Cuentan persecución Testigos de Jehova por dictadura Trujillo

imagen
Mu Kien Sang Ben coloca el botón de la Academia Dominicana de Historia en la solapa de Miguel Guerrero.

SANTO DOMINGO.-  El periodista y escritor Miguel Guerrero afirmó que en la historia política de la República Dominicana no se registra una etapa de persecución religiosa tan tenaz como la desatada contra los Testigos de Jehová por la dictadura de Rafael Leónidas Trujillo Molina, que rigió el país de 1930 a 1961.

La persecución se registró entre 1940 y finales de la década del 60, expresó Guerrero en en una ceremonia en que fue recibido como miembro de número de la Academia Dominicana de la Historia.

Al disertar acerca de la “Persecución y vigilancia de los Testigos de Jehová durante la tiranía de Trujillo y la colaboración de la Iglesia Católica en la represión de la secta”,  dijo basarse en documentaciones oficiales y otros datos obtenidos durante una profunda investigación.

Apuntó que pretende demostrar que esa persecución “constituyó una real y efectiva política de Estado, sin que existiera amenaza real contra la estabilidad política nacional y, mucho menos, contra el predominio de la religión católica sobre las demás denominaciones religiosas cuyas prácticas la Constitución de la época permitía”.

Afirmó que los primeros misioneros de los Testigos de Jehová llegaron a la capital dominicana el domingo 1 de abril de 1945, y fueron Lennart y Virginia Johnson, una pareja estadounidense graduada de Galaad.

Afirmó que en el Yearbook (Anuario) de la organización de 1946 se dice que el país era “territorio virgen” y que la pareja se vio precisada “a empezar de cero”. “No existían entonces sucursales ni Salones del Reino ni mucho menos congregaciones. Los misioneros apenas hablaban unas palabras en español y no tenían donde quedarse”, puntualizó.

Enfatizó que la persecución desatada contra los seguidores de esa secta no tenía límites.

JPM

¡Comparte esta noticia!


UNETE A LA CONVERSACION

13 Comentarios
Click para o Crear tu cuenta para poder comentar
Publicar Comentario


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *