Después de tres horas de gracia

imagen
EL AUTOR periodista. Reside en Puerto Plata.

De todos es sabido, que el toque de queda inicia a las cinco de la tarde de lunes a viernes y a las doce del mediodía sábados y domingos, con tres horas de movilidad para llegar a la casa.

Innegable, que todos estamos casi en el cansancio de sufrir estas medidas impuestas para detener el crecimiento de la enfermedad Covid-19, desde marzo del pasado año.

Diferentes medios digitales e impresos, así como las redes sociales, nos dejan ver fotos y vídeos de acciones policiales durante el toque de         queda y de personas que al ser detenidas muestran rebeldía.

Ciertamente, como sociedad civil nunca habíamos cruzado por el camino que andamos. Tampoco los policías y militares.

Si uno se siente “jarto y quiere pachanguear con sus amigos, una fría o un trago” También ellos presumimos desean un poco de descanso y estar con su familia.

Tenemos que recordar, tenerlo muy presente, si andamos en algún vehículo, que debemos salir a tiempo desde donde nos encontramos. Pensar, que podemos –como ocurre –  encontrarnos con un enorme taponamiento en carretera que nos impedirá llegar a tiempo a nuestra casa.

Si nos encontramos dentro de la ciudad, con mayor razón para no esperar el amplio movimiento de vehículos.

Si nos movilizamos a pie. Debemos ser lo suficientemente sensatos, prudentes y cautos, para regresar al rancho a tiempo. ¿Salimos del trabajo? No nos quedemos por ahí haciendo “coro o en teteo” como dicen los jóvenes.

Después de las tres horas de libre movimiento, las autoridades van a actuar. Están para eso, en busca del bien colectivo.

¿Que hubo un accidente en carretera y provocó largo tapón? Explique con respeto, decencia y cordura. No se altere ni realice violentos ademanes.

Ahí se necesitan oficiales y subalternos respetuosos, educados y entendidos.

A excepción de sábados y domingos, luego de las tres horas de “gracia” ya es de noche.

A pie…¿Qué busca, qué hace usted de las 8 pm en adelante?

En nuestros barrios y el vecindario. ¿Puedo estar en el balcón o galería de mi casa con la familia de cinco a siete miembros con un “can” tocando guitarra, boleros o himnos? ¿Qué daño hago?

Los oficiales y subalternos que andan de patrulla tienen que ser bien inteligentes y preparados.

Es diferente a tener un bochinche en la calle a esas horas. 20 o 30 personas en franca desobediencia, deseo de enfrentamiento o provocación.

No hay pandemia que dure mil años. Comienzan y terminan. Esta por igual finalizará.

A cuidarnos y respetar los protocolos. Dios nos cuida…si nos cuidamos.

ramiro_francisco@yahoo.com

JPM
¡Comparte esta noticia!
ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
0 0 vota
Article Rating
Suscribir
Notificar a
1 Comment
Nuevos
Viejos Mas votados
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios
Luis De New York
6 dias hace

Gracias que Dios nos esta cuidando, porque sino, cuantos serian los muertos?