Empresarios de Herrera ven necesario repensar modelo desarrollo productivo

imagen
Antonio Taveras Guzmán, presidente de la Asociación de Empresas Industriales de Herrera, Inc. (AEIH).

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- La Asociación de Empresas Industriales de Herrera y Provincia Santo Domingo (AEIH) consideró que el país requiere repensar su modelo de desarrollo productivo para poder alcanzar los objetivos del próximo año.

Tras analizar los resultados obtenidos en la economía del país en el 2016 y su perspectiva para el 2017 en su informe de fin de año presentado este martes, la AEIH planteó la necesidad de una gran sinergia y un gran pacto entre el gobierno, el sector privado y la sociedad organizada y empoderada.

A continuación el informe:

La República Dominicana habrá registrado un fuerte crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) en 2016, ubicándose nuevamente a la cabeza de la región, alcanzando una tasa del 6.3% de acuerdo a nuestras últimas proyecciones; si bien este crecimiento se queda ligeramente por debajo del crecimiento del 7.0% registrado en 2015, se trata de un resultado muy superior al pronóstico inicial del Presupuesto 2016 que se había confeccionado con el objetivo de alcanzar un crecimiento del 5.0%. Para 2017, se espera que siga frenándose algo más el ritmo de crecimiento, producto de las incertidumbres en el escenario internacional.

Sin sorpresa, la economía dominicana ha mostrado un nivel de actividad típico de un año electoral. El primer semestre registra un crecimiento muy por encima de su nivel “potencial”, debido a la fuerte inversión desde el sector público y gracias a los bajos precios de los combustibles; como resultado, el PIB crece +6.1% en el primer trimestre y +8.7% en el segundo trimestre.

A partir del segundo semestre, el ritmo de crecimiento desciende paulatinamente, registrándose una tasa de +5.8% según los resultados preliminares publicados por el Banco Central de la República Dominicana (BCRD) y se proyecta que el cuarto trimestre vea una tasa del 4.5%.

Como en años anteriores, surgen numerosos cuestionamientos sobre la realidad de este crecimiento a nivel macro, ya que no se percibe con la misma intensidad a nivel micro; sin embargo, una serie de indicadores muy variados parece confirmar este buen desempeño de la economía en 2016.

En primer lugar, el financiamiento al sector privado exhibía un muy sólido crecimiento anualizado del 12.5% a septiembre 2016, muestra de la fuerte demanda interna. Por otro lado, las compras de electricidad por las empresas de distribución de electricidad (EDEs) crecían un 5.9% a agosto 2016, por encima de la tasa del 5.2% registrada en 2015.

Del mismo modo, las ventas de combustibles para transporte (ambas gasolinas y GLP) mostraban un crecimiento del 6.3% durante el primer semestre, aunque este ritmo había descendido a apenas +2.6% al cierre del tercer trimestre, confirmando la sensible desaceleración del crecimiento del PIB.

Este último indicador muestra la importancia del precio del petróleo sobre el nivel de actividad económica en República Dominicana: el desplome de los precios del petróleo a inicio de 2016 ha permitido un importante aumento del ingreso disponible gracias al ahorro AEIHEconomía dominicana: resultados 2016 y perspectivas 2017 2 en la factura petrolera anual de US$1,091 millones a junio 2016, o sea una liberación de RD$50,186 millones, a una tasa promedio de RD$46.00/US$.

Sin duda alguna, el acuerdo de recortes de producción logrado por los países de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) a final de noviembre 2016 cambia completamente esta perspectiva para 2017: el nivel de los US$50/barril que fue un techo durante la mayor parte de 2016 pasara a ser el piso en adelante. Es importante que por cada dólar que suba el barril de crudo, la factura petrolera dominicana se incrementa en US$60 millones anualmente; en otras palabras, un incremento de precio de US$10/barril tendría un costo de US$600 millones para los consumidores dominicanos.

A mismo tiempo, y a pesar del decepcionante desempeño de la economía internacional, el sector externo de la economía dominicana ha contribuido con su cuota de buenas noticias, con la notoria excepción del sector exportador. El turismo alcanza otro año record superando por primera vez 5millonesde llegadas registrando 5,106,280 turistas (+7.1%) en base anualizada a octubre 2016, aportando ingresos de divisas por US$6,580 millones (+10.2%).

Las remesas (+4.7% a septiembre 2016) siguen funcionando como amortiguador social, al elevar los ingresos de las familias receptoras de las mismas en US$5,134 millones en base anual, o sea un poco más de RD$236,164 millones. Para tener una mejor idea del enorme peso de las remesas a nivel micro, es importante recordar que las remesas representan una cantidad equivalente al presupuesto completo de los gastos de consumo de todo el gobierno central (RD$234,514 millones en 2017).

Desafortunadamente, el sector exportador muestra un desempeño otra vez muy contrastado: mientras las exportaciones de las zonas francas dominicanas se reducían en 1.1% a septiembre 2016 al bajar de US$4,089.2 millones (2015) a US$4,043.0 millones (2016), las exportaciones nacionales excluyendo el sector minero y las ventas de combustibles en los aeropuertos registraban una baja más marcada del 3.4% al descender de US$1,804.4 millones (2015) a US$1,742.1 millones (2016). Lamentablemente, se anticipa un impacto muy negativo de las catastróficas lluvias de noviembre 2016 sobre las exportaciones en 2017 por la considerable reducción de la producción agrícola.

Este elevado crecimiento del PIB se ha producido en un marco de relativa estabilidad macroeconómica, como lo muestran las reducidas tasas de inflación y de devaluación. Por un lado, y gracias a los precios de los combustibles, la tasa de inflación anualizada a octubre 2016 apenas alcanzaba el 0.91% según los cálculos del Índice de Precios al Consumidor (IPC) del Banco Central; sin embargo, es importante entender que a nivel micro, los AEIHEconomía dominicana: resultados 2016y perspectivas 2017 3 grupos más vulnerables de la población (quintiles 1 y 2) no se aprovecharon de la baja del petróleo ya que los precios del transporte no reflejaron esta baja, alimentando el acostumbrado y justificado malestar de muchos que sienten que su economía, a nivel micro, no ha crecido en la misma proporción que la economía a nivel macro.

Otro buen ejemplo de la estabilidad relativa de la economía dominicana se refleja en la baja devaluación sufrida por el peso dominicano frente al dólar estadounidense (apenas 2.6%), al cerrar la divisa dominicana debajo de los RD$47.00 en 2016, después de cerrar 2015 en RD$45.55. Al igual que en el 2015, la estabilidad relativa del tipo de cambio ha obligado mantener tasas de interés muy elevadas: la tasa promedio del sector financiero para noviembre 2016 se situaba en 15.83%, muy por encima de las tasas de inflación.

El costo del dinero sigue siendo uno de los frenos más importantes al desarrollo de las pequeñas y medianas empresas (PYMES) y constituye un reto muy serio para 2017 cuando se esperan varios incrementos de las tasas de referencia por parte de la Reserva Federal de los Estados Unidos. Para tener una idea del impacto del muy probable incremento de las tasas en 2017: de un lado, la carga financiera de las empresas y de los hogares se incrementaría en RD$9,000 millones en nivel anual por cada punto adicional de la tasa de interés, tomando en cuenta un nivel proyectado de RD$900,000 millones de préstamos al sector privado en 2017; y por otra parte, el servicio de la deuda pública crecería US$264 millones también por cada punto adicional.

Proyectándonos hacia 2017, resulta entonces prudente estimar un crecimiento menor de la economía: el Presupuesto contempla un crecimiento del 5.5% del PIB, objetivo que parece alcanzable a pesar de las numerosas incertidumbres a nivel internacional: elección de Donald Trump en Estados Unidos; Brexit en Inglaterra; crisis política en Italia; elecciones en Francia y Alemania; y, por supuesto, la remontada de los precios del petróleo encima de US$50/barril.

El resto de las variables confirmaría la estabilidad relativa de la economía con una tasa de inflación promedio proyectada en un 3.75% y una devaluación promedio del 3.8% que incrementaría el valor del dólar hasta RD$49.09 al cierre de diciembre 2017, según la Ley de Presupuesto de Ingresos y Gastos 2017.

En cambio, el reto de incrementar las recaudaciones en cerca de RD$64,000 millones (+13.4% vs. 2016) sin reforma tributaria luce cuesta arriba, del mismo modo que un décimo año consecutivo con déficit fiscal (RD$84,894 millones en el Presupuesto 2017) seguirá poniendo presión sobre las cuentas públicas: en 2017, el Estado deberá de destinar RD$114,865 millones al pago de los intereses de la deuda, restando de manera muy significativa los grados de libertad para que el mismo Estado pueda definir AEIHEconomía dominicana: resultados 2016 y perspectivas 2017 4 políticas sociales para reducir las desigualdades y al mismo tiempo realizar inversiones en gastos de capital para incrementar el nivel de competitividad de la economía dominicana.

A pesar de este buen desempeño nuestra economía tiene muchos puntos frágiles, no podemos seguir perdiendo competitividad en los mercados internacionales. La gran apertura de la economía Dominicana representa  grandes retos y desafíos hacía el futuro. Debemos seguir avanzando en el sector turismo, el sector exportador debe constituirse en el centro de nuestro desarrollo, debemos ir hacia esquemas de zona franca de más alto nivel tecnológico y encadenado a la industria nacional.

Todo esto requiere repensar nuestro modelo de desarrollo productivo. Para esto se requiere una gran sinergia y un gran pacto entre el gobierno, el sector privado y la sociedad organizada y empoderada. Esto requiere empezar las grandes transformaciones institucionales que el país necesita para poder avanzar hacia un país y una sociedad más inclusiva, más próspera y más cohesionada. 

wj/am

 

¡Comparte esta noticia!
00votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
0 Comments
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios