Antonio Lockward: escritor de suave voz y compromiso vital

imagen
EL AUTOR es periodista. Reside en Santo Domingo.

Antonio Lockward Artiles se ha ido, pero es obvio que muchos jóvenes de hoy desconocen quién fue, qué escribió, cómo era, cómo vivió y cómo se comprometió con la lucha.

Se va doce libros suyos más tarde, que refieren la obra de un escritor que respetó su oficio y que entendía que el género fundamental de las letras era la poesía.

Este escritor, gestor cultural, profesor universitario de letras, militante y solidario, parte de este mundo, pero como cada creador literario que se va, en realidad permanecerá cada vez que un lector tome uno de sus libros y se ensimisme en los universos y figuras que podía crear.

Detentando un estilo limpio, en el cual cada palabra ocupa su justo lugar, imaginativo, provocador y comprometido con la vida misma, Antonio Lockward, permanecerá por su legado literario.

Antonio Lockward

Nunca fue mencionado, hasta donde se sabe, entre los candidatos para el Premio Nacional de Literatura, pero lo merecía por la consistencia de su obra y los aportes crítico-académicos a nuestra literatura.

Hombre de hablar pausado y sereno, de enorme capacidad de observación en derredor, detentador de una capacidad de análisis de la realidad social, poeta fino y exquisito, narrador imaginativo con una obra que debía ser conocida por las actuales generaciones, era un hombre de perfil bajo, sin buscar resaltar y centrado en su misión de creador literario.

Un temperamento aparentemente apacible y de voz queda, era volcánico e intenso ante las injusticias sociales y frente a los egos de los escritores de la superficialidad y la copia de los andares europeos.

Recuerdo, como ahora mismo, cuando me dijo con elegancia, para rechazar el comportamiento de un conocido escritor tras una acción incorrecta: “Fulano es un lerdo”, (“Persona que comprende con dificultad y lentitud lo que se le explica o enseña y no demuestra inteligencia (RAE, 2004), dicho todo en tono suave, elegante y firme. Hablaba de un poeta.

Era muy crítico respecto de la dinámica de los grupos literarios, lo que lo llevó a crear uno que no tenía incidencia pública y que se hizo operativo en bajo perfil, fomentando una creación literaria fuerte en sus formas e imágenes e identificada con la realidad vivida por sectores irredentos socialmente, negándose al panfletismo.

Su temperamento, alejado de la euforia expresiva del Caribe, le llevó a ingresar en 1955 en el Seminario para llegar a ser sacerdote y en el que estuvo cinco años, de estudio y alejamiento de los atractivos materiales, saliendo de ese universo cuando a Aída Cartagena, su gran amiga literaria y personal, y autora del prólogo de su primer libro, Hotel Cosmos. (1996), buque insignia como su expositivo literario. Lockward y Aida se unieron en una relación profesional lúdica en torno a la literatura.

Desde sus inicios en las letras, su carrera como profesor de letras y como director de Extensión Cultural de la UASD durante los doce años del gobierno del doctor Joaquín Balaguer.

Había nacido en Santo Domingo en 1943. Se graduó de Doctor en Derecho en 1967 en la Universidad Autónoma de Santo Domingo. Realizó estudios de su profesión en Francia e Israel.

Era un lector voraz y evitaba los conglomerados y reuniones de algarabía superficial y fiestera.

Lockward fue un hombre de izquierda. Participa en el Movimiento Estudiantil Universitario dentro del grupo FRAGUA, de la izquierda revolucionaria.

Fue dirigente estudiantil universitario y elegido secretario general de la Federación de Estudiantes Dominicanos en 1962.

Formó parte de los grupos de escritores “El Puño” y “La Isla”. Era de la Línea Roja del 14 de Junio.

¡Comparte esta noticia!
ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
1 Comment
Nuevos
Viejos Mas votados
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios
Luis De New York
Luis De New York
1 mes hace

Perdimos un gran campanero físicamente, pero nos dejo todo un mundo de ejemplo, para la educación de todas las generaciones. Siempre pensé que Lockward era militante del PSP.