Inscríbanme, por favor

No creo que en su sano
juicio ningún político, embajador o empresario se atreva a negar respaldo a la lucha contra
la corrupción, aun en el caso del
embajador de Estados Unidos, quien
visitó al procurador general para tratar
tema del narcotráfico y tuvo que hablar de tolerancia cero a la
prevaricación.

En el despacho de
Domínguez Brito, el embajador James Brewster externó felicitación al procurador
por la lucha que libra contra el crimen organizado, y a insistencia de los
periodistas dijo que su gobierno tiene tolerancia cero contra la corrupción.

En la prensa se dijo
que Brewster fue donde el procurador para
congratularlo y expresarle su apoyo por el expediente abierto contra un
senador de la República, del que incluso se dijo que lo despojaron del visado estadounidense
a solicitud de Domínguez Brito, cuestión que negó el diplomático.

Líderes empresariales
también peregrinaron hasta la oficina del procurador para sí expresarle respaldo en su lucha contra la
corrupción, aunque solo se refirieron al expediente instrumentado contra
el senador que alega persecución
política en su contra.

Como la mayoría de los
dominicanos creo en la dictadura de le ley, o más bien, en un régimen de
derechos, donde todos los
ciudadanos sean iguales ante el
Ministerio Publico y el juez, donde se
guarde obediencia por el debido proceso y se respete la presunción de
inocencia, hasta que un tribunal o corte la ratifique o dicte lo contrario en última instancia.

A mí me llama la
atención en exceso de interés en lapidar a ese senador, mucho antes de que los
jueces conozcan su expediente y se pruebe en audiencia si de verdad ha cometido los hechos que el procurador le imputa.

El presidente de la
Fundación Institucionalidad y Justicia pidió que la Suprema Corte de Justicia
cambie el juez que instruye su caso para que sea conocido por un magistrado “de
carrera”, con lo que se pretende
instituir la presunción de que el alto
tribunal se divide en magistrado de carrera y ratones de ferretería.

No sé si los
empresarios que peregrinaron hasta el
despacho del procurador son los mismos
o representan los mismos intereses que
firmaron de puño y letra un comunicado de respaldo al consultor empresarial que luego fue condenado a diez años de prisión por fraude y lavado de
activos.

Inscríbanme, por favor,
entre quienes respaldan la lucha contra la corrupción, pero no en la lapidación
mediática y política ni en la improvisación de paredones para liquidar reputaciones de terceros.

ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
0 Comments
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios