Limpieza interna del Ministerio Público

imagen
El autor es periodista. Reside en Santo Domingo.

Quienes hemos ejercido el periodismo o la comunicación social durante los últimos 40 y pico de años, tenemos plena conciencia y conocemos a fondo o por oído callejero de las flaquezas y la lepra que ha padecido y padece aún la Judicatura Nacional, en sentido general.

 Sabemos de su conducta mercantil, cómplice de la depredación y crímenes de toda laya, que han contribuido al empobrecimiento de muchos dominicanos, a la perdición de otros, a la amargura espiritual de lo más sano y puro de nuestra sociedad y a un mayúsculo desaliento jurídico y político.    

Resulta que la limpia administración de justicia en ésta y en todas las sociedades civilizadas y democráticas, trazan las pautas para su buen funcionamiento y es su mejor aliado para sus propósitos desarrollistas y su solido estado de derecho.    

Siempre hemos sabido que en este país había y hay jueces mercantiles y depravados y fiscales y funcionarios administrativos podridos moralmente y de conciencia pobre y enferma, que con muchas e incontables tropelías han manchado y asqueroseado la dignidad de nuestra justicia.    

Todo esto y más que muchos dominicanos sabíamos, lo confirma la operación Gavilán puesta en marcha por la Procuraduría General de la República descubriendo algunas cositas, algunas acciones ruines y delictivas ejecutadas desde el mismo vientre, desde el mismo estadio del Ministerio Público. Y ello constituye una sorpresa para algunos, no para mí, porque pensaban que con la salida del doctor Jean Alain Rodríguez, en agosto del 2020, no solo se le había cortado la cabeza a la serpiente venenosa, sino también que se había eliminado todo lo que funcionaba mal en su diversa y compleja estructura.  

  Pero no, no fue así, solo la cabeza del Ministerio Público, encarnada en la capaz, seria, firme e insobornable dama y prestante magistrada, doctora Miriam Germán Brito, franqueada por sus dos valientes generales, sus dos espadas ejecutoras, Yeni Berenice Reinoso y Wilson Camacho, es diferente, es confiable, es segura, limpia y decidida a limpiar el vertedero encontrado allí y a drenar el lado que oscurece y ensucia su cotidianidad.  

 Resulta deprimente y funestas las acciones de muchos fiscales y fiscalizadores, que por años y hasta décadas han actuado y actúan aún en componendas con criminales despreciables, quienes han llevado a la ruina moral y a la muerte a miles de jóvenes y al pleno desasosiego a muchas familias sanas y alejadas de sus fechorías.  

  Lo bueno de esto es que ahora la cabeza del Ministerio Público trabaja responsablemente, es independiente y serio, y no es parte de esa estructura corrompida y perversa, y no se doblegará ante las caricias malignas del peculado y la indignidad.  

 Y cabe resaltar y agradecer al presidente Luís Abinader por su valor cívico y acertada decisión de escoger a este equipo principal de la Procuraduría General de la República que hoy nos prestigia. 

 Pienso que, con el descubrimiento de algunas acciones de fiscales y empleados del Ministerio Público, la Procuraduría ha iniciado la guerra para su limpieza interna, para con ello devolverle a la sociedad una institución confiable, decente, eficaz y garante de sus derechos y su tranquilidad.

 Ojalá este peso trascendente no se detenga, sea permanente y abarcador hasta que se descubra y se aniquilen los demonios que operan desde y fuera de esa instancia de salvaguarda nacional.  

  Confió en los tres prestantes magistrados, y estoy seguro de que no se amilanarán y detendrán hasta alcanzar su objetivo.  

jpm-am

 

 

Compártelo en tus redes:
ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
5 Comments
Nuevos
Viejos Mas votados
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios
El Hidalgo
El Hidalgo
9 meses hace

de seguro no todos los demonios serán aniquilado, pero no hay duda que las buenas intenciones de hacerlo sobran. contrario a los actores de los 20 años en el poder que las únicas intenciones visibles fueron de desfalcar, vender, y llevarse todo lo que pertenecía a las clases más desposeídos. ¡ excelente artículo !

Yo mismo
Yo mismo
9 meses hace

simplemente aplaudir.

Julián
Julián
9 meses hace

creo que no se tardaron, todo lleva un tiempo de estudio profundo para no fracasar en la operación. no es tan fácil realizar una investigación seria y minuciosa dentro de las mismas personas asqueantes, que son quienes chivatean y/o boicotean el proceso se que se desarrolla. en hora buena, que sigan cayendo esos miserables!!!

Elfeniz
Elfeniz
9 meses hace

se tardaron demasiado para eso; para empezar esa limpieza eso debió hacerse inmediatamente la señora procuradora tomo posesión del cargo todo debió empezar por hay sacar toda la pudredumbre que había.

Juan de la Cruz
Juan de la Cruz
9 meses hace

creo que es fácil llegar a la génesis del problemas del ministerio público, simplemente depurando los ingresos de los últimos 20 años dónde los hijos y allegados de los miembro del pld-fupu, eran los únicos que ganaban concursos, no digo que todos sean delincuentes, pero ahí está el centro del tumor, esas gentes pudrieron todo!!!