió el Dr. Orestes Guerrero, con
muy buenos resultados. Esa fue mi experiencia y espero les sirva…

ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
0 Comments
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios