Liberan un inocente preso por casi 25 años

imagen

NUEVA YORK.- Han hecho falta 24 años y ocho meses para que la pesadilla de Jonathan Fleming termine y se haga justicia en su caso.
El martes Fleming, un hombre negro de 51 años sentenciado en 1989 a un cuarto de siglo de cárcel por un asesinato que siempre insistió en que no había cometido, fue exonerado y liberado en Nueva York.
Le quedaban solo cuatro meses para completar su sentencia. Fleming fue acusado de asesinato en segundo grado y condenado por la muerte en Brooklyn de un traficante de drogas. Él siempre sostuvo que estaba en Florida visitando Disneyworld con su familia cuando se cometió el crimen, y durante su proceso su defensa presentó billetes de avión, fotos y vídeos de aquellas vacaciones en Orlando. Y aunque otras pruebas que han acabado demostrando su inocencia siempre estuvieron en manos de la fiscalía, no se utilizaron hasta ahora.
Factura del hotel
Una de las claves ha sido una factura de teléfono del hotel de Orlando donde Fleming estaba alojado. El recibo tiene la hora en que pagó 81,92 dólares: las 21.27 horas del 13 de agosto. El crimen se cometió menos de cinco horas después. Fleming siempre dijo que tenía el recibo en un bolsillo cuando fue arrestado. La policía negó tenerlo. Pero cuando se ha reabierto el caso, se ha encontrado en el archivo policial.
También en la reapertura del caso se han usado testimonios recogidos en su día de empleados del hotel, que declararon haber visto a Fleming. Esos testimonios se ocultaron en el primer proceso.
Lo que la fiscalía usó en el caso en 1989, en cambio, fue la declaración de una testigo, que dijo haber visto a Fleming cometer el asesinato en Brooklyn. Ella misma se desdijo antes de que fuera sentenciado. Se ha sabido que hizo la declaración tras haber sido ella acusada de robo. Justo después de acusar a Fleming, la mujer quedó libre.
Felicidad de su madre
“No estoy enfadada, solo contenta de tenerlo de vuelta”, ha declarado el martes Patricia Fleming, de 72 años, madre del liberado. Este, a las puertas del tribunal, ha anunciado sus planes inmediatos: “Voy a cenar con mi madre y el resto de mi familia, y a vivir el resto de mi vida”.
Sus abogados defensores también han anunciado sus próximos pasos: “Seamos honestos. Vamos a demandar a todo el mundo”, ha asegurado Taylor Koss, uno de los letrados de la defensa, anunciando una demanda de derechos civiles contra la ciudad y la búsqueda de reparación económica. “No tiene trabajo ni carrera ni perspectivas”, ha añadido.
El caso de Fleming es uno de varias docenas de convicciones potencialmente erróneas que está revisando la fiscalía de Brooklyn. El anterior fiscal del distrito, Charles Hynes, creó una unidad específica para esa función que ha mantenido el nuevo fiscal, Kenneth Thompson, que ya ha logrado dos exoneraciones

¡Comparte esta noticia!
  Suscribir  
Notificar a