Hipólito Mejía propone medidas para proteger a la mujer RD

SANTO DOMINGO, 25 de noviembre.- El Estado debería aplicar políticas públicas eficaces para reducir la incidencia de la violencia contra la mujer, a juicio del expresidente Hipólito Mejía.
Abogó por la formulación y ejecución de políticas públicas que promuevan la participación plena de la mujer en lo económico, lo político y lo social, la creación de empleos dignos para las mujeres, fomentar el espíritu empresarial mediante el financiamiento de la micro y pequeñas empresas para mujeres.
Prometió que impulsará la educación de la mujer desde el nivel básico hasta los niveles técnico-vocacional y universitario y fomentar al interior de la familia la educación doméstica y una cultura de paz,.
Igualmente, asumió el compromiso de la creación de redes de apoyo y asistencia a las mujeres en lo legal y en lo sicológico y establecimiento de Estancias Infantiles para los hijos e hijas de mujeres trabajadoras, a fin de que puedan estudiar y trabajar con mayor tranquilidad.
Contempló, asimismo, la protección de los derechos laborales de la mujer, fortalecimiento de la familia como la célula fundamental de la sociedad, entre otras
En ese sentido, el exmandatario envió el siguiente mensaje:
«Hoy, al conmemorarse el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer, reitero mi admiración y respeto a las hermanas Patria, María Teresa y Minerva Mirabal, cuyo sacrificio da origen a esta conmemoración.
El sacrificio de estas mujeres extraordinarias ha adquirido ribetes universales desde que las Naciones Unidas dispusieran, en el 1999, que este día fuese dedicado todos los años, a nivel mundial, a condenar la violencia contra la mujer.
Esta fecha es oportuna para reflexionar sobre las diferentes expresiones de la violencia contra la mujer dominicana.
La violencia contra la mujer tiene causas estructurales que, en el plano económico, se expresan en la falta de empleo, en la desigualdad en el pago por un trabajo similar al del hombre, en la falta de oportunidades para generar mejores ingresos, y en las dificultades para acceder a una educación técnico-vocacional que le permita aprovechar oportunidades en el mercado laboral.
En el plano político, las mujeres tienen pocas oportunidades de participar en las instancias de poder, es decir, el Congreso, el Gabinete Gubernamental y en la dirección de las organizaciones políticas en las cuales militan.
Las dificultades que tienen las mujeres para el ejercicio pleno de sus derechos reproductivos constituyen un factor de exclusión social y son una mutilación a un aspecto importante de su condición de ciudadanas.
La mujer dominicana se ha ganado el reconocimiento de la sociedad por sus aportes en la cohesión de la familia, de manera especial, por su responsabilidad en el cuidado de los hijos e hijas.
El hecho de que más del 40% de los hogares dominicanos esté encabezado por mujeres, pone en evidencia el papel que éstas desempeñan en la cohesión de nuestro tejido social.
Un problema grave de la mujer dominicana es el alto número de madres adolescentes que ni trabajan ni estudian, lo que contribuye a perpetuar el círculo vicioso de la pobreza en que están atrapadas numerosas familias de escasos recursos.
La violencia física es la expresión más dolorosa, visible e inaceptable de la intolerancia abuso contra la mujer.
El feminicidio, que en nuestro país alcanza cifras alarmantes, troncha la vida y los sueños de mujeres que tienen mucho que aportar a sus familias, a la sociedad y a su propio bienestar.
En este día, me comprometo a seguir trabajando en los siguientes aspectos para que la sociedad dominicana enfrente la violencia contra la mujer».
jt/am

Compártelo en tus redes:
0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
14 Comments
Nuevos
Viejos Mas votados
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios