MEXICO: Más migrantes llegan a Tijuana mientras EEUU blinda su frontera

imagen

Se espera que el miércoles unos 2.000 miembros de las caravanas de migrantes centroamericanos que buscan pedir asilo en Estados Unidos lleguen a Tijuana, donde se unirán a otras 2.793 personas ya instaladas en la zona fronteriza con California.

Un equipo de la Voz de América constató que los migrantes están recibiendo atención médica mientras las autoridades intentan determinar cómo van a sostener financieramente los operativos de ayuda humanitaria.

El alcalde de Tijuana ha pedido ayuda para que los miembros de las caravanas sean dirigidos a otros puntos fronterizos entre EE.UU. y México, una medida que podría aliviar la situación en la zona.

El miércoles seguían en pie los operativos del ejército estadounidense para blindar la frontera. La secretaria de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Kirstjen Nielsen, llevó el martes el mensaje del gobierno del presidente Donald Trump a los miembros de las caravanas que ya han llegado a cruces fronterizos como el de Tijuana.

Nielsen afirmó que es importante que se impida la entrada de migrantes indocumentados al país y aseguró que el gobierno luchará en las cortes la decisión de un juez de impidir una norma impulsada por Trump para frenar la solicitud de asilo a los que ingresen ilegalemente.

A su vez aseguró que muchos son “migrantes económicos o buscan reunirse con sus familias que ya se encuentran en Estados Unidos”.

La Casa Blanca busca no dar asilo a personas que llegan en busca de mejorar su situación económica ni a los que huyen de las pandillas.

“Querer un trabajo no es un fundamento para solicitar el asilo bajo la ley de Estados Unidos”, dijo Nielsen el martes en un discurso en la frontera.

La mayoría de los migrantes que salieron de Honduras y El Salvador en las últimas semanas dicen que escapan de la violencia y la pobreza en sus países.

En un intento por evitar la entrada masiva de migrantes, las autoridades estadounidenses han cerrado varias líneas en el cruce de San Ysidro, en San Diego, según constató la Voz de América.

Por ese motivo, el martes las personas debieron esperar unas cuatro horas para cruzar por el paso de San Ysidro.

Los miles de migrantes, entre ellos mujeres y niños que han persistido en su intención de llegar a Estados Unidos pese a la aciaga travesía y el rechazo de la administración Trump, aguardan entre la esperanza y el pesimismo por lo que le deparen los próximos días.

“Nosotros no somos personas malas, que nos den una oportunidad”, dijo la hondureña Leomaris Alvarenga, que junto a su familia tiene el turno número 1.410 en la fila para solicitar asilo a las autoridades migratorias estadounidenses.

“Mi sueño siempre fue estar en Estados Unidos, desde pequeña yo le decía a mi mamá”, explicó Alvarena.

Miles de migrantes sueñan con llegar a EE.UU. para trabajar y tener una vida mejor.
Miles de migrantes sueñan con llegar a EE.UU. para trabajar y tener una vida mejor.

of-am

Comparte: