Adiós, abril

imagen
EL AUTOR es periodista. Reside en Santo Domingo.

El abril fratricida que conmemoramos todos los años, evocando  heridas abiertas, está lleno de lecciones que no terminamos de asimilar porque el hecho histórico se analiza con pasiones que alejan la objetividad.

En 1962, de las primeras elecciones democráticas convocadas en el país tras la desaparición de la tiranía trujillista, surgió un gobierno progresista sin apoyo de las principales fuerzas de izquierda que llamaron al abstencionismo, lo que dejó el sustento electoral con el que Juan Bosch ganó ampliamente las elecciones en el electorado conservador, que ante la ausencia de su líder real, que no pudo figurar entre las opciones presidenciales, se decantó contra el doctor Viriato Fiallo y la Unión  Cívica.

El presidente elegido trajo un programa de reformas institucionales que puso a caminar sólo con el peso de sus intenciones, sin ninguna suerte de pactos con poderes fácticos como las iglesias, los militares y el empresariado,  con quienes se sumergió de manera temprana en abierta confrontación.

Para ahondar aún  más la orfandad política dispuso el  cese de la actividad de su propio partido y que los locales fueran usados para alfabetización. La suma de conflictos y debilidad política desenlazó en un golpe de estado asumido por la mayoría de la población con indiferencia.

Dos años  después regido el país por un triunvirato apretó la crisis económica y social, y el descontento se tradujo en una conspiración militar articulada por el denominado grupo de San Cristóbal que tenía el propósito de propiciar un retorno de Joaquín Balaguer al poder, pero el plan fue detectado y el grupo fue exiliado, pero la conjura continuó tomando otro matiz porque entonces empezaron a protagonizarla quienes preferían un restablecimiento de la constitucionalidad interrumpida en 1963, por lo tanto el regreso de Bosch.

Se desató la confrontación armada entre los militares que procuraban un cambio y los que respaldaban el régimen que sustituyó a Bosch, complicándose porque el ente ante el que los constitucionalistas acudieron a procurar mediación para el pacto de una salida honorable al conflicto, que fue ante la embajada americana, se burló de ellos y los insultó, conminándolos a una rendición humillante, que desde luego, no aceptaron.

La confrontación se radicalizó y lo que bien Estados Unidos pudo haber resuelto con una inteligente mediación de su embajador William Tapley Bennett, le salió mucho más  costoso y sangriento apelando a su medida extrema de política  exterior: una invasión militar, que para la soberanía dominicana era la segunda agresión producida en un mismo siglo.

Poco tiempo después se percataron de su grave error y se marcharon del país comprendiendo que los dominicanos estaban en capacidad de labrar su propio destino, y que conservando una relación de acompañamiento, respaldo comercial , académico y cultural, cosechaban mejores resultados que con su imposición de fuerza.

El país  volvió a la democracia en 1966 y sobre la cultura acumulada, se ha ido fortaleciendo y consolidando durante 55 años.

Una de las grandes enseñanzas es que la gobernabilidad no se alimenta sólo de intenciones, ellas sin la capacidad de pactarlas y hacerlas avanzar en función de lo que cada coyuntura permita, no son otra cosa que el empedramiento del camino del fracaso.

La pregunta apropiada no es la de todo lo que nos falta, sino es qué tenemos capacidad de resolver sin generar otros problemas y avivar confrontaciones.

La política no es otra cosa que una idea clara de qué se puede  hacer en cada momento.

JPM

ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
6 Comments
Nuevos
Viejos Mas votados
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios
Un observador
Un observador
1 mes hace

Señor Julio, la intervención no fue ninguna agresión, sino una ayuda necesaria para pacificar el país, y además evitar que cayera en una dictadura comunista que nos aniquilara como nación. Los norteamericanos se fueron luego que dejaron el país pacificado, con un presidente electo por el pueblo. Ellos no cometieron ningún error, y se retiraron luego de lograr su cometido.

julio26
julio26
1 mes hace

señores todo aquel que nos desorejaren y actúen fueras del marco constitucional y jurídicos y nos mientas no es ético ni responsables ademas sin credibilidad publica que a mi no me convence ni les creo nada aunque venga disfrazados y hagas todo los que desee y nadies los puedas detener ni tocar aunque viole todo ojala que su conciencias este atormentadas porque sabes los que hace imperdonables ya lo saben

julio26
julio26
1 mes hace

y por ultimo si ya entro en vigencia el codigo penal y el codigo de ética en la administracion publica y ya existe una nueva camara de cuenta porque el presidente de la misma no exige que se respete el orden constitucional de la independencias de todos los poderes del estado y cada institucion autónomas mas emblemáticas como el congreso, la JCE, superior administrativos electoral, el constitucional, y un organo extra poder la camara de cuenta

julio26
julio26
1 mes hace

no se puede confundir a la sociedad ni al pueblo con un concepto conservados de visión conceptual de la situacion deprimente y que empeora cada días y nos las quieren tapar justificando la entregas del nuestros patrimonios publicos mas emblemáticos en los tres reglones, medio ambiente mas sano, las ventas del oro de la barrigold de cotui pueblo viejo que no se saben sus beneficios, ni se rinden cuentas por partes de estado la deuda externa real

julio26
julio26
1 mes hace

la politica es la forma ética y moral como se ejerce y se maneja los seres humanos y se respetan a los demás sus ideas y pensamiento y la libertad única y exclusiva de cada ser humanos al al venir a la vida y al nacer libre y con derechos ilanielables fundamentales a la salud, alimentacion, educacion, paz y respeto considerado digno, y honorables que exige respetar la constitucion a los lideres politicos y las ley que sustentan el orden publico

Luis de New York
Luis de New York
1 mes hace

Sr. pozo.La conspiración del grupo de militares de San Cristobal,estaba llamada al fracaso,dicha conspiración,no contaba con apoyo popular. Fue tanto así,que al principio del levantamiento, los balagueristas trataron de levantar la consigna por el regreso de Balaguer, y dicha consigna fue ahogada por la consigna, juan bo juan bo juan bo. Después del golpe de estado,todos los partidos y grupos,empezaron a conspirar,principalmente MPD, 1J4, y PRD.