Los esfuerzos de Anthony Marte, empresario de la comunicación

imagen
Anthony Marte y Nicolás Arroyo

MOCA.- La historia de vida de la mayoría de los hombres exitosos del mundo,ha estado cargada de  múltiples dificultades, como es el caso del empresario de la comunicación Anthony Marte, quien al final de la década del 70 se trasladaba a Santiago desde Moca en la cola de un camión cargado de pollos. 

El cotizado locutor y poderoso empresario de la comunicación, quien estuvo como invitado en el programa de televisión Coctel Político a través de Moca visión canal 48, nació en la comunidad rural de Las Lagunas,zona agrícola zona de Moca, a comienzo de la década del 60.  

Antinóe Severino Fernández, nombre con que sus padres, el profesor de escuela pública, Rafael Severino y su madre, Minerva Fernández, declararon al reconocido locutor y figura influyente de la comunicación de Santiago, cuenta con orgullo que proviene de una familia humilde, con limitaciones económicas,  en la que siendo niño para poder llegar a la escuela debía caminar múltiples kilómetros diariamente.

Dueño del poderoso consorcio de comunicación CAM, conformado por los canales de televisión Tele unión y Mega Visión, la estación radial Clave 95, las cadenas radiales nacionales La Situación Mundial y Mundo Noticias y algunos portales digitales, Anthony Marte resalta que aunque creció en un hogar con limitaciones económicas, propias de una época difícil y de que su familia era numerosa y no adinerada, sintió siempre el respaldo de los padres para estudiar y superarse.

“Nuestros padres siempre soñaron y se empeñaron en formarnos en el hogar en buenos valores, ser personas de bien y en enviarnos a la escuela para que llegar educarnos y llegar a ser profesionales, nuestros progenitores valoraron mucho eso de estudiar para progresar y avanzar”, expuso con orgullo el llamado Ministro de la Comunicación de Santiago al periodista Nicolás Arroyo Ramos, productor y conductor del programa de televisión Coctel Político, a través de Moca visión canal 48. 

“Nuestros progenitores decidieron mudarse de Las Lagunas cuando todavía estaba un niño, pensaron mucho que si se trasladaban a un lugar más cercano de la ciudad de Moca, por donde habían más oportunidades de desarrollo era mucho mejor y así lo hicieron, se establecieron en La Española, una popular y humilde barriada de Moca de la cual tengo los mejores recuerdos, porque allí comenzaron a forjarse los primeros sueños de la niñez y la adolescencia para desarrollarme”, expone el destacado profesional de la comunicación. 

“Desde La Española nos desplazábamos a escuelas de otras barriadas cercanas a estudiar, tal es el caso de La Valentín Michel o La Andrés Bello, luego para el bachillerato al liceo de la ciudad en la Duarte, siempre lo hacíamos con amor y un ideal claro de superación y llegar a ser alguien en la vida”, expuso  tras indicar que  sus padres siempre centraron el futuro de su familia en la educación y la formación en valores como la integridad, honestidad, trabajo honesto, solidaridad, amor al prójimo y humildad. 

 Cuando se le pregunta al cotizado profesional de la locución y destacado comunicador de Santiago y el país, cuando nace su pasión por la locución y la comunicación, expresa que siendo un adolescente acudía con frecuencia a leer en la Iglesia de Nuestra Señora del Rosario. 

En la parroquia de Nuestra Señora del Rosario en Moca, era miembro del equipo de lectores: “muchas personas al escucharme leer se me acercaban y me decían que tenía la voz de locutor, todo eso despertó en mi una pasión por la locución y la comunicación”. 

Destaca el trato y el apoyo que recibió en su adolescentes de los sacerdotes Vinicio Disla (EPD), Napoleón Brito, Gilberto Jiménez (EPD),  el cubano Arnaldo Bazán (EPD), entre otros, a quienes agradece su contribución humana y profesional.  

Expresa que la primera ocasión que visitó una emisora, lo hizo a instancia de una invitación del amigo y compañero de lectura en la liturgia del citado templo Víctor Sánchez (EPD), quien seria evaluado para trabajar como locutor en Radio Generación, propiedad de don Gabino Núñez Rosa y que funcionaba en cerca del templo, en la misma calle presidente Vásquez.

Manifestó que en la oportunidad su amigo fue evaluado por el hijo del dueño de la estación radial, Arnulfo Núñez, ahora un prestigioso médico residente en La Vega. “Nunca pensé que la invitación que me hizo ese amigo, Víctor Manuel Sánchez, al que cuando evaluaban y presentaba un artista, leía una noticia o comercial, yo repetía lo que hacía, sería la puerta de entrada a la comunicación, al mundo que me apasiona”, estableció. 

Al llegar al pueblo de Santiago, siendo todavía muy joven y conde existía una cantera de excelentes locutores, entre los que se destacaban José Guillermo Sued, Jaime Thomas, Leonardo Aguilera, Alejandro Sánchez, Menelio Almonte, José Fabián, El Feo Nuclear, entre otros,  laboró como animador en la emisora Radio Azul, Radio Alegre, maestro de ceremonias, locutor comercial de reconocidas marcas comerciales, locutor noticioso en Tele 7 Cibao, junto a Dulce Vargas de Castellanos. 

En el canal 7 Cibao,  instalado en Santiago por el empresario Leonel Almonte, produjo el importante programa Santiago en la Noche, junto a la talentosa comunicadora Sarah Nolasco y otros destacados profesionales de la época.

 “Esa fue nuestra primera escuela en el área de la comunicación televisiva, comenzamos a ver de cerca la televisión por dentro y eso nos inspiró a que lanzáramos luego nuestro propio canal de televisión, Tele unión que ha sido un gran legado para el desarrollo social, económico y cultural de Santiago, la región y el país y que con el desarrollo de la inteligencia artificial, seguiremos aportando a una mejor televisión nacional e internacional”, expone. 

Estudió la carrera de Comunicación Social en la Universidad Tecnológica de Santiago -UTESA-, a mitad de la década de los 80, logrando profundizar el aprendizaje en el complejo mundo de la comunicación y el periodismo. “Estudiar la carrera de comunicación me permitió conocer a valiosas personas y buenos amigos, que con el tiempo se han convertido en mis hermanos, a muchos de ellos los siento mi familia”, destaca. 

Anthony Marte sueña con dejar un legado a la sociedad dominicana y a su familia, fundamentalmente en el aspecto de la Responsabilidad Social Corporativa: “Queremos hacer muchas cosas que contribuyan a provocar transformaciones y cambios en la sociedad y en el estado de vida de muchas personas, ese es nuestro sueño y lo vamos a lograr…”, expone. 

Se define como un admirador del presidente de la República, Luis Rodolfo Abinader, con quien se le atribuye una relación cercana de amistad, porque considera que es un presidente humano, solidario, entregado al trabajo en beneficio de la Patria y un gran  defensor de las mejores causas del país, entre las que sobresalen su lucha constante contra la delincuencia, violencia y criminalidad.

jpm-am

¡Comparte esta noticia!
0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
0 Comments
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios