El barrilito retrata legisladores y viola leyes

imagen
LA AUTORA es trabajadora social y comunicadora. Reside en Santo Domingo.

Todo parece indicar que “el barrilito” es el motor que dinamiza los legisladores; lo encienden desde que llegan al Congreso, y la mayoría, que solo va al hemiciclo a levantar las manos, la mantiene entretenida y promoviéndose.

El Congreso Nacional está constituido por senadores y diputados. Su misión es legislar, fiscalizar y representar; son los responsables de crear un marco legal que garantice el desarrollo integral; fortaleciendo las instituciones, protegiendo los derechos y deberes de los ciudadanos.

Ser legislador es una estupenda oportunidad de contribuir al desarrollo integral del pais, promulgando leyes y fiscalizando su cumplimiento. Sin embargo, preocupa que descuiden su misión, para invadir áreas que corresponden a otros organismos y peor aún, con criterios personales, no normativos, dilapidando recursos del pueblo.  Esa intromisión, esos males, los han institucionalizado, creando el Fondo de Gestión Social, conocido como “barrilito o cofrecito”.  Todos tienen millonaria tajada; le dedican más tiempo a esa inversión, que al hacer leyes que favorezcan la nación.

Un legislador consciente de su delicada misión debe concentrarse en la misma, para lograr una labor fructífera. Sus actitudes y acciones, alrededor del barrilito, lo retrata, lo desenmascara de inmediato. Son muchos, quienes, al usarlo, violan sus propias leyes; caen en contradicciones; se supone que legislan para organizar la nación, pero terminan “metido en casas ajenas” infringiendo las leyes.

Urge establecer una estructura firme para el desarrollo integral de la nación; los encargados en legislar para ponerla son los primeros en violarlas; tienen una forma irreverente de secuestrar el poder, entrando en áreas que no le corresponden; sin la debida transparencia ni control; gastando sumas millonarias que se autoasignan.

El barrilito le resta credibilidad al legislador; se aprovecha de la pobreza, hambre e ignorancia de la mayoría, para con fondos del presupuesto nacional, dar limosnas, ganar simpatía para el partido y para su reelección. Si esa no fuera su   real intención, las solicitudes de ayuda las canalizarías, tocando las puertas del organismo correspondiente para que resuelvan el problema de su comunidad; legislarían por un Ministerio de Política Social, que abarque todos los planes sociales, para enviar los casos.

No es cuestión de que, según la ética personal, algunos legisladores tomen el barrilito y otros no; el criterio debe ser normativo; no debe haber barrilito. Un legislador, que persiga una nación organizada, jamás debe interferir con funciones de otros departamentos; son males que deben corregir con las famosas leyes; para evitar enfrentamiento social.

La mejor forma de los legisladores demostrar amor por las provincias que representan, es detectando sus necesidades, presentándolas en el Congreso y elaborando leyes, que la ayuden a desarrollar sus potencialidades, que eleven su nivel de vida; y que todos respeten.

Es increíble, pero debemos comenzar por disciplinar los encargados de hacer las leyes, los diputados y senadores, centrándolos en su misión, para poder aspirar a institucionalizar la nación. ¡Oh, mi Dios!

 veneciajoaquin2010@hotmail.com

JPM

¡Comparte esta noticia!
ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
0 0 vota
Article Rating
Suscribir
Notificar a
8 Comments
Nuevos
Viejos Mas votados
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios
julio cesar
13 dias hace

En los 12 años de Balaguel tanto el PRD como el PLD se dedicaban a criticar a Balaguer por la corrupcion,pasaron ciertos años y al llegar el PRD al poder pues suplento’ a Balaguer en la corrupcion ya Balaguer no era el malo sino el PRD.El PRD en el poder hace peor que Balaguer entonces el PLD lo suplanta’ y ahora los peledeistas son los malos.Que nos indica todo esto,que en el mañana loe Perremeistas seran los malos,APUNTENLO.

julio cesar
Responder a  julio cesar
13 dias hace

Los Perremeistas seran los malos porque ya se ve lo que van hacer.Abinader hizo una campaña de cambio pero tal parece que el cambio lo a hecho el solo no todos los funcionarios.El cambio tiene que ser por completo y tal parece que Abinader no a sabido hacer el cambio por completo pues sus funcionarios se estan aumentando sueldo los senadores no quieren soltar el barrilito y asi la cosa va de mal en peor.Tal parece que tenemos que ir a la plaza.

Luisa Ramirez
13 dias hace

Como se explica que los legisladores nuestro defiendan tanto la asignación presupuestaria del barrito, si nos acogemos a las funciones de los legisladores en el contexto económico, porque su insistencia, pondré dos de sus funciones a ver si entiendo.
1- Analizar la coherencia y consistencia económica y financiera de las políticas públicas
2.Diseñar e implementar un sistema de monitorio y evaluación de la gestión fiscal y el gasto publico socia.

EL SURENO
13 dias hace

ESTO SON IGUAL A LO Q SE FUERON,LO UNICO Q CAMBIO ES SUS ROSTRO , Q PENA MI PAIS ,Y YO Q PERDI MI TIEMPO Y ME ARIESGUE AL COV 19 POR ESTOS CHARLASTANE ,Q RAPIDO SE QUITARON SUS MASCARAS ,LADDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD

Jose Sanabia
13 dias hace

Si los que tienen las leyes en sus manos son los primeros corruptos que se puede esperar.

Pedro Ceballos
13 dias hace

En presidente Luis abinader debe de eliminar esa práctica corrupta k fue una de las tanta forma de robo k implemeto los gobierno del gánster de Leonel y el perverso de Danilo

Maria Madaglena Pimentel
13 dias hace

No es lo mismo ser Anthony Santos o Luis Vargas con «las guitarras que Don Carlos Piantini con el violin»
Tantas criticas a las pasadas autoridades, para venir a tocar el mismo long play con los mismos temas.

Pedro
13 dias hace

Totalmente de acuerdo,me pregunto donde están todos los que iban a la plaza de la bandera a protestar,si ellos no legislan para anular el bendito barrilito y cofresito debe el pueblo hacer un referéndum. Igualmente el presidente debería mandar un anteproyecto de ley anulándolo.