Las Máscaras inicia año teatral con Cita a Ciegos

imagen
orge Santiago y Lidia Ariza en una de las escenas de Cita a Ciegas.

Las Máscaras ha iniciado  su año  teatral con Cita a Ciegos, del dramaturgo y guionista argentino Mario Diament. Es una exquisita experiencia de este armazón argumental, rico en paralelismos, distancias y acercamientos, casualidades que resultan no serlo.

EL AUTOR es periodista. Reside en Santo Domingo.
EL AUTOR es periodista. Reside en Santo Domingo.

El público se deslumbró con la fuerza de cada palabra, en una pieza que excedió las expectativas del teatro acostumbrado para este mágico espacio de la Zona Colonial y que generalmente tiende a  alegrar alma y y a provocar la carcajada

Cita a Ciegas es  una de las  piezas de mayor hermosura literaria lo que le confiere  una deliciosa carga emocional expresada  con  gracia y sensibilidad a lo que añade un trabajo actoral de conjunto de notable acento profesional.

Tras salir del Teatro Las Máscaras, queda el buen sabor  tras  la mejor actuación que hayamos visto de Jorge Santiago,  como el escritor ciego de un banco de parque llamado a transformarse en centro por el cual se cruzarán personajes atormentados y paralelismos de un azar sub-realista.

LA INTERPRETACION

Jorge Santiago, centro de las acciones en su rol de escritor no vidente, de reconocimiento social, pero inconcluso en el amor, logra la que nos parece su mejor actuación.  Se adueña del personaje, convence y transmite ternura, curiosidad, ingenuidad y fuerza.

La segunda en presencia escénica resulta ser Lidia Ariza, con su magnífica proyección de la voz y su intensidad sostenida y creíble al tono de las pasiones que la enmarcan tanto en la miseria humana que ha vivido como en el amor que, inconcluso, no se atrevió a ofrecer.

Luciano García queda bien, pero sin dudas que puede dar más y sacar ventanas adicionales al Hombre, como se llama su personaje de banquero sin dinero.

Kirsy Núñez es fresca, agrada y  une sus esfuerzos a la labor histriónica de conjunto, pero debe evitar el trastablilleo de palabras finales, error que cometió tres veces. Su esfuerzo creativo en el manejo de las palabras debe volver a enfocarlo.

Marisol Marion-Landais, efectiva como psicóloga, sobre todo en los procesos de intensidad emocional, la sentimos baja y fría en sus primeros parlamentos, al punto de casi no escucharla, pero se repone posteriormente para dar una buena lección de acción teatral válida.

EL AUTOR

Mario Diament,  el autor de El libro de Ruth, Tango Perdido, Escenas de un secuestro, Esquirlas, Equinoccio y Un informe sobre la banalidad del amor, deja sentir ese tratamiento irónico y sarcástico  al jugar con el destino de sus personajes y hacer que armen sus vidas por circunstancias que al tiempo de acercarlos, marcan con el drama y la tragedia sus existencias.

Con un guión suyo, de Cita a Ciegas de rodó en 1976 la coproducción hispano-argentina  Inevitable.

FICHA TECNICA

Dirección: Germana Quintana

Libreto: Mario Diament

Talentos: Jorge Santiago (Ciego); Luciano García (Hombre); Kirsy Núñez (Muchacha); Marisol Marion-Landais (Psicóloga) y Lidia Ariza (Mujer)

Escenografía (Noé Vásquez); Musicalización (G. Quintana) y en luces y sonido,  Aleja Jhonson

Mostrando Cita a Ciegas publico aplaude (1).JPG

 

 

¡Comparte esta noticia!
0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
1 Comment
Nuevos
Viejos Mas votados
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios