Califica como brutal ataques caseros contra inquilinos dominicanos

imagen

NUEVA YORK.- Ronnie Cabrera, especialista en litigios de viviendas, denunció que los desplazamientos de dominicanos desde el alto Manhattan hacia El Bronx y otras áreas ya sobrepasan las 50 mil familias en los últimos años.
Lo atribuye a los abusos de los dueños de apartamentos y se queja del silencio de los funcionarios de orígen dominicano que “no han hecho un solo pronunciamiento sobre el grave caso”.
Cabrera expresó: “los abusos de los Caseros contra indefensos inquilinos, que pudo haberse evitado desde hace años con un solo proyecto u enmienda emanado de uno de nuestros tres flamantes funcionarios dominicanos de Washington Heights, donde tenemos un Senador: Adriano Espaillat. Una Asamblaeísta: Gabriela Rosa, y un Concejal: Ydanis Rodríguez, ha convertido nuestro distrito en un verdadero infierno para sus moradores. Tanto así, que los desplazamientos de dominicanos hacia El Bronx y otras áreas ya sobrepasan las 50 mil familias dominicanas en los últimos años, sin que estos funcionarios hayan hecho un solo pronunciamiento sobre el grave caso”.
Agregó: “ahora las medidas abusivas y arbitrarias se concentran en los Senior Citizens, personas de la tercera edad, que llevan mayor tiempo ocupando los edificios de la muy codiciada área y que son mucho más susceptibles a caer en las trampas olímpicas a que a diario son sometidos. Por las buenas, reciben ofertas de dinero para que se muden y abandonen sus apartamentos voluntariamente, pero si no aceptan, recurren a la vía del chantaje y la extorsión como si las leyes para ellos no existiesen”.
Al referirse a las acciones de presión, manifestó: “desde el corte de agua caliente, que por obligación deben mantener, según las leyes de Viviendas del Estado de New York, la calefacción y otros servicios prioritarios, están logrando desesperar a inquilinos de edad avanzada a tener que abandonar sus hogares, para rentarlos hasta cuatro veces más del monto que originalmente sus ocupantes pagaban”.
Resaltó que: “en las áreas de la Universidad Judía Yeshiva, los dominicanos que quedan ya son pocos, pues fueron literalmente sacados a la fuerza por los dueños Judíos que han pasado a convertirlos en apartamentos habitacionales donde albergan sus estudiantes traídos desde Israel. Incluso, se han dado el lujo de dividir las calles y hacer miradores en las mismas y destruir las fachadas de los edificios para darle el toque característicos de las entradas de sinagogas. Solo hay que darse una vuelta desde la 182 hasta la 189 de la Avenida Amsterdam y verán de que les hablo”.
Añadió: “del área del Hospital Présbiteriano ni para que tocarlo. Ese vecindario ya no pertenece a los dominicanos. Hay griegos, Irlandeses, Judíos, Rumanos, Rusos y de todas partes y uno que dos o tres familias dominicanas que se resisten a ver lo que fue su vecindario. Sus funcionarios electos dejaron que se los quitaran de las manos. Los dominicanos, indiscutiblemente, fuimos desplazados. Ya no hay vuelta de hoja. Nos sacaron con engaños y con promesas de ser re-localizados en buenas áreas en El Bronx.
A muchos se les dió dinero cash y ofertas de apartamentos con mejoras, pero nada mas lejos de la realidad. Se les engañó vilmente y fueron llevados a lugares que ni gratis hubieran aceptado ir. Muchas familias desesperadas por el acoso tuvieron que irse, pues no encontraron apoyo en sus lideres, que ni los recibieron en sus oficinas, ni responden sus teléfonos. Y es que no podían traicionar los pre-acuerdos a los que habían llegado en campañas con los millonarios dueños de edificios que costearon las campañas de Espaillat y sus dos aúlicos, quienes se han mantenidos como él, en las sombras para que nadie les grite como desean hacerlo. Nos vendieron, nos traicionaron!”.
Cabrera (e-mail Ronniecabrera2004@yahoo.es) considera que “de ahí que el porcentaje de votos se mantiene en un increíble 4% y un 96% de abstención. Así, como se desarrolla una comunidad donde su concejal nos deja caer de un sólido tercer puesto, a un lejano 47 lugar en pobreza y desarrollo, una asambleísta que no ha hecho un solo proyecto en lo que lleva en el puesto y un senador que vive solo soñando con ser congresista y ha dejado cerrar todas las instituciones de su propio distrito, pues los fondo los ha desviado hacia Harlem tratando de restarles votos al Congresista Rangel? Así, como se progresa?”.

¡Comparte esta noticia!
  Suscribir  
Notificar a