Es necesario contar con un centro de emergencia contra el COVID19

imagen
EL AUTOR es economista especializado en seguridad social. Reside en Santo Domingo.

La población se desespera al ver que, a pesar del sacrificio económico y social reimpuesto por el confinamiento obligatorio, las infecciones y muertes han alcanzado niveles alarmantes, saturando la capacidad de la infraestructura sanitaria y de los recursos humanos de las principales ciudades del país.

Las estadísticas revelan que el 60% de los pacientes que ingresan a las unidades de cuidados intensivos (UCI) fallecen, un porcentaje alarmante y que tiende a elevarse en la medida en que se satura el servicio y los pacientes son rebotados sin ser admitidos de inmediato debido a la saturación señalada.

El ministro de salud, Dr. Rafael Sánchez Cárdenas, estimó en un 100% la ocupación de las camas para atender a los pacientes, en el gran Santo Domingo, e informó que, en coordinación con el SNS, publicarán en Internet la relación de los hospitales que tienen camas disponibles.

Aclaró que los pacientes con problemas críticos primero deberán verificar donde hay camas disponibles. Ello quiere decir que una familia pobre y angustiada, sin habilidad ni destreza en Internet, deberá consultar este medio mientras su familiar se agrava, en vez del gobierno publicar esa información en medios más tradicionales y de fácil acceso de la población.

Por su parte, el Colegio Médico Dominicano (CMD) informó que, al menos 11 médicos y seis enfermeras han fallecido por COVID19 y que unos 400 galenos y 600 enfermeras han dado positivo, lo que no solo constituye una pérdida lamentable sino, además, una baja sensible en la capacidad y en la seguridad del personal de salud.

En adición, existe un creciente cansancio físico y mental de los profesionales de la salud, como resultado natural de más de cuatro meses de intensa labor, de las muertes e infecciones de sus colegas, y de una perspectiva sombría, a consecuencia de la indisciplina de minorías y de la improvisación e incompetencia de las autoridades.

Más vale tarde que nunca 

El ministro de la Presidencia, Gustavo Montalvo, acaba de anunciar que a partir de hoy jueves se exigirá una prueba PCR a todos los viajeros que ingresen al país. Y que, en el caso de no contar con la misma, se le hará en el aeropuerto, quedando confinados en los casos con resultados positivos.

Otra buena noticia es el anuncio de que se realizarán pruebas gratis en los hospitales para detectar el COVID19, a fin de descongestionar los laboratorios disponibles, en especial, el Laboratorio Nacional, donde la situación es caótica debido a la aglomeración y lentitud en atender a los pacientes que requieren sus servicios.

Ahora la opinión pública se entera que, a pesar de 20 años de “avance hacia la modernidad y a la revolución digital”, en nuestro principal laboratorio, todavía se emplean métodos manuales para extraer las muestras y entregar los resultados, procesos que hace años implantó el sector privado, con excelentes resultados.

La publicación de las camas disponibles, y del listado de los centros de salud que realizarán las pruebas gratis a la población más necesitada, hace meses que debió implementarse evitando tanta zozobra y pérdida de tiempo, lo que confirma la percepción generalizada sobre el lento manejo oficial del combate a la pandemia.

Estas y otras informaciones, vitales para los pacientes en estado crítico, deben difundirse de manera profusa por todos los medios de comunicación social, ya que la pérdida de tiempo y la incertidumbre suelen ser fatales. Si se han gastado miles de millones en propaganda superflua, ¿por qué no hacerla ahora, cuando realmente es necesaria para salvar vidas?

En adición, las autoridades debieran habilitar un centro de información de emergencia para que cualquier ciudadano, ONG o medio de comunicación social cuente con información actualizada sobre la disponibilidad de camas y demás servicios esenciales para frenar el COVID 19. Un sistema de información telefónica similar al 911.

JPM

¡Comparte esta noticia!
ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
0 0 vota
Article Rating
Suscribir
Notificar a
0 Comments
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios