El presidente Medina y Leonel Fernández no tienen velas en ese entierro

imagen

Los
actos de barbarie propios de la caverna política cometidos por una turba de
bandoleros disfrazados de activistas políticos, en los que fueron agredidos periodistas, fotógrafos, camarógrafos e indefensas damas, merecen el repudio del
pueblo y los culpables deben ser sometidos a la justicia.

Los
videos tomados y los testimonios de las victimas pueden servir para identificar
a los autores de esta masacre cuidadosamente planificada para aterrorizar y
silenciar a la prensa.

Uno de
los periodistas mejor informado, Don Álvaro Arvelo, dijo en el programa El
Gobierno de la Mañana, de la emisora La Z, que tenía datos en el sentido de que
estas acciones fueron orquestadas y pagadas por tres empresarios que en su
momento identificará.

Existen
otras versiones de quiénes financiaron y llevaron la turba al lugar donde el
doctor Leonel Fernández Reyna sería entrevistado por un periodista extranjero.
Corresponde a la Procuraduría General de la República iniciar una minuciosa
investigación para establecer responsabilidades y sentar en el banquillo de los
acusados a los que actuaron de una manera descarada en ese lugar.

Demás está decir que el Presidente Danilo Medina y el ex-presidente Leonel Fernández
Reyna no tienen ninguna responsabilidad en estos hechos. Como dice el pueblo, no tienen velas en ese entierro.

Las
trayectorias de Medina y de Fernández Reyna como alumnos del profesor Juan
Bosch se sustentan en la formación política e ideológica, el comportamiento
decente, respetando los derechos de los ciudadanos a expresar sus ideas
libremente, haciendo aportes al desarrollo de una sociedad democrática donde la
paz sea un mecanismo para dialogar y comprenderse. Estos
acontecimientos deben servir para establecer una unidad monolítica entre los
periodistas que les permita
ejercer un trabajo sin ataduras, transparente y firme, en el que prevalezca la
verdad.

El
Colegio Dominicano de Periodistas solicitó una investigación y
las autoridades deben actuar en consecuencia.

La
libertad de expresión y el ejercicio profesional deben ser defendidas no
importa las consecuencias.

Alto a
la barbarie!!

ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
4 Comments
Nuevos
Viejos Mas votados
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios