La infantilización del pueblo

imagen
EL AUTOR es catedrático universitario. Reside en Santo Domingo.

Los promotores del proyecto reeleccionista, persiguen la infantilización del pueblo dominicano.

Tratar al pueblo como un infante que no tiene la madurez para pensar y discernir lo correcto de lo incorrecto, es lo que vienen haciendo los partidarios de otra reelecccion del presidente Danilo Medina.

De esta manera manipulan la aceptación que pueda tener este gobierno, presentándola como el interés favorable de la gente en la reelección.  No obstante, las encuestas de prestigio aseguran que la gran mayoría del pueblo rechaza otra reelecccion del presidente Danilo Medina.

Esto no quiere decir que sea un repudio a la gestión del mandatario en cuestión, sino una decisión sabía de rechazar el continuismo gubernamental que de al traste con la democracia. Es, sin duda, el instinto democrático del pueblo.

Sin embargo, los reeleccionistas manipulan la voluntad popular, procurando que se confunda la buena aceptación que pueda tener el gobierno con el apoyo a la reelecccion. Pero este pueblo no es un niño inocente.

Por lo tanto, el esfuerzo por infantilizar al pueblo dominicano, ya no será factible por esa misma madurez política alcanzada con tantos años de ejercicio democrático.

Los dominicanos hemos superado la niñez política y los manipuladores que promocionan la reelecccion, no podrán anular nuestra madurez democrática.

El filósofo español Alfonso López Quintás señala que el manipulador es como el ilusionista que engaña al espectador. Y agrega que el manipulador se mueve «con su voluntad a ultranza de vencer sin convencer, de reducir a los demás a medios para sus fines».

Finalmente, esa manipulación que consiste en infantiiizar al pueblo, no prosperará. El mismo Juan Bosch, fundador del PLD, insistía mucho en la sabiduría del pueblo. Y este pueblo sabio, no se dejará manipular.

¡Comparte esta noticia!


UNETE A LA CONVERSACION

4 Comentarios
Click para o Crear tu cuenta para poder comentar
Publicar Comentario


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *