Fenómeno preocupante: desigualdad que aterra

imagen
El autor es periodista y magister en derecho y relaciones internacionales. Reside en Santo Domingo. 

Las  convulsiones sociales y políticas que se ciernen sobre los cielos de  diferentes latitudes  de América  Latina y el  Caribe son el reflejo  de que en esa  parte del mundo hay una agudización terrible de la desigualdad social.

Y esta desigualdad, hay que decirlo con dolor, es una consecuencia directa  de una injusta distribución de la riqueza y una prolongada y consistente  corrupción de índole público y privado.

Para que tengamos una idea de lo que  estamos planteando, según un informe del  año 2018 del  Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la  cantidad de dinero proveniente del delito y la corrupción en América Latina y El Caribe  se sitúa  entre 2 y el 5% del Producto Interno Bruto(PIB) mundial cada año.

Eso son aproximadamente entre 800 billones y 2 trillones de dólares o, lo que es lo mismo, el equivalente al PIB de Brasil. El crimen internacional no tiene bandera pero mueve más dinero que muchas economías soberanas.

Pero hay más, Súmele  a lo arriba antes mencionado,  que el mismo informe da cuenta  que alrededor del 20 por ciento de la población  concentra  el   80 por ciento  de las riquezas que se producen en cada una de esas colectividades.  

De manera que no es posible  que en 46 países que componen América Latina y el Caribe, con una población aproximada de 625 millones de almas,  191 millones de personas estén en la actualidad en el círculo odioso de la pobreza.

No hay que ser un especialista en ciencias sociales ni mucho menos un experto en geopolítica, para darse cuenta que lo que  está  generado, insisto,  todo este movimiento social que nadie sabe en qué puede derivar, es la agudización de la desigualdad por la injusta distribución de la riqueza y la corrupción pública y privada. Más nada.

América y el Caribe arden y muestra de ello lo constituye el hecho de ver estas movilizaciones constantes de ciudadanos de países como  Honduras, Haití, Ecuador, Paraguay, Venezuela, Chile, Bolivia, Puerto Rico, Perú, Colombia y Brasil, reclamando reivindicaciones sociales en las calles.

Esto que ocurre en América Latina y el Caribe es un fenómeno preocupante que debe llamar la atención de todos y todas.

Quezada.alberto218@gmail.com

 JPM

¡Comparte esta noticia!
ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.


UNETE A LA CONVERSACION

0 Comentarios
Click para o Crear tu cuenta para poder comentar
Publicar Comentario
Escriba un maximo de 400 caracteres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *