El 5 de julio y las propuestas electorales

imagen
EL AUTOR es político. Reside en Raleigh, Estacdos Unidos.

Las circunstancias han destinado el 5 de julio próximo, como un día de singular importancia para los dominicanos; al amanecer estaremos participando en unos comicios, que debieron celebrarse en el mes de mayo pasado, y que un pequeñísimo virus, imperceptible a la vista humana, nos obligó a cambiar de fecha.

El elector dominicano decidirá su destino para los próximos cuatro años, entre tres diferentes propuestas electorales: Primero la propuesta del gobierno; con claros visos de continuar con una obra de expoliación y degeneración de las instituciones y de los recursos públicos, de una manera burda y mal intencionada, sin temor ni pudor.

Segundo, la propuesta del polo opositor encabezado por el Partido Revolucionario Moderno; una apuesta a lo desconocido, cuyo éxito estaría vinculado a la buena intención de sus líderes; que primero tienen que demostrarle a la población su arrepentimiento a sus errores del pasado; aquel comportamiento por el cual doña Milagros Ortiz Bosch llamó a pedir perdón al pueblo dominicano.

Y la tercera de las propuestas, es una que el pueblo dominicano no tiene que analizar mucho, porque la conoce muy bien; es la propuesta de un hombre altamente conocido en todos los rincones del país; alguien que puede ampararse en la sentencia bíblica de que “Por sus hechos lo conoceréis”; me refiero a la apuesta del experimentado presidente Leonel Fernandez.

Esta última está cimentada en la intención de reunificación del pueblo dominicano, bajo el esfuerzo de un gobierno de Unidad Nacional; que con el apoyo de todos sectores de la sociedad, rescatará el respeto por las instituciones y transformará aquellas que en vez de servir a la Nación, lo que hacen es dañarla.

En estos momentos tenebrosos que vive la humanidad, con una incertidumbre económica indefinida que augura las peores consecuencias para todos los países del globo; es necesario apelar a destreza, a la experiencia y a las amplias relaciones internacionales del Presidente Fernández, para guiar a puerto seguro nuestro amado país.

La improvisación, solo sería un paso hacia el vacío, una forma de aparejar una crisis con otra encima; confiar en un candidato presidencial que sus gestos lo denuncian como inseguro e incapaz, nunca debe ser opción para el electorado; esperemos que en su fuero interno el pueblo conserve su sabiduría de antaño, cuando conocía al ciego durmiendo y al cojo sentado.

El 5 de julio los dominicanos no dudaremos en elegir la mejor de las propuestas; votaremos con entusiasmo y en inmensa mayoría por La del Fuerza del Pueblo y partidos aliados y el camino seguro que nos ofrece Leonel Fernández Reina.

¡Comparte esta noticia!
ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
0 0 vota
Article Rating
Suscribir
Notificar a
0 Comments
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios