CIDH ve déficits en justicia de los EE.UU

imagen

Washington, 7 nov (EFE).- La CIDH advirtió hoy que persisten «serios déficits» en el acceso a representación legal de los migrantes indocumentados en Estados Unidos, e instó al Gobierno de Barack Obama a cancelar «de forma inmediata» sus planes para ampliar los centros de detención para niños y familias migrantes. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) reiteró su preocupación por la gestión que el Gobierno de Obama ha hecho de la crisis provocada por la llegada de más de 60.000 menores solos a la frontera sur este año, procedentes sobre todo de El Salvador, Guatemala y Honduras. «La CIDH urge a Estados Unidos a garantizar el acceso a representación legal para las personas migrantes y refugiadas, especialmente cuando se trata de niños y niñas», indicó el organismo continental en un comunicado. Uno de los siete miembros de la Comisión, Felipe González, aseguró que pudo comprobar la dificultad de acceso de muchos de los menores y familias centroamericanos a representación legal durante una visita a la frontera sur en octubre, y dijo que ese problema no se limita a la crisis de los últimos meses. «Éste es un problema arraigado en EEUU, la cuestión del acceso a la justicia. La Comisión la abordó respecto de los migrantes en EEUU en un informe temático, señalando los serios déficits en este sentido, y es especialmente grave cuando se trata de niños y niñas, cuya situación es de mayor precariedad», dijo González. La CIDH «va a seguir insistiendo en este sentido» porque hasta ahora no ha recibido «una respuesta específica» del Gobierno estadounidense a sus preocupaciones, añadió González durante una conferencia de prensa. La Comisión dedicó la semana pasada una audiencia pública a analizar la situación de los niños y familias que llegaron a Estados Unidos este año, y pidió al país cerrar los centros de detención para migrantes. No obstante, el coordinador del grupo de trabajo del Departamento de Estado de EEUU sobre los niños no acompañados, Timothy Zúñiga-Brown, dijo a los periodistas que la política del Gobierno es «seguir ampliando estas instalaciones» para migrantes y que esa acción «encaja con el derecho internacional». «La CIDH lamenta que Estados Unidos haya decidido ampliar sus instalaciones de detención para familias», indicó hoy la institución en un comunicado. Urgió a EEUU «a poner fin en forma inmediata a sus políticas de detención generalizada y a adoptar medidas para identificar a las personas que puedan calificar como refugiadas, o que debido a su condición de vulnerabilidad, puedan necesitar protección especial», como quienes huyen de la violencia en sus países. En 2009, EEUU cerró el único centro de detención para familias inmigrantes que existía hasta entonces, el antiguo presidio T. Don Hutto, en Texas, pero la oleada de los últimos meses provocó la decisión del Gobierno de Obama de volver a utilizar instalaciones de este tipo con el objetivo de disuadir nuevas llegadas. Actualmente, Estados Unidos tiene tres centros de detención de familias donde los migrantes permanecen mientras su proceso de deportación avanza en el sistema judicial, ubicados en Karnes City (Texas), Artesia (Nuevo México) y Leesport (Pensilvania). «La Comisión ya señaló anteriormente que era necesario cerrar ese tipo de establecimientos y así se hizo hace algunos años. La Comisión espera que lo mismo ocurra ahora, y que en este sentido el Gobierno esté abierto a lo planteado», indicó González. EFE

0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
0 Comments
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios