Apostemos por un cambio

imagen
EL AUTOR es contador publico autorizado. Reside en Nueva York

20 años de gobiernos de Balaguer, 12 del PRD (Antonio Guzmán, Jorge Blanco e Hipólito Mejía), más los 20 años del PLD, (Leonel Fernández 12 años y Danilo Medina 8 más) y todavía los problemas fundamentales que impiden el desarrollo, como los déficits crónicos en el servicio de electricidad, del agua, los servicios sanitarios, de salud publica, educación de calidad, recogida y tratamiento de la basura, salarios bajísimos, delincuencia desenfrenada, etc. no se han resuelto.

Sumados los periodos de gobierno totalizan la friolera de 52 largos años afrontando los mismos problemas que nos martirizan, llenándonos de angustia y desesperación, mientras los políticos aprovechan el tiempo solo para satisfacer sus insaciables ambiciones personales e intereses partidarios.

De los que pretenden ser los candidatos a presentarse al certamen electoral de mayo del 2020, ninguno se ha planteado la resolución definitiva de esos asuntos que nos aquejan. Parecen obviarlos a propósito. Son temas que al parecer no les resultan tan importantes.

Y diría yo, que si no son capaces de enfrentar esos temas vitales para el desenvolvimiento normal de la vida diaria y el sano desarrollo, y que además no son tan difíciles de resorber, entonces para que se resuelvan problemas más difíciles, como por ejemplo la corrupción y la delincuencia común y de cuello blanco que en todos los ordenes nos mortifica y acogotan, las esperanzas puede ser que estén perdidas, lamentablemente.

Y es que a mi entender parece que sin importar quien logre ceñirse la banda presidencial en el 2020, quien sea, será más de lo mismo, de acuerdo a las perspectiva que nos muestran sus planteamientos y sus débiles plataformas hasta ahora dadas a conocer de su parte.

Ahora bien, a pesar del pesimismo que hoy prima entre gran parte de los dominicanos, para la escogencia del presidente de la República, sería conveniente que el pueblo dominicano tome la decisión de probar con algo fresco que no sea nadie que haya sido presidente; esos pasaron por el poder sin resolver los problemas fundamentales.

Mis opciones están con Luis Abinader, Ramfis Domínguez Trujillo, Gonzalo Castillo u otro candidato que no ponga en peligro el sistema democrático. Jamás Leonel Fernández ni Hipólito Mejía. Sí, algo novedoso, solo para ver lo qué son capaces de realizar que contribuya al verdadero desarrollo que nos lleve al siempre soñado nivel del primer mundo. A lo mejor se produce un milagro y empieza una nueva era.

Apostemos por un cambio, pero enmarcado en el sistema democrático representativo que hoy disfrutamos con todos sus defectos, el que solo hay que aplicar como se debe: Respetando sus instituciones y fortaleciendo el estado de derecho, que constituyen sus bases fundamentales.

Twitter.com/flandezjose

¡Comparte esta noticia!
0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
0 Comments
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios