VENEZUELA: Guaidó reconoce hay «posibilidad de un enfrentamiento»

imagen
Juan Guaidó

CARACAS.-  El jefe de la Asamblea Nacional y líder opositor, Juan Guaidó, reconoció que existe la posibilidad que se produzca un enfrentamiento entre los venezolanos que quieren que ingrese la ayuda humanitaria y aquellos que desean impedirlo, pero duda que el oficialismo cuente con personas dispuestas a “inmolarse” por un gobierno que “perdió el norte”.

Cada día son «menos los que prohibirían la entrada a la ayuda humanitaria», pero existe «la posibilidad de un enfrentamiento entre venezolanos que quieren salvar vidas y (los) cada vez menos que prohibirían la entrada», dijo Guaidó luego de rezar un rosario en una iglesia católica del este de Caracas, junto a familiares, feligreses y simpatizantes.

Guaidó _que el 23 de enero se declaró presidente interino de Venezuela en desafío al presidente Nicolás Maduro_ hizo sus declaraciones mientras el gobierno y la oposición forcejean sobre el ingreso al país sudamericano de ayuda humanitaria solicitada por la Asamblea Nacional, de mayoría opositora, y que cuenta con el respaldo de Estados Unidos y Colombia, entre otros países.

“Hoy en Venezuela existe claramente un conflicto generado por los que usurpan» el poder, y eso «se solucionará mientras más rápido logremos nosotros el cese de la usurpación, atender la emergencia humanitaria», acotó.

Acto seguido, citando información que tendría de fuentes cercanas a la cúpula del gobierno de Maduro, Guaidó expresó su confianza en la «civilidad» de los venezolanos y sus dudas de que alguien quiera sacrificar su vida en beneficio del gobierno socialista venezolano.

«Dudo mucho que nadie hoy se quiera inmolar al ser llamado por una persona (Maduro) que perdió el norte, que no tiene respaldo internacional, quien no tiene dinero porque se lo robó”, añadió.

Venezuela está sumida en la mayor crisis política y económica de su historia con una hiperinflación de siete dígitos y una severa recesión. La escasez de alimentos y medicinas, entre otros bienes, ha generado una migración masiva de venezolanos que las Naciones Unidas estiman en al menos tres millones de personas.

La Asamblea Nacional declaró que Maduro está “usurpando” el cargo al haber sido elegido en unos comicios del 20 de enero que dice violentaron la Constitución y las leyes, y que fueron desconocidos por la mayoría de los países de la región y la Unión Europea.

Después de una práctica de defensa antiaérea realizada el domingo como parte de los ejercicios militares ordenados por Maduro tras el aumento reciente de las tensiones con Estados Unidos, el mandatario afirmó que las fuerzas armadas venezolanas «les harían pagar caro al imperio estadounidense cualquier osadía de tocar el sagrado suelo de la patria».

«¡Fuera Donald Trump de Venezuela, fuera sus amenazas! Aquí hay fuerza armada y aquí hay pueblo para defender el honor, la dignidad» de la patria, indicó.

Por su parte, en una visita al Fuerte Guaicaipuro en el estado Miranda ante miles de uniformados, Maduro insistió en que «Venezuela quiere paz, pero Venezuela esta lista, dispuesta y preparada a defender la paz con las armas si hiciera falta».

Los ejercicios se extenderán hasta el 15 de febrero.

El gobierno venezolano ha rechazado el apoyo, alegando que no existe una situación de emergencia en Venezuela y ha acusado a la oposición de propiciar una invasión militar.

“Yo entiendo que el régimen se niegue a reconocer la crisis que ellos generaron», destacó Guaidó.

«La ayuda está en especie en los centros de acopio y esperamos que en los próximos días tengamos el primer avance de ingreso de la ayuda humanitaria», añadió.

La semana pasada se instaló un primer centro de acopio que habilitó el gobierno de Colombia a un lado del puente internacional Las Tienditas, el cual enlaza la ciudad colombiana de Cúcuta y el poblado de Ureña, a unos 650 kilómetros al suroeste de Caracas.

En Cúcuta, cerca de dos docenas de médicos venezolanos protestaron el domingo en la entrada del puente bloqueado por militares de su país para exigir que se permita el ingreso de la ayuda humanitaria.

Con una bandera venezolana gigante, los galenos con batas blancas pidieron a los militares que retiren un camión cisterna y dos contenedores de carga que bloquean el puente Las Tienditas, donde en un área aledaña se acumula la ayuda humanitaria proporcionada Washington.

Los médicos protestaron en el lado colombiano de la frontera, afirmando que enfrentarían consecuencias de realizar una manifestación similar en el lado venezolano. Temprano en la mañana cruzaron un puente a pie y luego se dirigieron hacia donde se guardaba la ayuda.

La psiquiatra Katia Díaz dijo que cada día que pasa es un día más en que las vidas de los pacientes están en riesgo.

Los contenedores «que se colocaron en la autopista representan la soberbia de ese dictador», dijo. «Eso deja desnuda la falta de humanidad, de compasión, con el dolor de nuestra gente».

Horas antes, Guaidó también instó con contundencia a los militares, principal base de respaldo de Maduro, que permitan el ingreso de la ayuda humanitaria, a los que ha pedido abiertamente desconocer al presidente.

«Depende de ustedes. No estamos hablando entre líneas, estamos hablando muy clara y determinadamente, dando una orden a las fuerzas armadas, que permitan el ingreso de la ayuda humanitaria para poder salvar vidas en Venezuela», aseveró.

El alto mando de la fuerza armada repetidamente ha expresado su respaldo a Maduro, pero persisten dudas que esa sea la opinión mayoritaria de la tropa, incluidos los mandos medios y bajos.

El dirigente opositor comentó que en los próximos días anunciará la creación de dos centros de acopio. Se espera que uno de ellos esté en Brasil y otro en una isla cercana del Caribe.

¡Comparte esta noticia!


UNETE A LA CONVERSACION

0 Comentarios
Click para o Crear tu cuenta para poder comentar
Publicar Comentario


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *