Las palabras que silencian nuestra voluntad

imagen
LA AUTORA es periodista.

Por disposición del señor presidente…esa frase con la que empezaban  los discursos y las notas de prensa de los funcionarios  desde tiempos remotos era una forma de hacernos entender que actuaban como autómatas para cumplir un mandato del superior  jefe que hacía un favor al pueblo con la entrega de ayudas.

Sí, hablé en pasado, porque con el cambio de paradigma que tendría el país los vientos soplarían hacia un Estado más abierto, menos centrado en la figura presidencial a la que nos tenían acostumbrados los gobiernos.

Sobre todo, más consciente de que las autoridades no le donan nada a la población, le dotan de lo que les corresponde, porque para eso las eligen.

Mas, qué pesar ver esa secuencia, cuál continuación de la gestión anterior y de tantas otras  que nos enrostraban el gran amparo de los gobernantes al resolvernos problemas, ese recuerdo de que el mandatario es el que dicta las pautas, aunque suene paradójico para los que conocen el significado de esa palabra.

Por sí, porque mandatario no es el que manda, es el que recibe un mandato y en este caso, de una masa de votantes que lo seleccionó para dirigir sus destinos y a la que debe explicaciones y soluciones.

Es tiempo de enmendar, de asumir el concepto de democracia que implica dejar atrás ciertos términos y frases que nos encadenan a viejas dictaduras silentes, tan sutiles a veces que ni nos permiten enterarnos de lo amarrado que andamos ¿O será que nos condicionan tanto con el palabrerío que ya lo asumimos gustosos?

Las palabras convencen, mueven, impulsan, aplastan, oprimen y eso lo saben los magos que manejan nuestros hilos, los que guían nuestros destinos con  retórica que poco a nos somete y que logra mantenernos tranquilos aunque la pesada carga que nos endilgan nos reviente las espaldas.

of-am

¡Comparte esta noticia!
ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
0 0 vota
Article Rating
Suscribir
Notificar a
5 Comments
Nuevos
Viejos Mas votados
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios
Martha Rhina
6 dias hace

Que bueno; porque cuando llegan a. Los cargos públicos se creen dioses., ahora estamos delante de algo totalmente diferente.

Tomas A, Disla
6 dias hace

Cada vez que esa mujer, esa mulata caribeña de exotica figura escribe algo me la imagino sentada mirando el mar una madrugada cualquiera, es que sencillamente no me puedo substraer a su belleza al margen de lo que escribe, es perfecta, ay Petra quien fuera el dueño de tu prosa y de tus noches…

Hi Camilo
6 dias hace

Este es un artículo con un metamensaje entendible, me identifico parcialmente con Petra Saviñón, ya que siempre busco la manera de disentir, por aquellos de que si todos estuvieron de acuerdo la vida fuera muy aburrida.

Liam Cartagena
6 dias hace

Me identifico con Petra, saber que estos malditos solo se creen Dioses del Olimpo cuando les damos nuestra anuencias para que nos dirijan, saber que utilizan los recurso de los impuestos que pagamos para que ellos hagan los que les vengas en ganas y luego decir que nos estan dando algo que por deber nos perteneces es algo diabolico.

Meria
Responder a  Liam Cartagena
6 dias hace

Es humano…nada mas que Hmano..buen articulo.