Al doctor Vincho Castillo, con cariño ….

El
doctor Marino Vinicio Castillo Rodríguez (Vincho) es uno de los hombres
públicos más inteligentes, integro, patriota y profesional que públicamente he
conocido después que llegué a la edad de
la razón.

El
doctor Vincho Castillo es una de las personalidades políticas que durante su dilatado ejercicio en la
política dominicana, desde Trujillo hasta Balaguer, y posteriormente con el
profesor Juan Bosch y el Partido de la Liberación Dominicana, no ha necesitado
nunca influencia ni energía de nadie
para brillar.

Este
hombre , pequeño de estatura pero gigante
en su posición, al que que muchos sectores, fundamentalmente políticos, le
atribuyen tener un pensamiento
ideológicamente atrasado, conservador
y cavernario, siempre ha estado de frente defendiendo sin caretas posiciones más de avanzada, arriesgadas y patrióticas que otros que se
definen como “campeones” del patriotismo y la democracia.

El
doctor Castillo, verdaderamente fogoso, apasionado con lo cree e intransigente con sus posiciones, ha estado presente en episodios delicados y pesados de la historia contemporánea nuestra,
mientras otros veían hacia el lado opuesto o nunca miraron.

Ese
Vincho Castillo, al que sus detractores definen como un “Monstro “, y que según ellos se ha colocado al lado de
las peores causas, fue señores quien
conspiró contra el madrugonazo de septiembre
de 1963, actividad que lo condujo a la clandestinidad por mucho tiempo.
Y, como consecuencia de los anterior, participó, como se dice ahora, en la
concientización de sectores militares que produjeron aquel 24 de abril
inolvidable.

Otra
muestra de independencia y carácter del
doctor Castillo y de su poco apego a cargos públicos lo fue aquella renuncia
histórica que le hiciera al presidente Joaquín Balaguer, en septiembre del año 1973, de la Comisión de Recuperación de Tierras del
Estado.

Asimismo, el doctor Castillo en el ámbito profesional
es una de las expresiones más excitantes
y acabadas del manejo del derecho penal
de la República Dominicana junto
a los doctores Ramón Pina Toribio y Sánchez Marcelo, entre otros.

Ya
en el último tramo de su vida política el doctor Castillo fue uno de los
ideólogos de lo que conocimos después
como “Frente Patriótico”, que hizo posible, por el peso de su prestigio, credibilidad personal y política,
una alianza entre los dos líderes
fundamentales del Siglo XX que llevaría entonces por primera vez al Partido de
la Liberación Dominicana (PLD) a la
conducción del Estado en 1996.

De
manera, pues, que la trayectoria del
doctor Catillo, está ahí. Creo que los peledeístas, desde el más alto hasta el
más humilde, conocen, por demás, del
aprecio que le confería don Juan Bosch al presidente de la Fuerza Nacional
Progresista.

Visto
eso, es
necesario sugerir entonces que las diferencias que se han suscitado
entre el actual gobierno del presidente
Danilo Medina y el doctor Marino Vinicio Castillo y sus hijos, por el tema
migratorio y el reglamento, sean vistas por los que tienen la autoridad en
el gobierno y en el partido, con pie de plomo y cabeza fría. ¿Por
qué digo esto?. Bueno señores,
simplemente porque observando el panorama político actual, el cual está
colmado de tantas confusiones y sombras, y visualizando el futuro político y electoral de la nación dominicana, es más lo que puede brindarle el doctor
Vincho Castillo al Gobierno y al país,
que lo que pudieran aportar sus
detractores y enemigos de siempre.

Quiero
antes de terminar estas reflexiones dejar claro que no he tenido el placer de
conocer personalmente al doctor Marino Vinicio Castillo Rodríguez, Pero es de
justicia puntualizar algunas cosas, para los que creen que la verdad es de un
sólo color y no que contiene matices .

ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
0 Comments
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios