La demolición sería amnistía para tantos culpables

imagen
LA AUTORA es abogada y comunicadora. Reside en Santo Domingo.

Camino agreste, despoblado. Polvo arenoso y silencio. El miedo y la cautela atravesaban la ruta y ocupaban un asiento en el vehículo. Siempre la astucia de un informante podía detener el vehículo, importunar con preguntas, insinuaciones, aunque conociera   perfectamente el motivo y destino del viaje. El propósito era amedrentar y demostrar que nadie escapaba del ojo avizor y omnímodo del dueño del territorio. 

Interminable la travesía, aunque la ilusión del encuentro atenuaba la ansiedad.  El primer atisbo de la columna verde del edificio, entusiasmaba. Ahí, en esa  cárcel, estaban secuestradas la rebeldía y la conjura, el atrevimiento. Ahí estaban los caprichos del tirano y esa manera de degradar extorsionando. Además de los presos comunes, condenados por asesinatos, robos, estupros, estafas, estaban los presos políticos. 

El aval para la privación de la libertad, para los golpes, heridas, amenazas, era la sospecha, la sedición denunciada. También las sentencias condenatorias luego de procesos penales con apariencia de legalidad para justificar el abuso. Para muchos el traslado a la Penitenciaria La Victoria se convertía en purgatorio después de salir amarrados, naturalmente, del infierno existente en los centros de torturas ubicados en Nigua, en el kilómetro 9 y en la 40. 

La cárcel fue construida respetando los parámetros de la arquitectura penitenciaria de la época. Inaugurada  el 16 de agosto del año 1952, cuando Héctor Bienvenido Trujillo Molina se investía como presidente de la República. “El jefe” pretendía demostrar, con la inauguración del penal, que la satrapía respetaba los derechos humanos y del mismo modo ratificar que en el país existía alternancia en el poder. 

El pudor obligó el silencio, pero después del 30 de mayo el rumor divulgó el padecimiento de decenas de presos políticos. Durante el efímero gobierno de Héctor García Godoy se designó una “Comisión encargada de la revisión de las cárceles para eliminar las torturas, los prebostes, las solitarias.” 

Hoy la historia es distinta, muy distinta. Empero, el horror necesita constancia. Los presos políticos que sobrevivieron después de la tiranía y de los 12 años, sufrieron inenarrables torturas practicadas en espacios que desaparecieron. La escuela que pretende validar la impunidad con el olvido, permitió la eliminación de esos sitios de oprobio. Algunos destruidos otros camuflados.  

La inauguración de “La Nueva Victoria” ha provocado declaraciones que piden demoler la antigua edificación. La demolición sería amnistía para tantos culpables. 

La incansable Directora del Museo Memorial de la Resistencia, Luisa de Peña Díaz, cree posible habilitar   alguna parte de la infraestructura para Museo de la Memoria. Algo similar a lo creado en el antiguo Casino de Oficiales de la Escuela Superior de Mecánica de la Armada -ESMA- en Buenos Aires. En el periodo 1976-1983 el espacio era el centro de tortura y escarnio, de muerte y ahora es posible comprobar la barbarie. 

Pruebas hay y muchas. Aunque todavía muchos callan. Julio Escoto Santana, pidió-1994- a sus compañeros de lucha e infortunio compartir sus vivencias, en las cárceles trujillistas incluyendo La Victoria. El luchador antitrujillista, víctima de la insania del régimen, publicó, 24 años después, el crudo relato de su padecer junto a sus camaradas. El pionero fue Tomás Báez Díaz -1986- con “En las Garras del Terror.”  

La inexistencia de la infraestructura del horror conspira contra el recuerdo. La idea de demoler el último resquicio del abuso, lugar donde los seres humanos se transformaron y vencieron la degradación, el sadismo, no puede esfumarse. Los esfuerzos oficiales para la recuperación de la memoria han quedado truncos. José Rafael Lantigua, durante su gestión como Ministro de Cultura intentó, con esmero, el rescate. Su prudencia y apego a la historia, jamás develarán inconvenientes y menos los manejos de las bastardías heroicas que siempre obstaculizan realizaciones. 

Repetir que la violencia no conmueve ni espanta, ni concita respaldo, es necedad necesaria. La opción ha sido contemporizar con sádicos simpáticos, sombríos personajes expertos en tumefacción, maestros del foete y el ultraje. Es la impunidad del despotismo. Nostalgia de la indignidad. Para contrarrestar el hábito, la constancia del horror es necesaria 

JPM

¡Comparte esta noticia!
ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
0 0 vota
Article Rating
Suscribir
Notificar a
17 Comments
Nuevos
Viejos Mas votados
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios
julio26
12 dias hace

si ofendo pido excusa es mi responsabilidad social como ciudadano respetuoso del derecho humano de cada persona publica que desempeña un cargo tan difícil que tienes la responsabilidad de hacer las elecciones supervisar y crear un ejercicio libres del voto ciudadano así que si se sienten ofendidos de antemano le pido disculpas con humildad y atención soy un mortal ser humano imperfecto por lo tanto soy responsables de mis acto y accionar

julio26
12 dias hace

a mi nadies me puede venir con cuento sea quien sea los hombres y mujeres publicos ya no se pertenecen ni tienen tantas privacidad se exponen al escrutionio y cuestionamiento porque esa es la democracia y el sistem politico exige mucho al servidor y empleados publicos al estos ser pagados por los impuestos que todos pagamos asi que no hay de otra que rendirnos cuentas y con transparencia total es una obligacion al entrar y salir ya lo saben

julio26
12 dias hace

y usted cree que eso los vamos a olvidar tan visibles y palpables de nuestra historia mas recientes pues yo no lo voy a olvidar porque hacer esas cosas fue mortal y un abuso de poder mediastico con un costo altísimo para el estado y la sociedad todavía sigues indignadas si respuestas alguna porque este gobierno no va a tratar ese tema por esa razones ni lo mencionan y aceleran la escogencia de sus sustitutos titulares así que ya los saben

julio26
12 dias hace

aclárenme de eso jueza titular de la JCE porque razones usted nuncas has hablado y se quedo calladas y solos don castaño guzman salio y se defendio con gallardias y fue muy responsables a dar una respuesta contundente al hoy presidente que todos oimos y vimos ademas de vivirlo todos los ciudadanos en nombre de la democracia el poder extranjero y el frente opositor gano con una formas fraudelenta que nunca habiamos visto en medio de una pandemia

julio26
12 dias hace

ser una persona integras y responsables es tener conciencia, conocimiento, moral y ética responsables mantener coherencia en su paso por la vida publica sin macula como un servidor publico que se respete y hagas respetar la ley sus normas y reglas procedimentales y la constitución de la republica eso ella no lo demostró ni sus colegas y permitieron de todos a Leonel y a Luis Abinader y PRM con sus aliados sin importar dictatorialmente imperativa

julio26
12 dias hace

ademas esta señora deberías hablar de que ocurrió con las elecciones municipales suspendidas a la que ella como titular tendrás que responderles a la ciudadanía que fue a cumplir un derecho conculcado y se les impidieron ejercer por una supuesta llamada del hoy presidente de la republica y que desean tapar y echar tierra como un hecho sin judicializar todavía bochornoso de nuestra vida democrática al que hay que darles una respuesta determinante,

julio26
12 dias hace

señores aquí se quieren borrar vestigios históricos de la dictadura trujillista y semi dictaduras de Balaguer de sus 22 años de ejercer su poder y imponernos sus deseos maquiavélicos del fin justica los medios para mantenerse en el poder de el y su delfín Leonel Fernández a quien levanto su brazo y izo presidente y este seguir sus indicaciones y repetir sus hazañas reeleccionista que marco un camino al otra sismo pruebas hay ya lo saben

Juan Ernesto Silva
12 dias hace

Esta sonora y magistral campanada, debe sonar una y otra vez para que nuestros conciudadanos no nos dejemos engañr con – ( dictaduras con apoyo popular ) – como la de Trujillo y sus imitadores en nuestra América y en nuestra patria, !gracias doña Carmen por esa joya histórico-literaria!

Victor L.
12 dias hace

El articulo esta perfecto,pero lo imperfecto de este caso es que Luisa de Pena Diaz,es una oportunista que dirige el Museo Memorial,recibiendo subsidio del Estado y aun asi hay ex empleados a la que ella no le ha pagado su sueldo,Algunos la tienen sometida al Ministerio de Trabajo y aun asi no resuelve.

Francisco Alvarez
13 dias hace

Poderoso comentario. El mensaje, de la mano de una prosa exquisita, cala hasta el alma. Ayer nos tocó a nosotros, hoy les toca a los venezolanos, y Cuba sigue en el abismo. Por eso su mensaje de hoy es universal. Cambie algunos nombres y cada país de Latinoamérica se lo puede poner de calzado.

Luis De New York
Responder a  Francisco Alvarez
12 dias hace

Francisco. Para cuando Colombia, Honduras, Brasil, Bolivia y Chile donde reina la democracia.

Francisco Álvarez
Responder a  Luis De New York
12 dias hace

Hagamos un trato, don Luis: mencione nombres de prisioneros políticos torturados en esos países, y por cada uno yo le nombro TRES VENEZOLANOS. SE ANIMA?
Con todo respeto.

Carlos
13 dias hace

Excelente nota de la historia del genocidio y el terror en RD. Lo qué pasó y seguirá pasando es que aquí siempre ha prevalecido una dictadura sin respaldo popular: con leyes y sin justicia; con buenos jueces y sin buen ministerio publicó; con policías buenos pero sin formación y con buenos militares pero al servicio de la dictadura con respaldo del Tío Sam.

Miguel Espaillat
13 dias hace

Gracias Carmen por esta nota de alerta y dignidad…

Maria Belen Chacon
13 dias hace

Absoluta y totalmente de acuerdo con todo lo expresado en este enjundioso articulo de la doctora Imbert Brugal. Esa infame carcel debe convertirse no en un museo del horror sino en un monumento a las cosas que jamas se deben olvidar para no repetirlas.

EL NAVEGANTE
13 dias hace

EL INFIERNO DE DANTE DE LA DIVINA COMEDIA . FUE UN GUION VERIDICO DE LA DICTADURA DE TRUJILLO. EL PENAL DE LA VICTORIA NO DEBE SER DEMOLIDO. SE DEBE RESTAURAR COMO UN MUSEO, NO COMO UN MASOQUISMO. SI NO PARA CONSERVAR PARTE DE UN LEGADO HISTORICO.

Liam Cartagena
13 dias hace

Seria bueno un museo en la victoria de esos crueles eras de muerte que ha vivido RD en esos dos regimenes de TRUJILLO Y BALAGUER, mencionarlo da escalofrio, a pesar que todabia hay militares que practican la torturas.