El 24% de jóvenes no estudia ni trabaja en la RD, dice un estudio de EDUCA

imagen
Samuel Conde

SANTO DOMINGO.- El nivel educativo de los jóvenes dominicanos es bajo, a pesar del aumento de la cobertura en el nivel secundaria, revela este jueves una investigación de Acción Empresarial por la Educación (EDUCA).

El informe indica que aunque se haya logrado incrementar los recursos del sector educativo, en el año 2016, el 41.6% de los jóvenes entre 19 y 24 años de edad no había completado la secundaria, y el 24% de jóvenes que lograron completar este nivel, no se matricularon en el nivel superior.

La presentación tuvo lugar en el Hotel Jaragua de esta ciudad y estuvo encabezada por Samuel Conde, presidente de EDUCA,  con la asistencia del Ministro de Educación, Antonio Peña Mirabal, el director del FIES, Lucas Vincens, y destacadas autoridades del Estado dominicano, del empresariado y de la comunidad educativa.

“Esto se debe principalmente a la alta tasa de abandono escolar: el 37.7% de la población joven había dejado de asistir a la escuela o la universidad en 2016”, dijo Conde en su discurso.

La investigación resalta que existen factores económicos y sociales que motivan el abandono de los estudios, afectando de manera distinta a hombres y mujeres. En el caso de los hombres, la principal razón (39.8%) por la que descontinúan los estudios es debido a la necesidad económica que los impulsa a ingresar al mercado de trabajo aun con certificaciones precarias y de reformalidad.

También  el 39.8% de las mujeres salieron de manera prematura del sistema educativo, debido a que contrajeron unión conyugal o quedaron embarazadas.

Los jóvenes de 15 a 29 años se ven afectados en mayor medida por las vulnerabilidades económicas.

A pesar del notable crecimiento que la economía ha experimentado desde el año 2000, la tasa de desempleo global permanece estancada entorno el 14%, mientras que para el segmento joven esta cifra es casi el doble, superando el 23% en 2016. Adicionalmente, los jóvenes ocupados se encuentran laborando mayormente en empleos de baja calidad, debido a la alta incidencia de la informalidad en el mercado de trabajo y los bajos niveles salariales.

En particular, el grupo entre 15 y 18 años de edad es el más afectado por la informalidad. En 2016 un 73.5%, de este subgrupo de edades estaba empleado en este sector y percibía ingresos inferiores a los RD$10,000 mensuales.

La capacitación laboral y la educación superior son los factores que inciden en la probabilidad de los jóvenes de obtener un empleo formal.

Sin embargo, aquellos jóvenes que han logrado culminar estudios universitarios enfrentan dificultades para acceder oportunamente a empleos, debido a la brecha que existe entre las competencias adquiridas por los jóvenes, sus expectativas salariales, y los perfiles demandados por el sector productivo y la remuneración que ofrecen.

El documento plantea una serie de propuestas para superar el éxodo de estudiantes de los recintos escolares y apuntalar su oportunidad de formación profesional.

La publicación cuenta con el auspicio del programa Nuevos Empleos y Oportunidades (NEO-RD), iniciativa, impulsada por el Grupo BID a través de su Fondo Multilateral de Inversiones (FOMIN), y la Fundación Internacional de la Juventud (IYF, por sus siglas en inglés), y el Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo.

of-am

¡Comparte esta noticia!


UNETE A LA CONVERSACION

0 Comentarios
Publicar Comentario


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *