La subida de tasas apenas consigue contener la inflación

imagen

La inflación interanual para los Estados Unidos durante el mes de agosto ha sido del 8,3 por ciento, ligeramente inferior a la interanual del mes anterior y con una acumulada del 6,2 por ciento desde inicios de año, lo que supone que, al menos por el momento, los esfuerzos de la Reserva Federal por contener una inflación inédita para muchos ciudadanos estadounidenses, según advierte el inversor Mark Mobius, quien es el fundador de Mobius Capital Partners, podría llevar a que la organización presidida por Jerome Powell eleve la tasa de interés hasta el 9 por ciento, algo que tendrá consecuencias tanto a nivel de la economía del día a día del ciudadano, como en el sentido de las decisiones que tomen los inversores y por supuesto en las previsiones de los gobiernos.

Subir las tasas para embridar la inflación

 Estados Unidos y la eurozona, dos zonas económicas que reúnen un elevadísimo porcentaje de la riqueza mundial -aunque esta riqueza del eje atlántico Norteamérica-Europa cada vez representa un porcentaje menor del PIB mundial-, llevan años disfrutando de unas tasas de interés muy bajas, algo de lo que puede que los ciudadanos no fueran conscientes, pero que los inversores en forex, se encuentren en el país en el que se encuentren, debían tener muy presente como una variable más que incorporar en sus estrategias -al igual que el riesgo de invertir utilizando el apalancamiento, como sucede en el trading online-, y que ahora, con las subidas ya efectuadas y las que previsiblemente le seguirán, han saltado a los titulares de la prensa económica de todo el mundo y están en boca incluso de los que hasta ahora eran legos en la materia.

El motivo principal detrás de las subidas de las tasas de interés llevadas a cabo por la Reserva Federal y por su homólogo europeo, el Banco Central Europeo, es el de tratar de controlar una inflación inédita en estas zonas desde hace décadas al aumentar el valor del dinero que estas entidades liberan en la economía al prestarlo a los bancos comerciales, los cuales se encargarán de prestarlo a los ciudadanos, empresas e incluso entidades públicas que lo necesiten para realizar inversiones, compras, etcétera. Obviamente, la tasa de interés que aplican la Reserva Federal y el Banco Central Europeo al comienzo de esta cadena, cuando llegue a la sociedad el interés al que lo presten los bancos comerciales será mayor, de igual forma será más atractivo mantener ahorros en forma de liquidez de moneda fiat en vez de en otros activos potencialmente más arriesgados como las acciones e incluso estos últimos años, las criptomonedas, ya que el interés de los depósitos también debería crecer.

El objetivo declarado del Banco Central Europeo es el de mantener la inflación en torno al dos por ciento en el medio plazo -algo en lo que las autoridades europeas están fracasando estrepitosamente si se tiene en cuenta que la interanual de agosto para la eurozona fue del 9,1 por ciento- objetivo promedio que también comparte la Reserva Federal, y que, como ya se ha visto, tampoco están siendo capaces de cumplir, de ahí que la advertencia de Mark Mobius deba ser analizada debidamente antes de abrir una posición en cualquier sentido si se es inversor, pero también si se es un ciudadano que maneja su capital para sobrevivir al día a día sin arriesgar ni un peso invirtiendo, ya que de las decisiones que se tomen en la sede de la Reserva Federal dependerá el futuro económico de buena parte del planeta.

El dólar estadounidense, moneda de reserva mundial

 Y es que hay que tener en cuenta que, a pesar de los importantes desafíos planteados al dólar estadounidense como moneda mundial de facto si no de iure, la popular divisa continúa teniendo una importancia primaria tanto en el comercio internacional como a la hora de construir patrimonios y reservas, tanto a nivel público como privado, y por lo tanto la Reserva Federal, a pesar de ser una entidad netamente estadounidense, puede funcionar como una especie de Banco Central para buena parte del mundo, no en vano tienen la última palabra sobre una divisa, el dólar, que sirve como medida de valor para buena parte de los activos financieros, desde otras divisas nacionales, hasta las criptomonedas, y desde las acciones de todo tipo de empresas, hasta los futuros de las más diversas materias primas.

 

¡Comparte esta noticia!
0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
0 Comments
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios