Fracaso total de la privatización en la RD, EGEHID no se vende

imagen
EL AUTOR es Master en Gestión y Políticas Públicas. Reside en Santo Domingo

La historia en República Dominicana después de la muerte de Trujillo ha demostrado que la venta de los activos de propiedad pública han sido un gran fracaso y han terminado en su desaparición total, falta de rentabilidad y luego han aprovechado para que el sector privado se apropie de ellas, de las que aún logran permanecer.

Este comentario lo hago a propósito de que hay funcionarios que han declarado la venta de las Generadoras Hidroeléctricas Dominicana (EGEHID)y otros lo han desmentido. Si esa acción se llevara a cabo por el gobierno del PRM, formaría parte de los fracasos de privatización que han afectado el patrimonio nacional, como los fueran las privatizaciones de las empresas de distribución de electricidad del Sur(EDESUR), la Distribuidora de electricidad (EDENORTE )y la Distribuidora de electricidad (EDEESTE).

Nunca se ha visto que una empresa de servicio público de generación de electricidad(energía y barata) con las aguas de los ríos, el viento o el sol que son bienes públicos inembargable, cierto personajes tengan la cara dura de proponer al gobierno que un patrimonio público sea vendido sabiendo que produce ganancias por más de US$ 250,000,000.00 millones de dólares al año y al estado dominicano le economiza por desfase en la tarifa más de 60%, equivalente a US$375,000,000.00 de dólares al año y con esto evitando la importación de miles de barriles de petróleo, con lo cual también EGEHID contribuye a preservar el medio ambiente; provee agua para el consumo humano, animales, la agricultura y a la industria. La EGEHID debe preservarse como empresa de clase mundial y como modelo de gestión pública.

La Empresa de generación hidroeléctrica dominicana EGEHID tiene 27 centrales hidroeléctricas que producen 613,81 MGW, con una potencia instalada de 452,08 MW de potencia y con uña producción de energía de 253,713,452 millones de MGW/h anual y con activos por valor RD$152,900,000,0000. Promedio al 31 de diciembre del año 2019.

Un bien público se define como aquel que es indivisible y que puede ser compartido por todos los miembros de la comunidad sin exclusión, algunos ejemplos son: el alumbrado de las calles, los parques, las playas, los ríos, las carreteras, dentro de clase de bien público se puede incluir la EGEHID. Los más importante es que un bien público no persigue fines de lucro. Por ejemplo EGEHID que es un bien de propiedad pública produce energía con el agua de los ríos, con el sol y el viento. Vende el kilo de energía a US$0.07 centavo de dólar preservando el medio ambiente y el sector privado lo vende a US$0.20 centavo de dólar contaminando el medio ambiente con petróleo y carbón.

En los tiempos de crisis como la que estamos viviendo por la causa de la pandemia del COVID-19 la clave es que el estado debe aumentar su participación en la producción nacional y en especial en aquellos sectores de producción de bienes y servicios donde el sector privado no está en capacidad de producir, para evitar escacez de productos, evitar realizar importaciones con préstamos, por falta de divisas y lograr producir por encima del consumo nacional para que el excedente sea exportable y genere las divisas para invertirla en obras de desarrollo económico y social.

De las malas experiencias en la privatización de los bienes públicos tenemos ejemplos y sin herir consciencias y susceptibilidades, debemos decir que las ventas, la administración en manos privadas del gran patrimonio que se le incautó a la familia Trujillo después de su muerte nadie sabe dónde está.

Aquí Trujillo había creado una gran riqueza compuesta por: La Cementera Nacional, la industria azucarera, la industria de sal en grano y refinada, la fábrica de Calzado(FADO), la industria del papel, la industria sacos, clavos Enriquillo, las grandes propiedades de crianzas de ganado vacuno y caprino, los millones de kilómetros de rieles para los trenes de transporte de personas y caña, la Corporación Dominicana de Electricidad (CDE), fábrica de alambres y púas, fábrica de armas en San Cridtobal, la fábrica de vidrio en san Cristobal, la compañía Dominicana de aviación, la cadena de hoteles; y no seguiré porque se haría interminable la lista y concluyo con aquí para mencionar las propiedades de la hacienda estrella.

El gobierno del Triunvirato instalado después de la muerte de Trujillo ordenó la confiscación de todos sus bienes. La pregunta es, donde están? Y quienes lo tienen? Ese es un secreto a voces que nadie se atreve a responder. El mundo ha avanzado mucho en la comunicación, ya en cada esquina hay una cámara de vigilancia y la sociedad civil tiene los ojos muy abiertos y se que estará atenta a cada acto que cometa este gobierno en contra del patrimonio público.

Estamos hablando de hechos históricos del pasado pero es importante que el pueblo sepa donde han ido a para los activos de las empresas cerradas, como CORDE, INAZUCAR, los activos de FOMPER, los activos de CDEEE, los activos de la OISOE y otras instituciones. El gobierno debe dar un informe público de los bienes del estado cuando estos son vendidos, desarticulados, o clausurados, porque son bienes de todos. Los tiempos de Trujillo pasaron y los ciudadanos dominicanos llevan en sus corazones la libertad y el derecho de exigir a las autoridades que se rinda cuenta. Hay una Dama en el tablero del ajedrez del gobierno del PRM que se puede confiar y cuyo origen le otorga ese valor, así como dos torres damas, que están jugando su papel, espero que ellas impidan que le den jaque al rey.

El que se inventó la venta de la EGEHID no pensó que cree que puede detener las grandes multitudes que se aglomerarán en todo el territorio nacional para protestar por tan gran ofensa al patrimonio público, cuando en esta crisis se pretenda vender el único activo o propiedad del estado que está produciendo, agua, electricidad a bajo costo y cuidando el medio ambiente. Cuidado presidente Luis Abinader, no es tiempo de vender nuestra agua, nuestros activos, nuestro aire ni nuestro sol.

La venta del patrimonio del Estado sólo ha ido a beneficiar unos pocos y a perjudicar a la mayoría del pueblo Dominicano. Es el momento de que el gobierno detenga la venta de activos en época de crisis, mejor solución es que el estado de ponga a producir los productos que hacen falta a los dominicanos y que el sector privado no está en condiciones de producir porque la privatización en la República Dominicana ha sido un total fracaso y sólo sirve para enriquecer unos pocos.

of-am

¡Comparte esta noticia!
ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
00votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
3 Comments
Nuevos
ViejosMas votados
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios
e Luis De New york
e Luis De New york
1 mes hace

Sr. Ogando. Recuerde que el sistema capitalista, dentro del cual esta la sociedad dominicana, las propiedades por ley deben de estar en manos de los capitalistas, por ende, no cabe su interrogante, de donde están la propiedades del pueblo confiscada a los Trujillos.

Hector Ramirez
Hector Ramirez
1 mes hace

No creo que el gobierno de Luis Abinader, cometa ese error, el pueblo nunca se lo perdonaría, además la sociedad se va a oponer, y esa noticia fue negada por Rafael Salazar, su director. Pero muy buen trabajo por este articulista permite que los dominicanos habrán mas los ojos.

Jose
Jose
1 mes hace

perfecto,espero que este artículo sea leído por todos en el país!!!!!