Inflación, políticas: monetaria y fiscal (OPINION)

imagen
EL AUTOR es administrador financiero, contralor general de la República. Reside en Santo Domingo.

Al hablar de inflación no es más que tratar el tema de los aumentos sostenidos de los precios de los bienes y servicios o de todos los insumos utilizados en la producción, los cuales encarecen el costo de la vida de todos los estratos sociales de un país.

El aumento de precios puede tener un origen endógeno o exógeno estos últimos son importados producto de variables incontrolables.

Esta variable económica por su incidencia en la vida de todos los habitantes requiere de mucha atención ya que afecta el diario vivir.

Conforme el Banco Mundial, la inflación interna de los precios de los alimentos sigue siendo alta en todo el mundo.

Datos de los meses febrero a mayo, señalan una inflación alta en la mayoría de los países de ingreso bajo y mediano, con niveles superiores al 5% en el 63,2% de los países de ingreso mediano bajo y el 67% de los países de ingreso mediano alto.

El 78,9% de los países de ingreso alto registran tasas elevadas de inflación de los precios de los alimentos.

Los países más afectados se encuentran en África, América del Norte, América Latina, Asia Meridional, Europa y Asia Central.

En términos reales, la inflación de los precios de los alimentos superó la inflación de los precios de alimentos y la inflación general en el 80,1% de los 166 países donde se dispone de datos.

Los índices de los precios agrícolas, de las exportaciones y de los cereales subieron un 6%, un 4%, respectivamente y un 10%, respectivamente.

El aumento de los precios del maíz y el trigo, después de disminuir en la primera mitad de julio, impulsaron el alza del índice de los precios de los cereales, mientras que los precios del arroz se han mantenido estables.

El informe del Banco Mundial da cuenta de que, en términos interanuales, los precios del maíz y el trigo son un 15% y un 17% más bajos, respectivamente, y los del arroz, un 16% más altos.

Los precios del maíz, el trigo y el arroz son un 8%, un 11% y un 3% más altos.

El 17 de julio de 2023, Rusia anuncio sorpresivamente que no renovaría su participación en la iniciativa de cereales del Mar Negro. Esta decisión se veía venir debido a las tensiones geopolíticas entre Rusia-Ucrania, por lo que los mercados de granos mostraron una respuesta inmediata mínima a la retirada de Rusia, y los precios futuros de granos y oleaginosas clave solo aumentaron ligeramente.

En el informe el Estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo 2023, se describe el panorama del hambre y la inseguridad alimentaria en todo el mundo, así como los desafíos y las oportunidades que representa la urbanización para la urbanización para los sistemas agroalimentarios.

El hambre mundial, medida según la prevalencia de la desnutrición, se mantuvo relativamente sin cambios los años 2021 y 2022, pero sigue siendo significativamente más alta que antes de la pandemia.

Alrededor del 9,2% de la población mundial sufrió hambre en 2022, en comparación con el 7,9% en 2019.

Ante estos eventos de precios el Banco Mundial implementa programas de resiliencia y ayudas financieras a favor de los países a los fines de paliar la situación agobiante de los altos precios.

El impacto de la guerra en Ucrania en la seguridad alimentaria ha sido muy relevante, aunque antes de la conflagración Rusia-Ucrania la seguridad alimentaria ya se sentía en todo el mundo producto de la pandemia Covid-19, los impactos extremos del cambio climático, las devaluaciones monetarias y el empeoramiento de la capacidad fiscal.

Ucrania y Rusia representan el 29% de las exportaciones mundiales de trigo y el 62% de aceite de girasol.

Todos estos eventos han sido causantes de que en el plano local los efectos se hayan manifestado en los costos de producción de los bienes y servicios dando lugar a un aumento de los precios en muchos renglones de bienes de primera necesidad de consumo de los dominicanos.

Estos efectos se sintieron de manera sensible y preocupante en todo el pueblo dominicano y de inquietud para el gobernante partido moderno y muy especial en la persona del primer mandatario de la nación, Luis Rodolfo Abinader Corona, quien siempre ha dado muestra de ser empático y sensible ante cualquier situación que pudiese afectar a sus compatriotas.

Por ello, una vez surge una situación adversa a la tranquilidad y seguridad de los dominicanos de forma rauda acude a paliar hechos negativos que pudiesen afectar la felicidad de los dominicanos.

Ante esta situación de incremento de precios, el gobierno central, a través del regulador monetario y financiero dominicano, aplica una política monetaria anti crisis de precios, a sabiendas de que toda entidad emisora o Banco Central tiene como función básica mantener estable los precios que en el caso dominicano la banca central ha actuado con mucha prontitud y certeza en aplicar una política monetaria que ha surtido efectos muy positivos en el mediano plazo.

Esto así, ya que ante una pandemia inclemente el gobierno mediante el Banco Central tuvo que aplicar una política monetaria laxa en combinación con una política fiscal expansiva para motivar la producción y luego, hacerla restrictiva para evitar que los precios aumentaran desproporcionadamente, política monetaria que ha llevado los precios al rango meta de inflación de 4.0%+-1.0%, flexibilizando la tasa de política monetaria o referencia de 9% a 7.75% de tal forma que no ralentice el aparato productivo de la nación.

Realmente, el hacer política monetaria, no es práctica o especialidad de cualquier economista ya que independientemente de los conocimientos que se pueda tener de la literatura económica se debe gozar de arte en el ejercicio de la misma, ya que los extremos no siempre son aconsejables ya que la política monetaria es muy delicada que para su aplicación se deben incluir en la ecuación todas las variables económicas que pudiesen afectar los distintos sectores económicos y no por simple tanteo para conocer los efectos de las medidas que se tomen ante un aumento de precio o inestabilidad productiva a los fines de evitar de no llegar a una recesión o depresión económica.

El superior gobierno, que preside el presidente Luis Rodolfo Abinader Corona, en apoyo decidido a las autoridades del Banco Central y las del Ministerio de Hacienda ha logrado equilibrar los precios de bienes y servicios internos, a pesar de que la inflación subyacente o no monetaria producto de insumos externos relativa a la energía y las altas y bajas de los precios de las materias primas.

Hoy la República Dominicana exhibe ante los países de la región americana una tasa de inflación envidiable ya que otras naciones están en peores condiciones, el solo pensar que los Estados Unidos están afectados por una inflación casi del doble de su rango meta que siempre ha sido de un 2% y hoy exhibe una inflación de casi un 4% y una tasa de interés de referencia entre 5.25% y 5.5% anual, cuando la misma era en bonos del tesoro entre el 1% o 2% de interés anual.

Aunque la inflación de EE.UU. aún se mantiene por encima de su acostumbrada meta de 2% y la Fed o la institución reguladora de ese país de seguir aumentando la inflación podría aumentar la tasa de interés influyendo en los mercados financieros de la nación dominicana como de otros países.

Las autoridades gubernamentales, han sido más que exitosas en el manejo de la economía y las finanzas públicas, reconociendo especialmente los méritos que hoy exhibe el presidente de la República como gran gerente y sus colaboradores del área monetaria y fiscal, pues otra cosa fuese de no tener un presidente de la categoría del actual presidente de la nación que no escatima esfuerzos en activar los sectores económicos que conforman el Producto Interno Bruto: Zona Franca, Turismo, exportaciones, entre otros.

Es justo reconocer que la administración de la cosa pública que ha ejercido el presidente Abinader en tres años y días, es digna de admiración ya que desde que asumió la primera magistratura del Estado, siempre ha hecho frente con mucha valentía y proactividad a los diferentes eventos negativos que se han presentado.

Tales los casos de pandemia, guerra Rusia-Ucrania, inflación, fenómenos naturales y accidentes sucedidos en el lar nativo y, ante todos ellos, ha salido siempre airoso con la ayuda del Dios Todopoderoso y, no obstante a estos se ha mantenido en actitud de vanguardia y, atento a cualesquiera cambios, amenazas o retos que puedan surgir inesperadamente en el entorno nacional e internacional.

Lo que hoy se gastan todos los dominicanos es a un presidente de lujo, honesto, trabajador a carta cabal, íntegro, disciplinado y con sentido de Estado, de la historia, visionario, sinérgico e innovador.

felix.felixsantana.santanagarc@gmail.com

jpm-am

Compártelo en tus redes:
5 1 vota
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
1 Comment
Nuevos
Viejos Mas votados
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios
El Veraz no
El Veraz no
8 meses hace

con honestidad y lujo los dominicanos no podemos comprar nada en los colmados, supermercados y farmacias. el país requiere medidas de compensación salarial para aumentar el poder adquisitivo de los hogares dominicanos. no es verdad que con 12,900 pesos un hogar puede comer 90 veces al mes y pagar sus servicios que en muchos casos se han triplicado como la energía eléctrica. hay países como bolivia y ecuador que su inflación no llegó al 3%.