Condenados a singularidades que ahora se pretenden agravar

imagen
EL AUTORI es periodista. Reside en Santo Domingo.

Desde que la obra de los filibusteros adquiriera vida en la esfera del derecho, que a juicio de  Emiliano Tejera, eso fue lo que ocurrió con el Tratado de Aranjuez, en 1777, y se crearon dos colonias y a partir de ellas dos países profundamente diferenciados en una misma isla, estamos condenados a singularidades que ahora se pretenden agravar.

Manuel Arturo Peña Battle describe las consecuencias:

“Dos nacionalidades distintas, dos poderes rivales, dos fuerzas sociales opuestas en sus aspiraciones y jurídicamente desmarcadas, comenzarían desde ese momento el curso de un desarrollo paralelo, pero extraño el uno al otro; sin más puntos de contacto que los que ofrecía la fortuita circunstancia de tener un mismo teatro geográfico y un mismo campo de acción: la isla de Santo Domingo”, única en el mundo con tal condición.

Ninguna de las otras islas con más de una nacionalidad albergan los estados de dos naciones distintas, sino que son posesiones de países asentados en otros espacios geográficos, como ocurre con San Martin, que tiene una parte francesa y otra holandesa, pero ni Holanda ni Francia tienen sus cabeceras allí, ni son tan distanciados culturalmente.

Como colonia francesa, Haití vivió momentos de gran prosperidad, convirtiéndose en una gran potencia azucarera, y cuando proclamó su independencia era militar y económicamente  superior a la República Dominicana, pero los conflictos de raza hundieron a ese país en un letargo del que jamás se ha recuperado.

Ha operado  como un Estado inviable al que sólo pudo mantener cohesionado una dictadura, y la comunidad internacional, con los Estados Unidos a la cabeza, no han pensado en otra cosa que en cargar el colapso del Estado haitiano sobre el dominicano, lo que no lleva a mejorar la situación de uno de los países más pobres del mundo, sino a hundir en los parámetros  más lastimeros a dos.

La presión que se ha ejercido y que ahora se recrudece sobre la República Dominicana tiene el nefasto propósito de colocarnos a la cabeza de un club que presencia la peor condición de degradación por la que pueda atravesar un conglomerado de humanos, las de refugiados.

Aunque en números el destino que se establecería en el RD, sería el 31, por volúmenes de acogidos, le arrebataría el primer lugar a Cox’s Bazar, en Bangladesh, que alberga en condiciones absolutamente inhumanas a 867 mil rojinyás , de la minoría religiosa musulmana, que desde 2017, han corrido de la persecución de las que son objetos en Birmania.

O de entrada RD desplazaría del segundo lugar a Dadaab y Kakuma, en Kenia, el mayor campo de refugiados africanos procedentes de Somalia, Sudán del Sur y la República Democrática del Congo.

¿Qué pasaría  después que en territorio dominicano se empiecen a proyectar las dantescas imágenes de millares de personas  hacinadas haciendo  sus necesidades fisiológicas a la intemperie  y conviviendo  a merced de las lluvias, las inclemencias del sol y de otros fenómenos naturales?

La otra parte del guion conllevaría al reconocimiento de derechos y  reavivar  el san Benito de la apatridia. Que esos haitianos son dominicanos, porque han vivido irregularmente aquí o porque sus mujeres han alumbrado en las maternidades del país, y a que por razones humanitarias las personas no pueden vivir sin un lugar de pertenencia.

¿Pero de qué tendrían que huir los haitianos, si se les auxilia desembarazarse del control de las bandas criminales, y a procurar desarrollo económico y estabilidad política?

JPM

¡Comparte esta noticia!
ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
8 Comments
Nuevos
Viejos Mas votados
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios
Fernando Marti
Fernando Marti
2 meses hace

Si Haiti estuviera un grado de desarrolllo economico-social, similar a la Republica Dominicana, esos problemas no existieran. Es lamentable que la comunidad internacional no lo vea asi. Tambien son culpables los propios haitianos, especialmente sus gobernantes. Haiti es un pais que lo han dejado como una hacienda abandonada o un pueblo fantasma.

MARCOS N.
MARCOS N.
2 meses hace

TENGO LA CERTEZA DE QUE AMBOS TIENEN UN PUESTO BIEN GANADO EN EL INFIERNO, POR FARSANTES E HIPOCRITAS.
!! AMEN !!

MARCOS N.
MARCOS N.
2 meses hace

JULIO MARTINEZ POZO, LA HISTORIA MAL CONTADA SIEMPRE TENDRA SUS RESPUESTAS ADECUADAS, PORQUE USTEDES, LOS BLASFEMADORES -EURY CABRAL Y TU -COMO EL BOCINAJE NO ESTA TAN PRODUCTIVO COMO ANTES, SE CONVIRTIERON EN » CRISTIANOS SECRETOS» DISFRUTANDO, SIN TRABAJAR, DE SUS FORTUNAS ADQUIRIDAS HABLANDO MENTIRAS Y CABILDEANDO PREBENDAS.

Luis De New YORK
Luis De New YORK
2 meses hace

Porque borran mi comentario, si no contiene palabra obscena. Si es verdad dicho comntario fue enviado anteriormente, y tambien borrado.

Luis De New YORK
Luis De New YORK
2 meses hace

Porque borran mi comentario, si no contiene palabra obscena.

Luis De New YORK
Luis De New YORK
2 meses hace

Sr.Pozo.La historia colonialista de la isla no empieza en 1777 con Aranjuz.dicha historia comienza en 1492,partiendo de esa fecha,mas de un siglo y medio la isla entera fue colonia española.Podemos decir,que antes que los franceses tomaran la parte de la isla hoy Haiti,los negros cimarrones habitaban en esa parte de la isla,cuyos negros habían sido esclavos llevado a la isla por los Españoles.Quien puede decir,que de esas necolonzas de culturas S

Luis De New YORK
Luis De New YORK
Responder a  Luis De New YORK
2 meses hace

africana tanto los que habitan en Haiti como los negros que habitamos en RD. no tenemos las misma raíces acentrales. Sr. Pozo. Para hablar de diferencia cultural en la isla de Santo Domingo, hay que hacer un estudio, que todavía no se ha hecho. Ej. en la música, en los rito a los seres del otro mundo, entre Haiti y RD. no hay diferencia. En Europa, tanto al dominicano como al haitiano, nos ven como un africano mas.

Hercules Pairot
Hercules Pairot
2 meses hace

Present and clear danger.
No way out.
Ese predicamento, tomó cuerpo desde las irresponsables Devastaciones de Osorio.
Empieza la marcha de muchos que miraron para otro lado,mientras el monstruo crecía,hacia el Muro de las Lamentaciones,version Quisquellana.