Airbus cierra la era de los aviones gigantes con el fin del A380

imagen

GOLFO PERSICO.- Bloomberg– Airbus SE decidió dejar de fabricar el avión de dos pisos A380 tras una docena de años de servicio, con lo cual entierra un prestigioso proyecto que conquistó a pasajeros y políticos pero nunca contó con el apoyo general de las aerolíneas, que preferían aviones más pequeños y con un uso más eficiente del combustible.

La producción del avión jumbo terminará en 2021, luego de que el principal cliente del A380, Emirates, y algunos compradores restantes reciban sus últimos pedidos.

La operadora del Golfo Pérsico reducirá su pedido actual de A380 de 53 a 14 unidades, afirmó Airbus en un comunicado este jueves. Por su parte, Emirates dijo que compraría 70 aviones más pequeños de fuselaje ancho A330neo y A350, tasados a US$21.400 millones antes de los descuentos tradicionales.

“El anuncio de hoy nos duele y les duele a las comunidades del A380 en todo el mundo”, dijo el máximo ejecutivo de Airbus, Tom Enders, en un comunicado. Airbus afirmó que hasta 3.500 empleos son afectados por la decisión.

Dificultades

Aunque el A380 llevaba años luchando por igualar su popularidad y su cantidad de pedidos, la drástica medida de cancelar directamente su producción es un punto de inflexión para la aviación civil. El A380 siempre fue más que un avión, si bien uno muy grande. Era, más bien, la manifestación del impulso colaborativo y de las ambiciones industriales de Europa. Para Airbus, el avión buscaba crear un fuerte contrapeso a Boeing Co., con la promesa de espacio y lujo sin parangón para aeropuertos y cielos cada vez más congestionados.

Pero desde el comienzo, el avión comercial de pasajeros más grande del mundo, con capacidad para más de 800 pasajeros, tuvo dificultades técnicas y comerciales. El vuelo inaugural del A380 se retrasó mucho por problemas en el cableado provocados por fallas de comunicación entre sus equipos de diseño. Cuando por fin el avión emprendió su primer vuelo comercial, a fines de 2007, la crisis financiera que paralizaría los vuelos globales ya se veía en el horizonte. Algunos clientes dudaron de que ese avión gigante fuera la opción correcta para épocas más escasas, y comenzaron a acumularse las cancelaciones.

Dubái se transformó en el principal patrocinador del A380; Emirates ordenó más de 160 unidades en total, mucho más que cualquier otra aerolínea. Irónicamente, sin embargo, Emirates también aceleró la decadencia y la caída del A380. Como Airbus dependía cada vez más de un solo cliente para su principal producto, Emirates podía decidir el destino del programa pidiendo o cancelando más A380. Cuando la aerolínea decidió repensar su pedido más reciente de 20 unidades, a Airbus no le quedó otra que cancelar la producción, debido a la falta de otros compradores.

Como resultado de esa decisión, no tenemos un gran número de pedidos de A380 por entregar y, por ende, ningún motivo para sostener la producción pese a todos nuestros intentos de venderlo a las demás aerolíneas estos últimos años”, dijo Enders.

of-am

¡Comparte esta noticia!


UNETE A LA CONVERSACION

0 Comentarios
Publicar Comentario


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *