El voto en el Exterior: ¡qué chasco! (parte 1)

imagen
EL AUTOR es comunicador. Reside en Nueva York.

Bien pudiera yo ni hablar del asunto éste pues, he venido tratando el tema desde hace sobre veinte años y, a decir verdad, los dominicanos que vivimos fuera del país, no hemos recibido ningún beneficio del “dichoso voto en el exterior”. Dicho proyecto nos llegó como una “panacea”, fruto de la voluntad política del doctor Peña Gómez, que lo propuso -junto a la doble ciudadanía- en el Pacto por la Democracia de 1994.

En ese momento, no hay dudas de que el líder del PRD estaba muy bien intencionado, aunque también, muy equivocado. El voto a distancia desde otra nación fue recibido con gran alborozo por las claques de los partidos nuestros en el exterior, porque les permitía validar su vigencia política y -en consecuencia- acceder al disfrute del presupuesto nacional, su sueño más atesorado.

El voto es un ejercicio político legítimo, pero no es nada provechoso para una comunidad de migrantes que tienen la necesidad de insertarse en la nueva        sociedad que nos alberga, para poder progresar en ella. Aun y cuando se tiene la esperanza de un “retorno triunfal” al país de origen, la realidad nos indica que la segunda generación -nuestros hijos- no van a retornar y, por tanto, hay que concentrarse en la educación que les permita convertirse en ciudadanos de “primera clase”, no simples migrantes como sus padres.

Es cierto que más de cien países permiten a sus ciudadanos votar desde la nación donde residen y que en una veintena de casos, hasta se les otorga un número reducido de representantes en el Congreso. Pero, no es menos cierto que, para los fines prácticos, tal “conquista” es meramente simbólica. Lo que sí está bien claro es que, ello sólo acarrea un abultamiento en las nóminas de los estados de origen.

Hoy la incertidumbre es, si podremos votar cívicamente en nuestros países de residencia, como lo hemos hecho antes en cuatro oportunidades. Las pasiones políticas enturbian el debate, distorsionando -en uno y otro sentido- la realidad de los hechos. Algunos sostienen que el gobierno del PLD no quiere las elecciones, porque sabe que va a perder. Mientras, en el lado opuesto, los peledeístas depositan toda la responsabilidad de los comicios en la Junta Central Electoral. Tanto el partido, como el Gobierno, se han pronunciado en tal sentido.

Sin embargo, he notado un optimismo desbordante en la oposición, que supone ganará ampliamente; y, en consecuencia, plantean “elecciones el 5 de Julio, aunque entre el mar”. Parecen olvidar -los opositores- que en los países donde residimos, esa decisión no está en manos nuestras sino, de las autoridades locales. Pero, además, agregan un componente triunfalista en su apuesta. El problema no es que sus candidatos tengan o no simpatías, que realmente la tienen. El asunto es convertir esas simpatías en votos y en ese orden, todos sabemos que las posibilidades de llevar gente a las urnas están a favor del Gobierno, porque es un asunto de recursos.

Por el otro lado, los gobiernistas muestran un pesimismo inentendible para mí. Yo no comprendo cómo es que los dirigentes y militantes del PLD en Nueva York -que es donde vivo- no alcanzan a notar, que una “maquinaria electoral” como es su partido, estando en el poder durante cuatro períodos consecutivos, siempre tiene las posibilidades de ganar, o cuando menos, de competir con decoro. Ese miedo latente, no tiene sentido, digo, si es que en realidad ellos son demócratas y boschistas, como proclaman a viva voz.

Establecida mi opinión sobre lo absurdo de esta pugna por la celebración de las elecciones dominicanas en el exterior, quiero recalcar las razones que me llevan a este juicio tan extremo. Primero, los políticos parecen olvidar que el certamen depende de la voluntad de un protagonista, tan indeseado como inclemente, que se lama COVID19. También parecen ignorar que, “nosotros no mandamos en este país”. Aquí hay autoridades y únicamente ellas pueden decidir si hay o no elecciones el 5 de Julio en su territorio.

Personalmente, creo que no hay un solo un logro que hayamos tenido por votar en el exterior. Los votos nuestros son los votos más costosos para país alguno, porque no producen mas que añoranzas y melancolías. Nuestros hijos sólo van a retornar a la isla de vacaciones y nosotros -si es que nos vamos de retirada- volvemos en un 90%. Además, con el dichoso voto del exterior, fraccionamos la unidad de la comunidad, al tiempo que nos imposibilita la construcción de una verdadera Agenda Dominicana en el exterior.

En una segunda entrega, voy a mostrarles -con números- el historial de nuestras elecciones aquí, y de cómo se evidencia la apatía de los votantes, al entender que no sacan nada positivo de este ejercicio cívico. Pero, hay que admitir que es una ley y que las leyes hay que cumplirlas, aunque no nos gusten. La cuestión es si la JCE podrá montar o no el evento en países extranjeros.

¡Vivimos, seguiremos disparando!

  rolrobles@hotmail.com

JPM

¡Comparte esta noticia!
ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
11 Comentarios
1 Respuesta
0 Seguidores
 
Mas relevantes
Mas populares
12 Comentar autores
  Suscribir  
Nuevos Viejos Mas votados
Notificar a
Enriquillo

No puedo negar que me identifico con la primera entrega de este articulo. Esperare la proxima entrega. Excelente analisis.

Félix Quiñones

Al escritor le faltó algo: detallar los intereses partículares de algunos buitres de la urbe en defensa del costoso voto del exterior.

luis j liriano

Mi querido tortolo voy a esperar la segunda entrega para dar mi humilde opinion

Luis De New York

Jabali. Hasta ahora va bien, vamos a ver en la segunda parte del articulo como va a usar el colmillo de la derecha.

martin

NO ESTOY DE ACUERDO CON USTED ES UNA NECESIDAD VOTAR YO ESTOY EN EL EXTERIOR Y TODOS EL TEIMPO VOY A VOTAR A SI ES QUE LA JUNTA ESTA OBLIGADA POR LEY PARA QUE TODOS LOS DOMINICNO PODAMOS VOTAR AHORA ES DOMINICANO CON MAS FUERZA Y CON MAS AMOR ADELANTE DIOS PATRIA Y LIBERTAD

manuel escano

Es cierto que los dominicanos que los dominicanos que viven en el exterior sienten apatia por participar en las elecciones, pero hay que darle oportunidad de que cumplan con la ley. Otra cuestion, es que no es cierto que fuera PeÑa Gomez el gestor del proyecto de La Doble Nacionalidad. La idea fue de Socrates Grullon y un grupo de dominicanos que nos intereso esa idea. En la actualidad, Socrates Grullon es el Presidente del Partido Nacionalista Dominicano ( PND). Debo destacar que que recibimos un gran aporte de Saul Pimentel quien para esa epoca era el redactor politico del… Leer mas »

Juan Marte

Este no es mas que un loco, pues por mas que una persona se aleje por razones economicas de su ierra,nunca debe dejar de luchar por que los que se quedan logren alla una vida feliz y libre de enganos

Felix W

Interesante artículo con un enfoque que se coloca por encima de las pasiones.

Leonel Cabrera

Excelente tu artículo y enfonque.
Es el voto mas caro, para elegir a un zángano que no hará ni fu ni fa por nuestra comunidad.
Y para colmo, como bien planteas, es un ente divisivo para nosotros, pues debilita la unión y enfonque, en lo que realmente necesitamos.

Juan Tomas Distren

Bueno, para contradecir todo lo que ha dicho este “verdugo aqui” tedriamos que buscar y rebuscar la historia de los dominicanos que hemos venidos a buscar en en tierras ajenas, lo que esos hijos de putas “podridos y corruptos politicos dominicanos” nos niegan en la patria que nos vio nacer…
Carajo, nunca dejare fuera esta frases de Rodolfo de la Cruz.
“Para que luchar o apoyar a los que no nos apoyan”.

Dalton en la diaspora

Usted dio en el clavo, NO vamos a esperar una segunda entrega de este burlesco personaje que solo proyecta sus circunstancias y preventas, con escasas verdades atractivas y malintencionadas. Hago eco de su comentario donde estos hijos de putas nos han exiliado involuntariamente con el fin macabro de que enviemos el sustento basico de familiares y amigos, atraves de las remesas asqueantes, con la irreparable consecuencia de separar la familia Domiminicana. “Para que luchar o apoyar a los que NO nos apoyan” R. De la Cruz, ” Muerte a los traidores ” eso lo dijo alguien de su entorno comunista… Leer mas »

Ruddy de la Cruz

Maestro…Hablo por millones de años…
Ruddy de la Cruz