Anécdotas políticas de aquí y de allá (6) 

imagen
EL AUTOR es abogado e historiador. Reside en Santo Domingo.

Sobre los restos de Cristóbal Colón 

A través del tiempo se han creado una y mil polémicas sobre el lugar donde están los restos del Almirante Cristóbal Colón. En ocasiones el asunto ha tenido aspectos anecdóticos de dimensiones históricas y políticas. 

Unos opinantes persisten en rechazar que sean de ese personaje las cenizas encontradas el 10 de septiembre  del 1877 en la Catedral Primada de América, ubicada en la ciudad de Santo Domingo. 

Dicen los que así piensan, usando divagaciones y sandeces, que los restos del primer Cristóbal Colón están en Sevilla, España.  

Hay muchas anécdotas, tal vez por haberse mantenido flotando durante siglos la polémica sobre ese tema. 

Algunos, con no poco ingenio y sí mucha picardía, han tratado de zanjar de manera anecdótica esa controversia sobre el destino de los residuos corporales de Colón, sin entrar en los detalles de aquello que hace más de 2,250 años resumió el filósofo griego Aristóteles al reflexionar sobre el ser humano con su materia y su alma. 

Dicen los bromistas aludidos que los restos que los turistas curiosean en Sevilla (si es que son tales) corresponden al Colón niño, y que el polvo que reposa en la República Dominicana es lo único que queda de la verdadera arquitectura ósea del almirante genovés Cristóbal Colón cuando murió en la ciudad española de Valladolid, el 20 de mayo de 1506, a los 54 años de edad.  

Un informe farragoso preparado por el historiador y jurista Manuel Colmeiro Penido, publicado en el 1879, a petición de la Real Academia de la Historia de España, compendia el prejuicio de ciertos sectores de ese país al señalar, sin ninguna prueba mínimamente aceptable, que lo divulgado en el siglo 19 desde la República Dominicana sobre los dichos despojos mortales colombinos no es más que “una maraña” y añade con tinta venenosa que eso es “un fraude piadoso.” 

Esas conclusiones amañadas del señor Colmeiro fueron avaladas por el Reino de España, abriendo así un conflicto con la República Dominicana que aún se mantiene sin señales de cerrarse.  

Contrario a lo anterior, muchos de  los que han estudiado bien el tema sostienen que dichas cenizas están en la República Dominicana, siendo esa versión la que con más probabilidad encaja con la verdad de los hechos, pues se sustenta en pruebas documentales de raigambre histórica.

Los historiadores de la región de Liguria, en el noroeste de Italia, tierra natal de Colón, así como diversas academias de Historia, como las de Washington y New Jersey, dan por válido que es aquí que está lo que queda del cuerpo del cartógrafo y navegante que fue gobernador general de las Indias Occidentales. 

Su hijo Diego Colón, en su testamento redactado el 23 de septiembre de 1523, consignó lo siguiente: “La segunda traslación de las cenizas del Descubridor tuvo por objeto dar a sus mortales despojos sepultura perpetua en la Isla Española y ciudad de Santo Domingo. Tal fue su voluntad y así lo encargó.” 

En los infolios amarillos del Monasterio sevillano de Santa María de las Cuevas hay (tal y como publicó hace más de cien años el eminente dominicano Alejandro Llenas) una nota que dice así: 

“En este año 1536 los restos de Don Cristóbal Colón fueron entregados para ser llevados a la isla de Santo Domingo.”  

Es pertinente señalar que el 5 de noviembre del 1683, en un texto del Sínodo Diocesano del Arzobispado de Santo Domingo, el Arzobispo y teólogo fray Domingo Fernández Navarrete afirmó que los huesos del llamado descubridor de América “yacen en una caja de plomo en el presbiterio al lado de la peana del Altar Mayor de nuestra Catedral.” 

Hay que agregar que desde el 1992 esa reliquia está en el mastodóntico monumento Faro a Colón, situado al este de la desembocadura del río Ozama en el mar Caribe. 

jpm-am

¡Comparte esta noticia!
ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
1 Comment
Nuevos
Viejos Mas votados
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios
Cuco
Cuco
2 meses hace

ADN please.Existen descendientes identificados del Almirante,esa polémica,es fácil de resolver.
Hay laboratorios con tecnología de punta,con suficiente capacidad de resolver esas discrepancias