Jefa salud propone grandes cambios

imagen

NUEVA YORK (AP) — La nueva directora de salud de Nueva York, la doctora Mary Bassett, está cambiando drásticamente el cargo que ocupa, enfocándose más en escuchar a la población y menos en emitirle órdenes.
“Es un enfoque basado en salir a la calle, hablar con la gente y ver que el departamento de salud es sólo parte de la solución”, dijo Bassett, explicando la filosofía que aprendió cuando trabajaba en un hospital de Harlem y en 17 años desarrollando programas contra el sida en Zimbabue.
El tono de Bassett es un cambio radical con respecto a la administración del anterior alcalde, Michael Bloomberg, cuyas enérgicas iniciativas redefinieron el rol que desempeña la municipalidad en tratar de inculcar conductas más saludables.
Bloomberg, por ejemplo, ordenó elevar la edad para comprar cigarrillos, prohibió la elaboración de alimentos con grasas saturadas y quiso prohibir la venta de bebidas azucaradas extragrandes. Esa estrategia le mereció varias demandas judiciales y denuncias de que estaba creando un gobierno excesivamente paternalista.
Bassett trabajó con Bloomberg, y tanto ella como el actual alcalde, Bill de Blasio, han enfatizado que apoyan las audaces iniciativas de Bloomberg. Sin embargo aclaran que era hora de un cambio de tono y de discurso, que venga más de las calles y menos de los dirigentes.
“Ella entiende que las decisiones del cuidado de la salud deben venir del vecindario, de la familia, de la comunidad”, dijo de Blasio en enero.
Bassett, de 61 años, trabajó durante tres décadas en el área de salud pública, incluso como subdirectora de salud con Bloomberg. Participó en la elaboración de algunas de las medidas mencionadas, como por ejemplo la que obligó a los restaurantes a difundir cuántas calorías tenía cada comida.
Ahora, como comisionada de salud, está tratando de ajustar los diversos programas a las necesidades y características particulares de cada una de las distintas comunidades que comprenden la heterogénea población de esta gran ciudad de 8,4 millones de habitantes.
“Hay esa imagen de que en Nueva York hay sólo millonarios, y sí los hay, pero también, casi la mitad de la población vive en pobreza o casi”, dijo Bassett en una entrevista. “Ese es el reto que tenemos por delante”.
El doctor Thomas Farley, quien fue comisionado de salud en el último periodo de Bloomberg como alcalde, elogió las cualidades de Bassett.
El estilo de la nueva comisionada, dijo Farley, “es una tenue variación en cuanto al énfasis que se le da a los temas”.
jt/am

¡Comparte esta noticia!
  Suscribir  
Notificar a