Cuando los reformistas “tumbaron” a Peña; crisis post electoral 1994

imagen
EL AUTOR es periodista. Reside en Santo Domingo.

Veinticinco años se cumplen de la crisis  post electoral de 1994, que sumió  al país en momentos difíciles y peligrosos para su estabilidad  democrática. En una medida  dirigida supuestamente a resolver la situación, el Presidente Joaquín Balaguer y el dirigente del Partido Revolucionario Dominicano, Dr. José Fco. Peña Gómez,  suscribieron un acuerdo para  la superación definitiva de la crisis, que incluyó la convocatoria de nuevas elecciones para la Presidencia y Vicepresidencia de la República,  el día 16 de noviembre próximo año 1995, es decir,  en un plazo de 18 meses. La transmisión del mando, según el acuerdo, se produciría el 27 de febrero de 1996.

Las proyecciones y alcances del acuerdo fueron tomados durante una reunión en Palacio Nacional, donde además de Balaguer y Peña participaron dirigentes del  PLD, encabezados por el candidato Vicepresidencial, Leonel Fernández , así como de los partidos que constituían el Acuerdo de Santo Domingo. Fue evidente la ausencia en el encuentro de Jacobo Majluta, presidente del PRI; de Fernando Alvarez  Bogaert, de la Unidad Democrática, y del vicepresidente electo en las elecciones en discusión, Jacinto Peynado.

Concluida la ceremonia la dirigencia reformista se “amontinó”  en Palacio y varió los puntos mas enérgicos del acuerdo,  cuando extendieron   en seis meses la fecha original para las elecciones del presidente y del vice, para llevarlo a dos años, y  el 45 por ciento mas uno que se había establecido, lo llevaron a 50% mas uno. Las dos diabólicas decisiones   troncharon las aspiraciones presidenciales de Peña Gómez, que en la primera vuelta electoral de mayo de 1994,  llegó a 45 por ciento.  Todos los partidos, y particularmente el Reformista, estaban conscientes del poder político de líder sepia, y aseguraban que en una próxima contienda el candidato perredeísta superaría esa proporción de 45%,

PALABRAS DE PEÑA G. EN EL ACTO

“En el día de hoy pudimos ponernos de acuerdo sobre una fórmula que habrá de merecer el apoyo de los hermanos del PLD, de los demás partidos reconocidos por la Junta Electoral y por los lideres del PRSC, que con su poder congresual son los que tienen que llevar a la práctica aprobando en el Congreso estas reformas fundamentales”. Dijo que con inteligencia preclara el Presidente ha establecido como fecha para la transmisión de mando del candidato que resulte ganador, el 27 de febrero del año 1996, que trae reminiscencia gratas para nosotros que ganamos las primeras elecciones celebradas (1962) gracias a las labores democratizadoras ejecutadas por el Presidente Balaguer en su primer mandato”.

Y concluyó su intervención afirmando que “las elecciones se celebrarán en un plazo ubicado dentro de 18 meses, el día 16 de noviembre y la transmisión de mando se producirá en la fecha supra indicada, el 27 de febrero del 1996” Cuantas ilusiones!

Jamás pensó el pobre Peña que sus verdugos tenían diseñado el plan que dió al traste con sus aspiraciones presidenciales. ))
“.

¡Comparte esta noticia!
ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.


UNETE A LA CONVERSACION

9 Comentarios
Publicar Comentario


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *