El nadador de Villa Juana (cuento)

imagen

Un nadador de Villa Juana se convirtió en el mejor del país. Era admirado por sus grandes conquistas. Aunque seguido por muchos, el mauricense era también odiado por nadadores de las costas, incluidos algunos principiantes que por vivir junto a ríos se tornaban engreídos El afamado nadador no necesita vivir en esos lugares para ser el mejor competidor. Había estudiado todas las habilidades del nado y las mejores técnicas de cuidado corporal. Al nadador de Villa Juana se le atribuye el perfeccionamiento de la visión y misión de los gladiadores y velocistas en el agua. Fue creador del Club de Nadadores Dominicanos, la Asociación de Atletas Acuáticos, la Federación de Especialistas del Nado, el Instituto de Protectores Submarinos Incorporados y otras entidades afines. Fue muchas veces objeto de envidia. Morenito Guillén, un nadador de la Playa de Güibia nunca lo pudo entender. Se preguntaba como el Nadador de Villa Juana, pese a no tener tan cerca el mar, como él en Güibia, no había forma de ganarle una competencia. La misma pregunta se hacían nadadores de poca monta de Boca Chica, Río San Juan, Los Patos en Barahona, Baní y otros lugares colindantes con la playa. Con el anuncio de la posible participación del nadador de Villa Juana en una competencia de natación, a celebrarse el tercer domingo del siguiente mes, empezaron las zancadillas y persecuciones contra el invencible campeón. Desde esa fecha era común escuchar expresiones como; nada pero no salta o nada pero no corre. Una tarde, incluso, escuché a alguien decir que su cuerpo no resistía alta temperatura que él no sabía sembrar batata que tenía un primo policía, y otras mil bobearías. Un anciano que observaba la persecución feroz al Nadador de Villa Juana, preguntó a unos de los competidores que por qué le tiran tanto en lo seco si la competencia real era en el mar?, éste lo miró también secamente y contestó Ahora es que tenemos que hacerl En su agua nadie le gana.

ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
0 Comments
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios