La traición a Julio Cesar

imagen
EL AUTOR es Ingeniero Civil. Reside en Santo Domingo.

Un día como hoy, 15 de marzo de 44 A.C., fue llevada a cabo una de las mayores traiciones de la historia, la traición a Julio César.

César fue un político y militar romano del siglo I A.C. que alcanzó las más altas magistraturas del Estado romano y dominó la política de la República tras vencer en la guerra civil que le enfrentó al sector más conservador del Senado.

Saber con exactitud cuáles fueron las condiciones que llevaron a un número relativamente alto de senadores a pensar en el asesinato de César, aun no es posible. Pero sin duda los intentos por establecer un régimen autocrático, tuvieron mucho que ver, sin descartar que existieran motivos no tan nobles.

César recibió 23 puñaladas, de las que, si creemos al historiador Suetonio, solamente una, la segunda recibida en el tórax, fue la mortal.

Los magnicidas que decidieron a unanimidad atentar contra César buscaban que su muerte no pareciera una emboscada, sino un acto de “salvación de la patria”, y que los senadores, testigos del asesinato, inmediatamente declararían su solidaridad.

En el magnicidio a Julio César y que dio inicio a la añeja frase “Cuídate de los idus de marzo” participó Marco Junio Bruto, un político poco importante y que algunos autores hablan de la posibilidad de que César fuera su verdadero padre, ya que este lo quería como a un hijo.

Los idus de marzo después de la traición a César no han sido días de tan buenos augurios. Justamente, si pensamos en la actualidad política que tenemos, las peroratas reeleccionistas y las posibles puñaladas que va a recibir nuestra Carta Magna, deberíamos preocuparnos por los más famosos de todos los Idus.

 

Comparte:
ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.