Intrant y cero control de vehículos con exceso de carga

imagen
El autor es ingeniero. Reside en Santo Domingo

Pese a que las carreteras troncales del país tienen un valor activo estimado en más de 7,500 millones de dólares, los gobiernos han descuidado ese patrimonio vial, el cual está siendo seriamente afectado por la falta de controles respecto a la circulación de vehículos con sobrecargas, los cuales ejercen una gran influencia en el deterioro de la carpeta asfáltica.

No hay que ser un experto en el tema de pavimentos para notar que en las carreteras troncales los diferentes tipos de camiones con distintas configuraciones de ejes ocasionan diversos deterioros estructurales  en el pavimento.

El tránsito con cargas excesivas tiene consecuencias negativas sobre  los pavimentos de las carreteras troncales, las cuales se manifiestan principalmente con una reducción de su tiempo de vida útil.

La merma en el período de vida útil de los pavimentos representa grandes inversiones en mantenimiento y reparación de la superficie de rodadura de las carreteras debido a la frecuencia con que se producen.

 

En los últimos 20 años, por ejemplo, hemos visto que la autopista Duarte ha sido sometida a varias intervenciones debido al deterioro de su carpeta asfáltica. Actualmente es objeto de rehabilitación y ampliación.

La circulación de vehículos con sobrepesos por las  principales carreteras del país también tiene una estrecha vinculación con la seguridad vial, pues aumentan los riesgos de accidentes.

Además de  incrementarse  la ocurrencia de accidentes por deterioro de las vías, también se tiene  el agravante que representa el hecho de que muchos de esos medios transportivos (vehículos articulados)  presentan un exceso de dimensiones (En las autopistas se ven sistemas formados por un vehículo tractor con un semirremolque y un remolque).

En el numeral 6 del artículo 4 de la nueva ley de tránsito (63-17) se establece que “ El Estado orientará sus acciones para garantizar la seguridad vial de todas las personas que decidan desplazarse en los medios y modalidades de transporte terrestres disponibles, interviniendo sobre los factores de riesgo y atendiendo de forma especial a los grupos de riesgo y usuarios vulnerables.”

Los pavimentos de las carreteras son diseñados para soportar ciertas solicitaciones (cargas), pero resulta un evento frecuente que se transporten cargas que exceden a las calculadas y/o permitidas debido a que no hay controles estrictos para evitar esa mala práctica.

Las estaciones de pesajes constituyen un control efectivo para disminuir el rápido deterioro de la superficie de rodadura de las carreteras, pero las que existían en el país se convirtieron en obsoletas y hace muchos años que no funcionan.

Un dato que no debemos obviar es que la ley 63-17 sobre Movilidad, Transporte Terrestre, Tránsito y Seguridad Vial fue promulgada el 21 de febrero del 2017 y en su artículo 116 ordena al Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones ( MOPC)  la construcción de nuevas estaciones de pesaje en las proximidades de los peajes, en coordinación con el Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre.(INTRANT).

Durante los tres años que precedieron a la promulgación de la nueva ley de tránsito, el pasado gobierno ignoró varios mandatos de esa legislación  y corresponde a las actuales autoridades hacer frente a esa imperiosa necesidad

No solamente se deben hacer cumplir las exigencias referentes al sobrepeso, sino también otros aspectos que implican los permisos, horas de trabajos, licencias y características del vehículo.

Es común ver que los conductores de vehículos que circulan con exceso de peso y sobredimensionamiento exhiben una gran agresividad al realizar adelantamientos (rebases) temerarios.

En el artículo  21 la ley 63-17 dice que los agentes de la Dirección General de Seguridad de Tránsito y Transporte Terrestre (DIGESETT) “ serán responsables de viabilizar, fiscalizar, supervisar, ejercer el control y vigilancia en las vías públicas, y velar por el fiel cumplimiento de las disposiciones de esta ley y sus reglamentos”.

JPM-sp

¡Comparte esta noticia!
ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
00votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
4 Comments
Nuevos
ViejosMas votados
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios
Sancho Sin Panza
Sancho Sin Panza
2 meses hace

MUY BUEN ARTICULO, ESPERO QUE LAS AUTORIDADES TOMEN CARTA EN EL ASUNTO Y NO SE DEDIQUEN SOLO A PERSEGUIR LOS SUPUESTOS CORRUPTOS DE LA ADMINISTRACION PASADA.

Bonao de la Maguana
Bonao de la Maguana
2 meses hace

Usualmente cargan más del triple de peso que él fabricante limitó el vehículo. En Estados Unidos la carga legal de una patana es de 80 mil libras con todo y vehículo y cola o sea de carga serian como 37 mil libras ya que el camión y el remolque serían 43 mil libras., aquí eso se lo cargan a un Daijatsu. De varilla le suben no menos de 200 mil libras.

Julián
Julián
2 meses hace

Hay que transitar de noche por la autopista Duarte para ver los peligroso que es. Patanas sin luces corriendo en el carril izquierdo perdiendo pedazos de gomas y muchas veces hasta la cargas. Y donde estan las patrullas de la Digeset? Nunca he visto parar un camion con doble remolque por viajar en el carril izquierdo u manejar en modo temerario.

yadira
yadira
Responder a  Julián
2 meses hace

Asi es, quien viaja por las carreteras de aqui corre un gran peligro, estos camiones con doble remolque y rebasando es terrible. nadie pone freno a esto.