Contra la UASD: ¿Neoliberalismo o el dardo de los partos?

imagen
El autor es profesor universitario. Reside en Santo Domingo

Por FRANCISCO RAFAEL GUZMAN FERNANDEZ

Las ocurrencias que se ven a diario por parte de los organismos del Estado en nuestro país resultan de muchas sorpresas, hasta son risibles. Las decisiones de tribunales judiciales poniendo en las calles a criminales o delincuentes, para los cuales las penas deberían ser de décadas en los calabozos, son uno de los ejemplos.

Hay que mencionar también que la justicia dominicana ha dado pábulo a que personas hagan demandas millonarias, por cualquier quítame esta paja, fundamentándose en supuestos daños morales que el monto de la demanda para resarcir parece exagerado. Han condenado gente a varios meses o años de prisión por insignificancias, como el robo de algunos indigentes de una pierna de salami o de algunas chinolas.

¿Será la justicia un negocio? Debería hacerse una separación entre lo justo y lo legal, para aplicar justicia, como parece que se ha hecho en otros países. No debemos llevarnos del morbo de muchas gentes, porque eso han aprendido y que necesitan desaprenderlo, no podemos pretender que la pena sea un espectáculo.

Pero lo peor viene al caso cuando organismos de reciente creación, producto de las reformas neoliberales del aparato estatal, para vender la falacia de un clima de democracia con separación de poderes, asumen decisiones que al parecer no les corresponden y más bien parecen hijas legítimas de la estulticia tales decisiones.

Aplicar justicia y lo que es correcto no es tirar dardos contra el más vulnerable, como en el caso de la UASD por la inicua y vieja campaña mediática que ha tenido en su contra, como condenar a indigentes que no encuentran trabajo y roban algo para comer. El neoliberalismo desde que fue impuesto es un modelo al servicio del capital financiero.

Por esa razón ha querido -con sus recetas a los gobiernos, no hay cosas más odiosas en el mundo que las recetas-  que rompan con todo lo que sea gasto social gubernamental, además de la liberalización de los precios en los mercados, la creación del mercado privado del dólar y apertura a las importaciones y a la inversión extranjera.

En la antesala de las negociaciones con el FMI encontramos la génesis de la privatización de la medicina y de la actual crisis sanitaria que ocurre ahora ante la eclosión  del COVID-19, cuando el gobierno de Jorge Blanco comenzó a intervenir hospitales públicos y sacó las monjas que prestaban servicios en ellos.

La UASD es autónoma, consagrada en la constitución su autonomía, pero hace tiempo que el Banco Mundial tenía y sigue teniendo como receta que se dejara de financiar a la UASD, con lo que simpatiza el FMI. Se considera que es un gasto social del gobierno, pero no se toma en cuenta que los ciudadanos pagan impuestos al gobierno.

Danilo y su gobierno han vapuleado a la UASD como universidad del Estado y a pocos días de terminar su gobierno sigue golpeándola, asfixiandola con un presupuesto insuficiente para sus gastos, con una gran población estudiantil formándose para la vida. Ahora bien, Danilo es el jefe del poder ejecutivo y aquí aparentemente hay división de poderes, no podemos decir que es así, pero así se quiere aparentar.

Uno de los organismos creados para aparentar la Independencia de poderes y autonomía de organismos estatales es el Tribunal Constitucional. Resulta ser que esa entidad emitió una resolución a todas luces inconstitucional, porque está negando la autonomía a la UASD, le está exigiendo que no le rebaje el pago a los cónyuges de los servidores que se inscriban en la Academia.

Eso es sencillamente inconstitucional, porque le está negando la autonomía a la UASD, ya que ésta es autónoma como está establecido en la constitución de la República Dominicana. Es la propia universidad la que debe decidir en qué invierte y a quien le da un privilegio, lo que si debe es informar al gobierno central, pero nadie de fuera puede deliberar y ponerle regla porque ella que es autónoma, estatal y abierta.

La UASD es soberana para decidir lo que hace, en este caso sobre los derechos de quien se inscribe en ella. Se quiere hacer creer que se juega limpio, cuando no se trata de eso, más bien lo que se quiere o lo que al parecer quieren es acabar con la UASD, consumar una vieja aspiración de las fuerzas del neoliberalismo local e internacional.

Cuando apenas faltan días para que culmine la gestión de Medina, parecería que los miembros del Tribunal Constitucional quieren complacer al presidente de la República, en su afán de vapulear a la UASD, como el que tiene una vieja rencilla con alguien a la que no quiere renunciar.

Esperamos que sea como el dardo de los partos o como las balas de los fascistas alemanes en  París cuando iban de retirada, derrotados por las fuerzas avasallantes del general Charles De Gaulle y los aliados del Frente Occidental del Atlántico, y que esa medida del Tribunal Constitucional se eche para atrás  y sea letra muerta, porque la UASD debe seguir siendo autónoma y en consecuencia soberana.

Este gobierno que aparentemente tiene los días contados -por lo menos si no se convierte en una dictadura aprovechando el COVID-19-, cosa poco probable, no ha  tomado en cuenta ni siquiera los conatos por adecentar a la UASD por parte de su primera rectora femenina: Emma Polanco Melo, pese a la asfixia económica a que la ha sido sometido por su gobierno.

JPM

¡Comparte esta noticia!
ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
0 0 vota
Article Rating
Suscribir
Notificar a
1 Comment
Nuevos
Viejos Mas votados
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios
ASURBANIPAL
1 mes hace

La UASD como espacio de respiro al libre flujo de las ideas debe seguir siendo autonoma «un gobierno indepentiente con sus peculiaridades » lo unico que se le puede exigir como institucion un informe de sus gasto.

Como ejemplo tenemos en EEUU la politica neoliberar del Sr. Obama que ha llevado a la clase media a la bancarrota ya que cuando se graduan se pasa mas de la mitad de su vida util profesional pagando la deuda de estudiantes con los banco