Crítica de cine: “Jojo Rabbit”

imagen

Con el paso de los años, me doy cuenta de que el cine bélico todavía tiene muchas historias por contar de la Segunda Guerra Mundial. He visto muchísimas películas del género, pero particularmente las que logran conmoverme con mayor impacto emocional son las que retratan las vicisitudes de los niños indefensos atrapados por los horrores de la guerra iniciada por el Tercer Reich, los hijos de nadie que cargan con las consecuencias penosas de abandonar la inocencia bajo una lluvia de disparos y bombardeos, anhelando por encima de todo una pizca de humanización. Se me hace imposible borrarlas de mi memoria. Sus imágenes son tan poderosas que no consigo olvidarlas. Entre ellas se encuentran ‘El tambor de hojalata’, ‘La balada de un soldado’, ‘Europa Europa’,  ‘La infancia de Iván’, ‘La vida es bella’ y la obra maestra ‘Ven y mira’. Son filmes que subrayan los eventos con un realismo descomunal y, a veces, con los semblantes genéricos de una tragicomedia, aunque lo cierto es que todas coinciden con el hilo conductor que refuerza la idea de que el odio puede destruirnos a todos.

A ese grupo se suma la nueva película del director neozelandés Taika Waititi (‘Hunt for the Wilderpeople’, ‘Thor: Ragnarok’). Se titula ‘Jojo Rabbit’ y está basada en Caging Skies, la novela de Christine Leunens. Es una sátira fabulesca sobre la Segunda Guerra Mundial que me conmueve cuando condena el odio y la deshumanización en tiempos de beligerancia para celebrar el amor, la amistad y el redescubrimiento, a través de un niño que se enfrenta dolorosamente a unas circunstancias que modifican su moral y su forma de pensar. Su fábula de mayoría de edad se equilibra entre el drama y la comedia negra. Es gratificante, edulcorada, mordaz y por momentos puede ser previsible en unas cuantas escenas. Pero no por eso deja de ser novedosa. Me hace reír y minúsculamente humedece mis ojos. Se presenta con una narración sutil que nunca abandona la jovialidad ni los personajes contagiosos, unas actuaciones placenteras, una dirección de arte que reconstruye meticulosamente los escenarios alemanes de la época, un diseño de vestuario satisfactorio, una banda sonora muy empática de Michael Giacchino, el colorido estilo visual de la fotografía de Mihai Mãlaimare Jr. y los diálogos elocuentes que recurren a una ironía que me pone a reflexionar cuando su fondo sociopolítico se apoya en el niño para escarmentar las enajenaciones históricas del nazismo.

El argumento sitúa la acción en Alemania durante la etapa culminante de la Segunda Guerra Mundial y trata la historia de Jojo “Rabbit” Betzler (Roman Griffin Davis), un muchacho solitario de unos diez años de edad que a menudo habla con su colega irreal, Adolf Hitler (Taika Waititi), al que le confiesa todo lo que piensa.

Las interpretaciones de la película me parecen maravillosas y añaden cierta autenticidad a lo que se describe con la gestualidad y los diálogos de los personajes, destacándose la de Roman Griffin Davis como el niño inocente manipulado por las doctrinas políticas del período, la de Scarlett Johansson como la madre optimista que cuida a su hijo de la moralidad corrompida del nacionalismo y la de Sam Rockwell como el capitán honesto que oculta su bondad.

No podía esperar menos de la atrevida estética de Waititi. Su película consigue hacerme reír y entristecerme con los personajes caricaturescos que presentan el afecto como la única solución disponible para disipar los efectos del odio. Lo que más me intriga son las pláticas entre el niño y el amigo imaginario llamado Adolf Hitler, con las que de algún modo se elabora un poderoso discurso sobre los horrores de la guerra, el proceso de madurez de un chiquillo y los corolarios del fanatismo fecundado por los extremos de las ideologías fascistas. Aunque tolero el discreto patriotismo que acentúa a los héroes, no deja de ser una sátira revisionista muy agradable. Es una película muy entretenida.

Ficha técnica

Título original: Jojo Rabbit

Año: 2019

Duración: 1 hr 48 min

País: Estados Unidos

Director: Taika Waititi

Guion: Taika Waititi

Música: Michael Giacchino

Fotografía: Mihai Malaimare Jr.

Reparto: Roman Griffin Davis, Taika Waititi, Scarlett Johansson, Thomasin McKenzie, Sam Rockwell,

Calificación: 7/10

of-am
¡Comparte esta noticia!
  Suscribir  
Notificar a