Corrupción, Danilo y Domínguez Brito

La lucha contra la corrupción para ser efectiva debe asumirse como una tarea programada que del Gobierno, pero no compete únicamente a él; es una responsabilidad que tiene que compartirse con todos los estamentos sociales: gremios, cámaras de comercio, universidades, organizaciones no gubernamentales, Congreso, empresas, iglesias, partidos, etc. El Gobierno, el presidente de turno tiene que asumir una actitud abierta y constructiva, que facilite el trabajo de los organismos que investigan entidades y personas involucradas en irregularidades. Tiene que estar el Gobierno dispuesto a llevar hasta las últimas consecuencias esa lucha, sin importar a quien toque o afecte. La corrupción daña a la sociedad y a los sectores que se involucran en la actividad diaria del país, por lo que no debería haber una persona que se oponga a su combate. Ahora bien, el presidente Danilo Medina, ha caso dado muestra de que su Gobierno anda por la línea de aplicar un Plan anticorrupción. No. ¿Este Gobierno ha asumido el interés de la gente, de los diferentes sectores que piden, reclaman un gobierno más transparente donde los funcionarios estén expuestos al escrutinio público, donde se pueda comenzar a actuar con apego a la legalidad y dejar de lado los actos de corrupción? No. Y digo que no, porque eso solo se logra con un trabajo conjunto entre los servidores públicos y los ciudadanos. Y eso no es verdad que se esté dando en nuestro país. Yo quiero que me digan cuál es el Plan del gobierno en este tema, cual es el esfuerzo para combatir la corrupción mediante la prevención, la realización de reformas estructurales en entidades públicas, donde están las políticas reales de estímulos y de incentivos para los honestos y el castigo a los corruptos. ¿El Presidente de la República ha dado alguna señal que implique derrotar la corrupción, cuáles han sido las decisiones que en ese sentido ha tomado? Como este gobierno no tiene aplicado ningún Plan anticorrupción, como el presidente al inicio de su gobierno solo dijo que aquí se aplica borrón y cuenta nueva, cero persecución, se colige entonces que la decisión del Procurador de la Republica, Domínguez Brito, de perseguir por corrupción y lavado al senador Félix Bautista, quien además es director de organización del partido de gobierno, es individual, muy personal y política. O sea, no obedece a una estrategia, para ejecutar acciones concretas que permitan atacar este problema de la corrupción. Eso por consiguiente no pasará de escarceos mediáticos, quedará Domínguez Brito como el héroe de la película, el gran persecutor de la corrupción, con una franja de ciudadano a su favor y otra en contra, al debelarse esa gran estrategia mediática a su favor. Si se debela así, si es un show mediático- político, se perderá una batalla en recuperar la credibilidad en nuestras instituciones, sería un fiasco en la actitud necesaria, indispensable para romper el círculo vicioso de la corrupción, pero que solo es posible romper, si se adoptan estrategias integrales desde el gobierno, con la mayor participación de los principales actores: ciudadanía, estamentos oficiales, gremios de la producción y del comercio, entre muchos otros. (Continuará)

ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
0 Comments
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios