Demócratas El Bronx apoyan a Espaillat

imagen

EL BRONX.- La plana mayor del Partido Demócrata de El Bronx, incluyendo el presidente de ese condado, Rubén Díaz Jr., respaldó ayer la candidatura de Adriano Espaillat en las primarias al Congreso por el Distrito 13.
En 2012, Espaillat (59) se enfrentó al veterano congresista afroamericano Charles Rangel (83) en las primarias demócratas en las que el político de origen dominicano perdió por escaso margen de 1,086 votos (19,187 contra 18,101). Este año, Espaillat buscará por segunda vez desbancar a Rangel.
Aunque El Bronx sólo representa el 15% en el mapa del Distrito 13, en unas primarias cerradas como éstas, el respaldo de políticos que arrastran votos acercaría más a Espaillat a Washington D.C., según consideró el analista político dominicano Diógenes Abreu.
En El Bronx, el Distrito 13 en particular, hay una población de 184,812 habitantes y el porcentaje de hispanos alcanza el 63.5%, contra un 19.2% de afroamericanos, según datos de la Mesa Redonda Domínico Americana.
Espaillat recibió también el apoyo del presidente del Partido Demócrata de El Bronx, el asambleísta Carl E. Heastie, de los asambleístas José Rivera, Jeffrey Dinowitz, Marcos Crespo, y Víctor Pichardo, y de los concejales Andrew Cohen y Richie Torres.
Rubén Díaz Jr. dijo que en las pasadas primarias respaldó a Rangel porque quería que el congresista tuviera la oportunidad de reelegirse otra vez «para despedirse con dignidad del Congreso», en alusión a la censura que recibió Rangel del Comité de Ética de la Cámara de Representantes en 2010.
«Pero ya no podemos darnos el lujo de esperar otros dos años para que una persona con energía y entusiasmo, como Espaillat, nos represente en Washington y gane señoría», dijo Díaz. «En El Bronx necesitamos ayuda, y la necesitamos ahora», acotó.
Entre las ayudas federales que necesitan el condado de El Bronx, Díaz Jr. mencionó el tema de la transportación, y en específico la ampliación del Cross Bronx Expressway, la vía más congestionada de la nación con más de 180 mil vehículos circulando diariamente. También la transformación de la autopista Sheridan, que incluye nuevas rampas para sacar los camiones de los barrios circundantes.
Espaillat dijo que el respaldo de los líderes de El Bronx «es significativo porque hay muy pocas diferencias entre El Bronx y el Alto Manhattan, ya que los problemas de salud, de vivienda, de transporte, etc., son similares».
«El Bronx necesita un aliado en Washington, para que el paquete de ayuda que necesita el condado sea atendido», dijo Espaillat, prometiendo que, de resultar electo, «en el primer día de trabajo voy a abrir una oficina de distrito en El Bronx, porque los constituyentes necesitan servicios y es injusto que tengan que viajar a la calle 125 de Harlem para hablar con su congresista».
Espaillat mencionó que Rangel, en el último debate, «dijo que tenía aprensión de representar a El Bronx, pero yo no tengo ninguna aprensión de representar este condado, todo lo contrario, estaré orgulloso de hacerlo».
El presidente del Partido Demócrata de El Bronx, Carl E. Heastie, dijo que Espaillat «es un luchador probado en nuestra comunidad y sé que le dará a los residentes una voz fuerte en Washington».
Los otros candidatos
Durante la rueda de prensa se conoció también el reciente lanzamiento de Yolanda García, líder del distrito 77, en la carrera contra Rangel, y a la pregunta de si Espaillat consideraba que era una treta política para restarle votos latinos, éste respondió que creía en el proceso democrático, «donde todos tienen el derecho a postularse».
El otro candidato es el ministro Michael Walrond, aliado del reverendo Al Sharpton. Sin embargo, el lanzamiento de García es el que ha generado controversia. Para líderes políticos de El Bronx, como el asambleísta José Rivera, «detrás de la candidatura de García hay un cerebro que lo que busca es restarle votos a Espaillat, a sabiendas de que las primarias pautadas para el 24 de junio serán muy cerradas».
García —que recolectó 6,000 peticiones para inscribir su candidatura— lo niega. «A mí nadie me está ayudando a postularme, yo estoy corriendo como ciudadana, con el derecho que me asiste a votar y al mismo tiempo ser elegida», dijo García. «Esta acusación es machista, y lo que busca es obstaculizar las aspiración de una mujer de llegar al Congreso», señaló.
Dijo que en estos momentos no tiene los fondos disponibles para pagar la campaña, pese a que sólo faltan dos meses y medio, «pero confiamos en que con la ayuda de la comunidad, de la gente que quiere el bien para todos, vamos a conseguir el dinero para sacar esta campaña adelante».
García dijo que quiere llegar al Congreso de los Estados Unidos para trabajar en tres temas fundamentales, que son inmigración, vivienda, y salud. «Esas serán mis prioridades de llegar a Washington», indicó.
García nació en Puerto Plata, República Dominicana, y emigró a los Estados Unidos en 1975. Empezó la carrera de Educación en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) pero la dejó cuando salió del país y se dedicó a cuidar a sus tres hijos y a ayudar a su esposo en el manejo de los negocios que han tendido, tres bodegas y una lavandería.
Luego hizo varios cursos en un Colegio Comunitario de Nueva York, como inglés, programación de computadora y mediación, y fundó la organización sin fines de lucro United Women in Action Coalition, localizada en el 300 East de Tremont, «en la que ayudamos a unas 50 jóvenes al año en temas de violencia doméstica, inmigración, empleo, etc.».
Fuente: EDLP
jt/am

¡Comparte esta noticia!
0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
0 Comments
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios